Un pistolero llegó a la ciudad…

…Y tiene el gatillo fácil, que lo sepáis.

Hace unas semanas, la maravillosísima profe del guaje nos comentó  que ya hacía pis en el orinal y que teníamos que animarnos también en casa. La verdad es que nos pilló por sorpresa, y no por extraordinario sino porque, como buenos padres primerizos, somos unos niputaideístas de tomo y lomo: El guaje ya pasaba del año y medio, así que no era ningún superdotado en control de esfínteres ni mucho menos.

mamanatas: ay, pobre, si es que es muy pequeñín todavía… [modo yopormihijomato ON]

Había que meterse en harina… teníamos el orinal de mickey mouse que había llegado de Gijón con todo el cariño de los abuelos y solo había que intentarlo. Como suele ocurrir, el guaje lo puso facilísimo. Este niño es así: duerme bien, come bien, mea bien,  no le duelen demasiado los dientes… ¿¡Cómo coño se puede mantener un blog aspirante a divertido de esta forma!?

Al peque le entusiasma el momento orinal. Si está aburrido, dice “mamáaaa/papáaaaa, piiih” y allí que nos vamos en comandita. Tiene todo un protocolo, no os creáis: él se baja los pantalones, tú le desabrochas el body, él se quita el pañal, te agarra una mano para sentarse con cuidado… ¡y te pide un libro! No sé a quién ha salido, como casi nunca, pero es un fanático de la lectura en el trono. Si no hay cuento, no hay pis, y mucho menos muñequito de barro (hasta ahí podríamos llegar).

Nunca he entendido el gusto por la lectura en el WC, pero es una costumbre masiva. Para muchos, esta imagen representa el paraíso...

Él se lo toma con calma. Yo creo que lo que más le gusta es tener un ratín tranquilo con sus cuentos y la cola al aire y un papá que lo mire con expectación… termina un cuento y yo pregunto “¿ya? ¿hiciste pis?“. Un escueto “no” sin darse nada de importancia y una nueva petición de libro es toda su respuesta. Terminados dos o tres cuentos y gran parte de mi paciencia él dice “bebéeee” señalando una revista de peques… otros 5 minutos de lectura apasionada. No lo he comentado antes, pero el bidet en casa tiene más ejemplares de literatura infantil a estas alturas que la biblioteca del barrio.

Llega un momento en el que yo ya no puedo más y le intento convencer de que hay que levantarse. Protestando un poco me ofrece las manos para ayudarlo a levantarse y sin estar del todo de pie ya se gira a ver su obra de arte. Ahí pueden ocurrir varias cosas:

  • Orinal impoluto: algo de cara de desilusión en el guaje, sensación de pérdida de tiempo en el papá y palabras de ánimo y consuelo. ¡No pasa nadaaaa! ¡Ya verás qué bien la próximaaaaa!
  • Dos gotas de pis: Ilusión contenida paternal, emoción por parte del guaje ante la misión cumplida (el pobre se lo toma en serio) y nueva actuación estelar grupal consistente en echar las dos gotas por el WC y tirar innecesariamente de la cadena entre aplausos infantiles.

mamanatas: A veces veo… ecologistas (y tengo miedo).

  • El Orinoco: Lo intuyes cuando ves que el pañal está seco. Y a pesar de que las veces se cuentan por decenas a estas alturas, no deja de sorprenderte el tamaño que debe tener esa vejiga. PIIIIHHH, PIIIIHHH, dice el cachondo mientras da saltos y aplaude. Qué entusiasmo ante las pequeñas alegrías de la vida. Ser bebé tiene que ser genial; qué pena que no nos acordemos de mayores.
  • El Orinoco con canoa: Sin palabras me quedo… es ver que empieza a guiñar el ojo y me echo a temblar, porque él lo suelta rápido, pero el ritual lector no se acorta. “Peque, venga, que ya acabaste“, imploro. Él “mah, mah“… y ahí me tiene sus 10 buenos minutos releyendo el chupete del ratón nicolasete, los animales en la granja y el último número de la revista de turno. Cuando mi pituitaria no puede resistir más suelo terminar de convencerlo para levantarse y quien no sea padre no podrá imaginar la ilusión con la que el guaje se ha cagado literalmente en Mickey. Alborozo, jolgorio, bailes… ¡Con qué emoción recibimos los padres esos primeros mojones!

mamanatas: Todavía recuerdo un día, no muy lejano, mientras yo planchaba y el padre estaba con el guaje en ese momento mojón, que cada 30 segundos venía a quejarse diciendo una frase de estas: “pero a este niño qué le pasa, está recreándose en el olor, no lo entiendo, cuánto tiempo va a estar así, no aguanto más, me dan arcadas, vas a tener que venir tú”. Y yo sin decir ni mú, mirándole con cara de circunstancia, y descojonándome cuando no me veía, jijiiji.

La clave dicen que está en que el niño vea que utilizar el orinal es guay y que así va asociándolo y aprendiendo a contener sus ganas. La verdad es que tanto baile está funcionando muy bien y está mejorando muchísimo últimamente, aunque nos ha hecho pasar algún rato inesperadamente divertido como estar en el patio hablando amigablemente con un vecino de la última avería del ascensor, sentir un tirón de la manga y de repente ver a un mico de 82 centímetros a tu lado poniéndote los ojitos del gato de Shreck, diciéndote “papá, piih” y con los pantalones por las rodillas. Esto ha ocurrido también en el supermercado, en la farmacia y en la catedral de Zamora. El guaje nos ha salido exhibicionista y sacrílego!

Ay, mamina... ya lo estoy viendo de adolescente haciendo el Jesus YMCA...

Sin embargo, la mejor situación ocurrió en casa hace unos días: mamanatas estudiaba mientras yo le daba la comida al peque. Termina de comer, le digo que si quiere hacer pis, dice que no y, tras un beso a mamá, lo echo en su cuna. Él es muy disciplinado con lo del sueño y se suele quedar tan tranquilo allí, se duerma inmediatamente o no. A veces tenemos que entrar en un par de ocasiones porque notamos que está jugueteando con la persiana o los barrotes de la cuna, pero más pronto que tarde, se desploma en los brazos de Morfeo.

Aquel día, mientras preparábamos nuestra comida sentimos algo de ruido, pero fue solo por unos segundos. No le dimos mayor importancia y nos pusimos a comer tranquilamente. De vez en cuando sentíamos algo en el intercomunicador, pero era tan leve que lo achacábamos a sueño inquieto, vueltas en la cuna o algo de ese estilo. Los ruiditos eran cada vez más frecuentes al terminar el postre, así que concluimos que el niño ya estaba despierto (o que nunca se llegó a dormir del todo) y que había que levantarlo. Abrimos la puerta sigilosamente ¿y qué nos encontramos?

Persiana subida hasta arriba, forro del cambiador (elástico como una sábana bajera) suelto en tres de sus cuatro esquinas, el intercomunicador (que estaba sobre ese forro) en manos del guaje que jugaba con los botoncitos como si de una Nintendo se tratara y el guaje… el guaje estaba sin los pantalones del pijama y sin el pañal y al vernos empezó a dar saltos de alegría diciendo PIIIIHHHH PIIIIHHHHH. No lo pedía en esta ocasión, porque ya se había encargado de marcar el territorio por toda la cuna, maderas, telas y mantas incluídas.

No sabíamos si descojonarnos de la risa o comérnoslo, así que hicimos las dos cosas. Lo mejor es que pese a todo, lo pusimos en el orinal y muy diligentemente nos soltó una canoa sin orinoco de por medio, así que podemos darnos por contentos!!!!

Anuncios

Etiquetas: , ,

About paparracho

paparrachoymamanatas.wordpress.com

39 responses to “Un pistolero llegó a la ciudad…”

  1. María Paradela (@mariapagar) says :

    Es genial!! A ver mi pitufo cuándo empieza, porque de momento “casa orinal no, orinal cole”….

    • paparracho says :

      Pues por lo que veo, habla y razona muchísimo mejor que el nuestro… en dos días lo tienes leyendo el Quijote en el trono! 🙂

  2. Yaneth says :

    Dentro de poco nos tocará a nosotros, y al peque sobretodo, pasar por la experiencia. A ver si nos sale como el guaje y sale todo la mar de natural. Hasta ahora nos ha dado una de cal y otra de arena jajaja. Suerte la de ustedes!. Un fuerte abrazo!

    • paparracho says :

      Bueno, el nuestro aún no tiene fiabilidad 100%, eh? Pero afición a sentarse y pasar rato allí, como un profesional!

  3. pardinasisabel says :

    Mamones, no se puede tener tanta suerte!! Exijo que cerréis esta página ya!!!!!!!!! jajajaja. ME ha encantado la clasificacion orinocoril, jajaja…me quedo con la frase “hay que ver qué ilusión nos hace a los padres esos primeros mojones”…muero!

    Postulo a la candidatura de Quién quiere casarse con el guaje como pretendienta oficial!!

    • paparracho says :

      Quién quiere casarse con el guaje… qué buena idea. Me lo guardo!!! 😛

      Te adelanto que tenéis posibilidades. Os vi de buena familia el día del evento madresférico… eso sí, ¿la nena está tan chiflada como tú? 😀

  4. Y entonces llegó el caos says :

    Nosotros también estamos en ese punto. A mí lo que me pone de los nervios (y a la vez me hace reir todos los días) es esa manía que les entra por ver sus “creaciones”: – A ver mamá, a ver….
    Si no la ve no se queda tranquilo….
    A nosotros nos funciona guay el tema pegatinas… por cada “creación” (o canoa por el Orinoco), pegatina que pone en el orinal…
    🙂

    • paparracho says :

      Son tremendos, sí… el arte escatológico les entusiasma. Has abierto un melón muy interesante con las pegatinas. En breve escribiremos algo sobre estas cosas 😉

    • migremlinnomecome says :

      Bah! Pegatinas… el niño guaje no las necesita… en todo caso el guaje les dará pegatinas a sus padres como premio por dejarle usar el orinal. Ya le llevaré unas poquitas del rollo industrial que compré… 🙂

  5. vaninasblog says :

    Pues tenedor tiene ya dos años y 4 meses, y estamos en la fase de ver si le convencemos de que tiene que ir al váter, le hemos comprado un adaptador y le encanta sentarse, te dice: “mamá vamos a hace pipi”, se coloca él solo el asiento, y luego dice:” no sale”, a veces hay suerte y dice: “sale, mamá”, y se siente feliz y orgulloso, pero la mayoría de los casos el pañal es su WC favorito…paciencia, y suerte que veo que vais por el buen camino!!!

  6. Madre de un bebote says :

    jajajajajaa qué bueno…..y el otro post que enlazáis también buenísimo, no lo había leído…..me parto con el YMCA….qué foto más atómica…..
    el guaje es una criaturita comestible…..ya le conoceré el 15 no?…….
    cocoliso trinca el adaptador lo encaja en el water con un golpe de precisión…no sin antes hacer como que se lo va a colocar en el cuello mientras se ríe y dice Ana Ana (que es como se llama mi madre) …..vacilando desde bebote…..

    • paparracho says :

      Por supuesto que el 15 lo conocerás, con las ganas que tenemos de ese encuentro intergaláctico! ¿Vendréis solo con cololiso o habrá megareunión familiar?

      Me parto imaginándomelo amagando con usarlo de collar, jajaja!

      • Madre de un bebote says :

        Iré yo sola con cocoliso, como ese fin de semana vienen a casa los hijos de mi chico pues yo me escapo con cocoliso…..jeza bel también viene…….y mamá de parrulin no ha pillado entrada pero que se junta a las cañas…..

  7. Claripondia says :

    jajajajaj! Me declaro fan incondicional vuestro!

  8. ladymajan says :

    Es que al guaje se le da bien todo,orinal,batería, y encima aprobará el color rojo!!!
    Nosotros estamos mentalizándono para empezar…empezaremos por comprar un orinal…menos mal que lo de los libros lo tiene más que rodado,ahora nos tenemos que sentar los dos a leer antes de irse a la cama!! Me encanta 😉

    • paparracho says :

      Es genial cuando los ves hacer cosas de mayores… lo malo del nuestro con los libros es que tenemos que asegurarnos de que están impecables. Como vea la típica esquinita con el papel medio levantado empieza a tirar y tirar hasta que lo rompe. No puede evitarlo! Lo peor es que luego te mira como diciéndote: papá, mira lo que pasó. Arréglamelo!

  9. Nerea says :

    Jajaa que bueno, me ha encantado, nosotroas tb hemos empezado en esa fase, en el cole es bastante más efectivo que en casa, además ahora de vez en cuando dice que quiere pipi como “aita” y tiemblo porque claro el control de la mini-picha es infimo, pero bueno yo creo que el monillo lo del orinal de casa es más que nada por darle al botoncito con música y tirar luego de la cisterna.Eso si el día que hay regalito corriendo hay que hacer skype para enseñarlos a los abuelos y claro el olor que se queda por toda la casa es purificante, teniendo en cuenta que el ADSL de mis padres va a pedales y el momento internautico tarda lo suyo….

    • paparracho says :

      Orinal con música y cisterna? Hostia, QUÉ NIVELAZO!

      Eso sí, lo de mandar las cacas por skype ya lo supera todo… me quito el sombrero! JAJAJAJAJA

      • Nerea says :

        es que tenía tal acojone a que no quisiera quitarse los pañales que me busqué el orinal más estrafalario del mercado para que le camelara, tiene hasta su papel de vater propio jijiji soy una babyvictim!

  10. Rebe says :

    Y qué pensará el guaje cuando de mayor vea este aireo de su vida íntima? Jeje, si sigue con la vena exhibicionista estará encantado, pero si no… colará el argumento de “todo por unas carcajadas de la afición”? Las mías las habéis sacado desde la frase 2 😉 Simplemente genial

    • paparracho says :

      Bueno, mujer, que tampoco aireamos tanto… nada que no hagamos todos con frecuencia! 😛

      Con lo marranete que es, seguro que le hace gracia. Gracias, Rebe!

  11. migremlinnomecome says :

    Pues nada nada… vosotros seguid así. A este paso el chaval antes de los dos años se hará la cama solito. Sólo le falta llevaros el desayuno a la cama… ¡ah, no! Perdona, que los fines de semana el repelente niño guaje se despierta a las doce y acabamos en el parque a las dos de la tarde o llegamos tarde a los conciertos (pa que luego digas que te leo en diagonal, lo que me escuece lo leo de pe a pa y me crea impronta en el alma).
    Bueno, que me he encendido un poco… no quería llamar a vuestro niño repelente, porque no lo es (los repelentes no saben tocar la batería) ¡los repelentes son sus padres!
    Besitos!

    • paparracho says :

      Nosotros repelentes? Si somos bellísimas personas! Y el guaje llevo tiempo diciéndolo, pero no me queréis creer: está desarrollando un lado oscuro que saca a pasear de vez en cuando que…

      Yo para niño tranquilo y buenote, ya conocí al gremlin… así que aunque lo vistas de lagarterana, buenazo se queda! 😉

  12. {loulou ♥ cía} says :

    jajaja, me parto con vuestro nenu!!! pero qué edad tiene?? que el loulou esta en los 18 meses, y le veo yo poca pinta de sentarse en el trono !!! como mucho, avisa de que tiene el pagnal sucio, pero siempre despues de, nunca antes…. bueno, pues paciencia y a seguir marcando territorios y mostrando culetes hasta que aquello se controle debidamente

    besos familia!

    • paparracho says :

      El nuestro tiene 21. No te sorprenda mucho, que de los 18 a los 21 ha pegado un cambio… Ya verás, ya! A este ritmo lo veo haciendo integrales triples con 3 años. 😛

  13. papaLobo says :

    Jajaja, muy bueno el Orinoco flow (sólo falta que le pongáis la música a juego, jajaja) Pues a mi me da que lo tenéis preparado de sobra para ir desenfundao por la vida!!!
    Ánimo y un saludo

    • paparracho says :

      Por el día hay algunas veces que ya está seco, pero todavía está verde, ya te lo digo yo. Por la noche preveo que va a ser complicado, porque se pega unos lingotazos de agua hacia la media noche (casi siempre despierta unos minutos a esa hora con sed) que asustan. Con esa costumbre va a costar!

  14. Noe says :

    Argh, cómo se nota que he vuelto al curro… No me he enterado hasta ahora de la publicación!!! Qué vida esta la de madre trabajadora.

    Mi niño, qué rico es. Cómo no se va a emocionar cuando mea en el orinal? Llevar el pis durante todo el día encima y que tu padre se entere cuando has calado en el pantalón tiene que escocer muchísimo. El pobre está pensando que queda poco para terminar con la agonía :PPPP

  15. carmela says :

    Jajaja,me parto,sois la leche,hoy tenia un dia un poco bajo,pero con les coses del guaje no puedo ,es la caña,
    Me parto solo de imaginarlo,teneis un guaje maravilloso

  16. La niña sin nombre says :

    Me habéis alegrado la tarde jejeje. Enhorabuena!!! 😉

  17. paparracho says :

    Muchísimas gracias, NSN y felicidades por tus premios! 🙂

  18. vegamidulcedechocolate says :

    Vosotros tenéis un santo, no un bebé….pero qué habéis hecho? cómo habéis conseguido que se alineen todos los astros?

    Momento mojón es pa´morirse…….deseando que llegue el día que Vega plante un pino en su orinal….sólo por ver la cara de mi chico que le dan arcadas cada vez que se hace caca, ahora…huahuahuahuaaaaa (risa
    maligna)

    Y, como os ha dicho MdB, el 15 nos vemos!!!!!

    Besos

    • paparracho says :

      Bueno, bueno… desde hace un mes para aquí está sacando un genio que mete miedo… no cantemos victoria! 🙂

      Tenemos muchíiisimas ganas de lo del 15. Let’s rock!

Comenta lo que te apetezca!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: