Yo antes tenía un blog

¿Os acordais cuando tenía un blog que se llamaba paparracho y mamanatas y unas veces escribía yo y otras mamanatas y otras entre los dos? Ay, qué tiempos aquellos… cómo lo disfrutaba.

¿Y por qué ahora aparecemos menos por aquí que Rouco Varela en las manifestaciones contra los recortes? Vosotros, sufridos y pacientes lectores, os merecéis una explicación: mamanatas acabó su baja maternal y encontró un trabajo. Sí, amigos míos, en esta época en la que es más difícil encontrar un trabajo que conocer un adolescente sin smartphone, esta mujer mía ha conseguido uno… y de los buenos.

Y vosotros os preguntaréis… ¿y qué más da que mamanatas tenga trabajo? estará más liada, pero total, el blog prácticamente lo llevabas tú (qué bien nos conocéis ya)… pero todo tiene su razón de ser y yo os lo voy a contar:

Ay, el día en que recibimos la noticia… alborozo, bailes, abrazos y algún que otro GT. Todo era fantástico. No pensábamos en los daños colaterales. Daños que, básica y prácticamente, han recaído en mí. Yo tenía mi vida muy bien organizada durante esta baja maternal. Mamanatas se recuperó magníficamente del parto del neñu y se encargaba de la mayoría de las cosas de la casa. Yo seguía siendo el dueño y señor de la cocina, pero la verdad es que me sobraba tiempo para todo.

Al empezar a trabajar ella, me encontré con la dura realidad: resulta que entra a las 8, yo a las 9… y tenemos dos niños. Ahora su tarea matinal consiste en dejarme elegidas las ropas de los niños y la merienda del mayor. Luego se va, mientras yo entro en la ducha (7:00). A partir de ahí empieza mi pesadilla diaria: salgo, me visto y desayuno en plan express (7:25) y tengo que levantar al mayor, prepararle el desayuno, no despistarme para que lo acabe a tiempo, vestirlo, peinarlo… ay, pero es que también hay un pequeño. Y ese se despierta cuando quiere, puede que con hambre (15 minutos más) o sin ella, pero también hay que vestirlo y peinarlo y no quitarle el ojo de encima, que son seis meses y ya tiene suficiente movilidad para darte un susto.

Añadamos a la preparación de los infantes dejar las camas hechas y la cocina recogida porque, claro, como ahora viene una chica a estar con ellos un par de horillas al salir del cole, no puedo dejarlo todo hecho unos zorros… así que, cuando los dos están listos y nos ponemos a salir de casa (8:10-8:20)… ¿ya ha pasado lo peor? ¡NO! empieza lo más tenso.  Vamos juntos al coche, aparco el carrito, subo al mayor, subo al pequeño, cinturones de seguridad (¡para viajar seguros!), guardo el carrito y a la aventura matinal: dejo al guaje en su cole (al lado de casa, aquí no hay problema), voy al cole del neñu (a 10/20 minutos, dependiendo del tráfico), saco el carrito, subo al peque, lo llevo con su profe, pliego el carro y lo dejo en el “parking” para que lo puedan recoger, corro al coche (que está en doble fila), conduzco hasta mi casa (10/15 minutos), busco sitio para aparcar y aparco, voy al garaje a coger la moto y me voy al trabajo. Una vez conseguí ser puntual. La mayoría llego 5/10 minutos tarde.

mamanatas: oye, no sé cómo se las arregla para ser siempre el más sufridor de esta casa y el marido explotado que se va él mismo proclamando a los cuatro vientos… no va y me dice el otro día que por la mañana tiene muchas tareas y como ejemplo, con un par, me pone “traer el peine y la colonia del guaje (al salón porque lo peina mientras ve dibus)”. Y lo de las tareas de casa es como cuando nos vamos de vacaciones: no falla, mientras yo preparo tres maletas de un adulto y dos niños él se queja porque tiene que actualizar los radares en el navegador, amos amos…

Algo así soy yo por las mañanas, sólo que yo tengo dos niños y soy mucho más guapo. El teléfono no es del trabajo; estoy llamando a mamanatas para que me diga dónde puso la agenda de la guarde.

Algo así soy yo por las mañanas, sólo que yo tengo dos niños y soy mucho más guapo. El teléfono no es del trabajo; estoy llamando a mamanatas para que me diga dónde puso la agenda de la guarde.

Nunca pensé que coger la moto para ir a trabajar iba a generarme sensaciones de relax, alivio y paz interior, pero ese momento en mi vida ha llegado. Tengo claro que si alguna vez sufro un infarto, va a ser entre las 7:30 y las 9 de la mañana. Y lo de la tarde/noche no es mucho mejor. Unos minutos de juegos y besos, y unas rutinas diarias que hasta las 10 de la noche, en el mejor de los casos, no se acaban. Cuando enganchamos el sofá, quedamos sopinstant, como decimos nosotros.

Con este plan de vida… ¡cuándo voy a tener tiempo para escribir! (y todavía me viene de vez en cuando alguna amiga runner de estas diciendo que tengo que sacar tiempo para correr, ¡válgame el señor!).

¡Válgame el señor! Los chunguitos en Tu cara me suena, una de las pocas cosas que he podido ver en la tele últimamente, ya que mamanatas no aguanta más de 10 minutos de cualquier serie. A esto hemos llegado.

¡Válgame el señor! Los chunguitos en Tu cara me suena, una de las pocas cosas que he podido ver en la tele últimamente, ya que mamanatas no aguanta más de 10 minutos de cualquier serie y no estoy autorizado a ver nada molón sin ella. A esto hemos llegado.

mamanatas: ¡válgame el señor, lo que miente el condenao! Lo ve porque le mola y punto. Pero esto que quede entre nosotros porque cualquiera lo suelta delante de su amigo Carlos el cultureta de la religión bobdylaniana, ¡me mata!

Y bueno, dejando los chascarrillos a un lado, aprovecho este post de descarga personal para felicitar a mamanatas por su logro (tú, amor mío, que te lo mereces todo) y a las tías Noe y Rebe por su apoyo porque sin ellas seguramente no habría sido posible. Nos está costando un poco organizarnos, pero cada día es un poco más fácil que el anterior y estamos muy felices.

Me gustaría terminar parafraseando al difunto Suárez, elevado a los altares de la santísima transición sin mácula en estos días, diciendo aquello de “Puedo prometer y prometo” que no tardaré tanto en volver a escribir. O también a su majestad, con el “lo siento mucho, no volverá a ocurrir”… pero no me atrevo a prometer nada. De momento, la pelota está en el tejado de mi partenaire. ¡Que invente ella!

Anuncios

About paparracho

paparrachoymamanatas.wordpress.com

30 responses to “Yo antes tenía un blog”

  1. Rebe says :

    Hombreeeee, ya era hora!!! Q hace más de un mes q no escribís y mamanatas lleva menos tiempo currando!! Así q no pongas excusas. Y después de este tirón de orejas, sólo decir q, aunque los comienzos sean duros, sé q como súper paparracho q eres te adaptarás a la perfección y serás capaz hasta de tener un tercer churumbel 😉
    Y a mamanatas desearle lo mejor. La empresa ya se ha llevado lo mejorcito con ella. Estoy segura q también se adaptará requetebien y sacará un huequillo para alimentar este blog… incluso en horario laboral!!! :-p

    • paparracho says :

      Bueno, lleva menos tiempo currando, pero es que antes había muchos nervios como para hacer nada… que esto es un momento clave de su vida!!!

      En cuanto a los peques, la verdad es que cada vez lo llevo mejor, pero nunca será lo suficiente como para tener un tercero, ya te lo digo!

      Besos, Rebe. 🙂

  2. vaninasblog says :

    Ains amigos, antes yo también tenía uno, y leía y hasta comentaba en un montón de ellos, tenía una vida 2.0 activa, ahora deambula por la red din rumbo ni dirección, sin tiempo de leer, escribir ni centrarme, ains aquellos momentos…pero como soy una ingenua, puede que algún día vuelva
    Enhorabuena a Mamanatas y a ambos por los pequeños y por ser cómo sois.
    Besos mil

    • paparracho says :

      Sí, es verdad que antes hasta leíamos blogs… ahora me quedan 4 ó 5 (entre ellos el tuyo) y a ratitos! Luego mamanatas se extraña de tener pocos comentarios comparado con los viejos tiempos… como si nosotros comentásemos a otros igual que antes! Besos, amigos… a ver si lo podemos arreglar para ese puente!

  3. Eva says :

    Aaaahhh ahora entiendes cuando nosotros te decíamos que el cambio de uno a dos era considerable….El punto de inflexión es el fin de la baja maternal que es el fin de otras muchas cosas, especialmente para los padres. No te voy a decir que con el tiempo mejora y vas a tener más tiempo libre porque el neñu crecerá, empezará a caminar y a hacer el trasto en amor y compañía con su hermano y entonces tendrás que vigilarlos más a los dos etc., etc. Pero te acabarás acostumbrando a la nueva rutina y hasta encontraras tiempo para hacer alguna cosuca. Y entonces, cuando el peque ya no sea tan peque, acabaras echando de menos tener un bebe en casa, te liaras la manta a la cabeza y acabaras haciendo alguna locura como tener otro jejeje. Un abrazo a los cuatro

    • paparracho says :

      Bueno, bueno… hay cambio, desde luego, pero nos teníais acojonados. Fuisteis los únicos amigos multipapás que nos habían dicho que dos hijos eran más trabajo que el doble de uno. Qué terror me invadió en aquel momento! Visto ahora, tengo que deciros que en nuestra experiencia, dos son mucho menos que dos veces uno, pero claro, hasta que vas modificando tus rutinas para que todo encaje, algún susto te llevas!

      Vosotros está claro que os acoplasteis rápido también. A la vista está tu bombo. En esto no nos dejaremos llevar ni de coña, no te preocupes!!! 😛

      Este sábado mariscada, no?

  4. Cruz says :

    Me has estresado!!! Me has hecho pensar en mi pobre madre, que nos tenía que llevar a mi hermano y a mí al cole en coche y se recorría Madrid de cabo a rabo para luego irse a su trabajo. Entre medias, recogía a una tía mía y también la llevaba a trabajar…
    besos

    • paparracho says :

      Lo del coche y esta ciudad es como para volverse loco… pero bueno, como con el primero, las cosas siempre son menos complicadas de lo que parecen en cuanto les coges el tranquillo. Así que, trabájate a ese santo ajedrecista y a por el segundo!!!!

      (Edito: qué raro ha quedado ese “trabájate”)

  5. Laura says :

    Je, je, je. ¡Me parto! Eso mismo que describes lo veo yo cada día en la guarde de Martina, pero en formato femenino: mamis estresadas con dos, tres ¡y hasta churumbeles! distribuyendo a su prole entre coles y guardes. Pero, como sabiamente ya has apuntado, es cuestión de cogerle el tranquillo (y de dormir poco). Dile a tu amiga runner que en un par de meses ¡te lanzas a la calle a correr con ella! Mira que así liberas endorfinas y al final eso redunda también en tu bienestar (eso sí, tendrías que levantarte a las 6 o acostarte a las 12…). ¡¡Ánimo, chicos, que lo estás haciendo genial!!

    • paparracho says :

      ejem, ejem… antes de las 12 no me acuesto nunca. Llego tan cansado al sofá a las 10 y media que soy incapaz de mover el culo de ahí aunque esté roto. Menos mal que la amiga runner vive en Oviedo y no me puede presionar de cerca!

  6. Mi Álter Ego says :

    Me he estresado sólo con leer esta entrada. Madre del amor hermoso… En fin, con paciencia, que todo se consigue en esta vida y felicidades a Mamanatas por su trabajo!!! Un besote.

    • paparracho says :

      Bueno, representa más mi situación hace un par de semanas que ahora. Ya me voy acostumbrando y organizando mejor. Además, estos dos son taaaan buenos! 😉

  7. Noe says :

    Pero qué llorón eres… Lo que cuentas es el día a día de cualquier madre, solo que aparte estamos poniendo lavadoras, quitando del tendal lo que está seco, pensando en el regalo que le tienes que hacer a tu amiga/padre/madre/marido por su cumpleaños, repasando la hora a la que tienes la tutoría con la profe del mayor, haciendo mentalmente la lista de la compra, marcando los juguetes que te tienes que llevar al parque por la tarde… Sólo que contado por ti todo parece el triple!!!

    Anda, menos llorar, que el guaje y el neñu son dos soles. Si te toca el típico crío tocahuevos lo vendes 😛

    • paparracho says :

      Chata, que yo es verdad que del circuito de la ropa nada, pero en los regalos, las tutorías, la compra, etc, participo como el que más!

  8. planeandoserpadres says :

    ¡Jajaja! Con la gracia que me han hecho a mí Los Chunguitos en este programa ¡que se quite el soso de Bob Dylan! Yo acabo la baja de maternidad la semana que viene ¡a ver cómo se nos da esto de la no-conciliación familiar! Como Paparracho ¡lo más probable es que a alguno nos dé un pasmo durante las primeras horas del día!

    • paparracho says :

      A mí la gracia me la hacía sobre todo Flo. La insorportable, la Marta Sánchez (qué tía más pedorra). Y la diosa… Edurne. Qué fenómeno de artista y de no artista! (pero a Bob Dylan no me lo toque usted, hombre ya!) 😛

  9. Lucía laMamadelaBebé says :

    ¡Os echábamos de menos! Felicidades a los dos por los triunfos y logros. Un beso asturiano.

  10. Madreconcarne' says :

    Otra que está a punto de acabar la baja maternal… ¡Que la fuerza me acompañe! Ya veo lo que me espera…

  11. Madreconcarne' says :

    El titulo de la entrada me ha recordado a una frase de Doofensmirtz:
    Yo antes tenía planes. Eran planes malvados, pero eran planes.

  12. Carmen says :

    En cuanto acabe de escribir, me siento en una esquina abrazándome a las rodillas y llorar ante la perspectiva de futuro que me presentas, paisano!!! Que yo para julio espero a mi segundo neño, y mi rutina a partir de septiembre, cuando el mayor (dos años) empiece al cole, será parecida a la tuya. Eso si, a mi “Tu cara me suena” no me la quitan, como si hay que grabalo y ver un cuarto de hora diario y saltar las votaciones!!!! Menos mal que siempre se puede volver a Gijón de vez en cuando a coger aire…Besos 😉

  13. carmela says :

    Bueno bueno,menudo jaleo,eso con el tiempo se arregla,no os preocupeis,es saber organizarse,me imagino a paparracho por la mañana y ya me canso solo de leerlo,jajaja,sois los dos estupendos y conseguireis todo lo que os propongais,fijate en los tiempos que estamos,y mamanatas consigue un trabajo estupendo,lo demas viene rodado, teneis unos crios buenisimos.Un beso muy grande para los 4.

  14. Drew says :

    Lo del “puedo prometer y prometo” ya lo veremos, pero que sepas que leer tu rutina mañanera me ha cansado y estresado a partes iguales. Yo hago eso una mañana y me da algo!

  15. pequeboom says :

    Déjate de excusas que hace más tiempo que no escribes, no nos la cuelas!!! O eso, o a mí se me ha hecho eterno 😉

    Enhorabuena por el curro, si es de los buenos que dure mucho!

  16. Ángela says :

    Holaaaa!!! Hacía tanto tpo q no me pasaba x vuestro blog, q no sabía lo del nuevo curro,comprendo perfectamente el poco tpo q tenéis últimamente porque yo también pasé por esa etapa,ahora tampoco paro, pero ya es otra cosa,porq los míos,no necesitan la atención constante q se requiere cuando son bebés y se divierten mucho juntos,os aseguro q ya os llegará,mientras tanto, mucha paciencia y aprovechar al máximo los ratitos q os dejen para descansar.Un besazo bien grande para los cuatro!! 😀

Comenta lo que te apetezca!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: