Yo elijo Educación Pública

Necesito unas clases de apoyo. Pero no de las de pago, de las gratuitas, que yo soy de las de pelear por lo público. Y hay muchas cosas que no entiendo y una es este fervor, al menos madrileño, por los coles concertados. Ahora que estamos en pleno reconocimiento del terreno escolar nos encontramos con las siguientes opciones:

  • Público nº 1:  instalaciones majas, profesorado implicado, primero de la Comunidad de Madrid en las pruebas de la Espe (eso sí, en la lista de colegios guays de El Mundo no sale), línea 1 (una clase por curso) a pesar de que tienen espacio para más. De hecho, parecería incluso que mendigasen alumnos para su única clase por curso. AMPA participativa. Aún no hemos ido a la jornada de puertas abiertas.
  • Público nº 2: instalaciones majas -punto menos-, profesorado implicado, segundo del distrito en las pruebas de la Espe (entre casi 50 coles), han conseguido el año pasado llegar a ser línea 2 así que suponen que este año irán por el mismo camino. AMPA participativa, último viaje de estudios para los de 6º de primaria ¡a Liverpool! (mira, al menos en esto van a vivir mejor que en nuestra generación…). Unos 50 padres en las puertas abiertas.
  • Público nº 3: instalaciones sí pero no, con posibilidades pero viejunas, profesorado implicado-tristón (contagiado por la evolución de alumnos del colegio en los últimos años), resultados de la Espe en la media del distrito, tienen espacio físico para ser línea 800 pero les cuesta llegar a ser línea 1. Está en la zona del barrio donde hay familias con más dificultades económicas y se implican: se hacen cargo de parte del coste de los libros en Educación Infantil (entre un tercio y la mitad del coste total). Unos 15 padres en las puertas abiertas..
  • Concertado nº 1: instalaciones estupendas, profesorado riguroso-delosdeantes, resultados intermedios en el distrito en lo de la espe, van sobrados de alumnos aunque no representativos de la zona; creo que vimos un inmigrante de refilón. Capilla para unas 500 personas y dos oratorios para los de infantil; uno coquetísimo, con cortinas muy años cincuenta y sillas de un nivel de sobriedad “celda de Santa Teresa”. Cientos de padres en la jornada de puertas abiertas.
  • Concertado nº 2: similar al anterior. Estos dos coles son los que lo petan en el barrio.

Así, con estos datos, objetivamente, podríamos llevar al guaje al público nº 1 ó 2 o a cualquiera de los concertados, pero es que, claro, no somos religiosos y cuando te enseñan esa megacapilla con un biombo de madera separando una esquinita, tipo lugar para las mujeres en las mezquitas, pero en este caso para los nenes de 3 años (oratorio 1), y al lado de la megacapilla una habitación con sillitas y alfombras (oratorio 2, más recogido, palabras textuales) pues se te cae el alma a los pies -en el supuesto de que la tengamos- y pegas la vuelta por el camino por el que llegaste.

paparracho: es que yo no termino de entender esto; comprendo que si el colegio pertenece a una congregación religiosa, tengan una opción mayoritaria en la que la religión católica tenga mucha presencia pero, si el colegio está sostenido por fondos públicos, ¿no deberían tener también una opción laica? es que la ley garantiza a nuestros hijos una plaza en una escuela, pero no en una pública sino en una pública o concertada. Los niños no religiosos (bueno, ningún niño es de ninguna religión, son los padres) o los musulmanes o judíos, si no tienen un colegio público con plazas en su barrio, ¿tienen que irse a la otra punta de Madrid o tragar con que su educación garantizada por ley se la tienen que dar en el Beata María Ana de los dolores de la Redención y ha de ser católica? No entiendo nada.

Lo llamativo del asunto es que, cuando hablamos del tema cole con nuestros amigos-padres, nos miran raro cuando decimos que queremos llevar al guaje a uno público, algunos como si fuéramos medio inconscientes. Y por la calle, en estos días, oyes cosas como: “yo es que a un público no lo quería llevar” (textual). Y todos estos amigos proconcertados no van allí por la religión, no, nada de eso, de hecho, lo ven como algo que tienen que asumir pero lo asumen sin problema, sin cuestionarse nada, como el que se casa por la iglesia por la familia o por tradición y no vuelven a pisar un templo católico hasta el próximo BBC, es decir, la misma vida religiosa que tenemos nosotros más o menos. En fin, cada uno que aguante sus inconsistencias, que nosotros también tenemos las nuestras.

Enorme viñeta de El Roto, tan certero como siempre. Esto parece lo que ya se ha convertido en lo fundamental de la educación para muchos. Tan triste como real.

Enorme viñeta de El Roto, tan certero como siempre. Parece que esto ya se ha convertido en lo fundamental de la educación para muchos. Tan triste como real.

La sociedad madrileña hace tiempo que ha empezado a asimilar que lo público es para el que no puede optar a algo mejor. Han aceptado el estigma de la guetificación que nos intentan colar progresivamente nuestros queridos gobernantes madrileños, porque los resultados no avalan esa teoría: las instalaciones subsisten a duras penas, pero el entusiasmo del profesorado y la dirección de un colegio marca más el nivel educativo que el tamaño del gimnasio o la sala de trofeos.

Forges es ese gran dibujante que podría ilustrar nuestro estado de ánimo cada día. Esta sensación es la que nos transmitían los colegios públicos en cuanto a medios. Suerte los grandes profesionales que pelean por dar un servicio de calidad a la sociedad cada día.

Forges es ese gran dibujante que podría ilustrar nuestro estado de ánimo cada día. Esta sensación es la que nos transmitían los colegios públicos en cuanto a medios. Suerte los grandes profesionales que pelean por dar un servicio de calidad a la sociedad cada día.

La visita al concertado nº 1, con todo lo concertado que era, estuvo mal. Aquello era como el rastro, venga gente por todos lados, desorden y barullo en los pasillos por la masificación… ¿y cómo deciden organizar todo este lío? pues poniendo como guías a los alumnos de último curso de bachillerato para que te mostraran todas las magníficas instalaciones y para que te contasen la pena que les daba dejar el colegio, que tenían un vínculo especial, blablablá, pero de detalles tan sencillos como horarios, fechas aproximadas de papeleos, desayunos, etc., de esto no tenían ni la más mínima idea. Coño, dadles un pequeño guión para las preguntas habituales que hacemos los padres. Pero parecía que la información la daban con cuentagotas, para ¿entrevista personal? ¿proceso de selección? Una de nuestras jóvenes guías le trasladó de pasada una de nuestras preguntas a la coordinadora de infantil y su respuesta fue que eso nos lo dirían cuando hiciéramos la matrícula… ein? perdone? pero si lo que quiero es saber horarios para ver si me puedo organizar con el trabajo y si me interesa ya hecho la matrícula, no voy a echarla sin saber a qué me atengo, precios, etc… No sé, un poco raro todo.

Y este tipo de coles son los que tienen más demanda, a pesar de que la cuota puede salirte fácilmente por el doble de la de uno público; de forma absolutamente ILEGAL y por tanto disfrazada de “cuota voluntaria”; una cuota voluntaria que no hemos conocido aún a nadie con huevos para no pagarla.

Un buen chiste que refleja el duro tránsito de la Escuela Pública en la Comunidad de Madrid. Gracias a www.e-faro.info

Una buena viñeta que refleja el duro tránsito de la Escuela Pública en la Comunidad de Madrid. Gracias a http://www.e-faro.info

Pues no, señores, no me parece justo. Cuando los colegios públicos no están ocupando todas las plazas de las que disponen, y no solo eso sino que están llegando al punto de cerrar porque no tienen alumnos, yo digo desde esta pequeña tribuna que, ¡¡ni un concierto más!! El que quiera su colegio de españoles de bien que se lo pague. Ni más ni menos. No hace falta tener dos dedos de frente para darse cuenta de que hacer lo contrario es despilfarrar el dinero público y no creo que estemos para ello. El concepto del concierto escolar nació en un momento puntual de nuestra sociedad en el que faltaban escuelas públicas para tanto babyboom; a partir de aquí, ya está, se acabó. ¿Libertad de elección? Eso implica que ha de haber coles buenos y malos y lo que nosotros queremos es que TODOS sean magníficos, que la elección consista en buscar el más cercano. Eso es lo que pasa en países como Finlandia, donde hay la mejor educación del mundo según todos los organismos internacionales y donde más del 95% de los colegios son públicos y de igual calidad. Si lo que quieres es un colegio donde todos los niños sean estupendos y de tu clase social, si esa es tu elección, te lo pagas. Así de claro.

paparracho: El argumento es que la educación concertada nos cuesta menos que la pública. Que el coste por alumno es menor para el estado (cifras tan poco contrastadas y expuestas como las de la sanidad gestionada de forma privada). De lo que no se habla es de cómo en los sitios con más tradición de conciertos, la pública se ha devaluado más en imagen que en otras regiones. Y digo en imagen porque los resultados (y los coles de nuestro barrio son un ejemplo, no hace falta ir más lejos) demuestran que no hay diferencias en la calidad de la docencia. Tampoco se habla nada de la fractura social, cómo en algunos colegios hay sólo niños de clase media-baja y porcentajes altísimos de extranjeros y en otros sólo están los que se lo pueden pagar, todo muy homogéneo y muy bueno para entender la sociedad en que vivimos.

Y en esas estamos, intentando tomar una de las decisiones que consideramos más importantes de nuestra vida y, sobre todo, de la vida del guaje, y a la vez intentando entender a esta sociedad en la que tantas veces nos sentimos como perros verdes.

Anuncios

62 responses to “Yo elijo Educación Pública”

  1. Bárbara - Y entonces llegó el caos says :

    Por favor! Me levantaría de la silla y os aplaudiría ahora mismo!!!
    Nosotros pensamos exactamente igual y por supuesto que un público será el elegido.
    No puedo con el sistema de coles concertados, no lo entiendo, no me gusta.
    Yo el colmo lo he vivido estos días con una amiga muy cercana que solicitará un concertado religioso y, palabras textuales: Ella es que está en contra de la Iglesia.
    Pues así nos va!!!
    Un besillo pareja

    • mamanatas says :

      Ya sabemos que tú eres una ferviente defensora de la escuela pública :))
      Esa amiga tuya lo justificará diciendo que tiene una calidad suprema y al final parece que lo que cala realmente es ese mensaje de que concertado = requetebueno y público = caca, sin plantearse nada más, y como tú bien dices, así nos va!
      Besos!!

  2. Rebe says :

    Algo se me escapa… dónde está la duda? A qué colegio público tendré que ir a recoger al guaje? 😉
    Pdt: Ay, a ver si no veo dónde está el dilema porque he ido a colegios públicos toda mi vida y mi educación flojea?

    • mamanatas says :

      No, no creo que vaya por ahí la cosa. Ya ves, yo fui a cole concertado de monjas y ahora estoy buscando todo lo contrario para el guaje (no por nada, eh? cero traumas, infancia feliz).
      El mundillo padres da mucho de sí, jejejje
      La cuestión es pararse a pensar, no solo en el ombligo propio sino también en la sociedad que pretendemos para las futuras generaciones… ais, que me pongo profunda 😉

  3. peinetapintxosymimonillo says :

    No lloro porque no puedo y no grito porque de tanto hacerlo estas semana me he quedado sin voz… creo recordar que leiste mi post sobre este tema, que fue con el que comencé mi blog y siempre reclamé lo mismo que vosotros. Yo si pude dar con coles concertado laicos, pero o se me salían de presupuesto o estaban lejos, por no decir que en esos concertados católico ocultaban el papel que en realidad tenía la religión para cubrir sus plazas con esa gente que se considera atea, pero que prefiere llevas a sus hijos a estos coles a rodearles de la realidad de su pais o barrio… paro que me lanzo!!!Como le dije a una directora, mire esa medio hora de rezo y comunión la prefiero de lectura general, o cuentacuentos….. NO sé si os lo dije monillo está en la pública consiguió entrar, nos pasamos el día protestando por los recorte, pero no pienso parar, el aitona lucho por estas cosas y no voy a dejar que esta panda de corruptos se las cargue.

    Me ha chilflado leeros y sumo vuestro texto a la mareafucsia de este viernes reivindicativo.Gracias!!!

    • mamanatas says :

      En realidad que sea católico o laico, en este caso, es casi lo de menos, aunque evidentemente solo hace que restar puntos en la elección. Lo importante de todo esto es que no me parece justo que el estado siga subvencionando una sola plaza en concertado cuando los públicos tienen problemas en llenar una sola clase.
      Y por más que alguien quiera venderme esta moto de libre elección, no la compro. No me parece bien y punto. El que elige un seguro médico privado frente a la seguridad social lo paga, no se lo subvenciona el estado, aunque este tema está como el culete también así que ver veremos…
      Acabo de releer tu primer post y es buenísimo!! Qué raro que no te comenté, lo leería tarde fijo, pero seguro que lo leí porque recuerdo la misma sensación de, joer, es todo un manual, que tuve al leerlo por primera vez.
      Y lo de la mareafucsia y el viernes reivindicativo… a sacoooo!! tenemos que pelear como unas lobas, que pa eso somos madres!!
      Muchos besos!!

  4. Miperrotrasgu says :

    Ole, ole y ole!!! Acabas de plasmar mi opinión totalmente…Parece que me estuvieras leyendo la mente. Lo de las “cuotas voluntarias” lo he discutido hasta la saciedad con unos amigos que llevan a su hijo a un concertado. Según ellos, puedes no pagarlas, pero claro, entonces “estigmatizas a tu hijo”, queda marcado (digo yo quie si van a ponerle una letra escarlata o algo así…) Yo veo genial los coles privados, pero privados del todo, quien no quiera educarse en diversidad y tolerancia que pague un pastón y vaya a ellos…
    Y lo de la religión…ufff…me hierve la sangre. Aunque no sea muy lógico, soy católica, aunque un poco a mi manera, si es que eso vale, y soy de la idea que la religión no tiene lugar en los colegios. Que les eduquen en la iglesia, como una extraescolar más, pero perder dos horas a la semana en clase lo veo del siglo pasado. Y si no van a religión qué hacen? Pues nada, perder el tiempo. Al mio este año le compramos un libro que nos dijeron en el cole (Ingenio en la Escuela) que ya se terminó hace dos meses… Ahora en esa hora dibujan. Ni siquiera pueden hacer deberes. Y eso que toda su clase es de “no religión”…
    Bueno, pues eso, que el único dilema que debéis tener es cuál de los públicos os gusta más…

    • mamanatas says :

      Totalmente de acuerdo con lo que dices: privados privadísimos, y la religión fuera de las aulas, que sea extraescolar, o que vayan a catequesis o que la practiquen en sus ratos libres, fines de semana, etc. pero cuanto más pienso lo de tener clase de reigión… es que no lo veo.
      La verdad es que ahora estamos acojonadillos con el orden de nuestros dos finalistas porque si al final no entra en ninguno por poner el orden “incorrecto” a ver qué hacemos…

  5. Noe says :

    Ya sabéis cómo pienso de todo esto… En los coles públicos no faltan niños. Sobran conciertos! Cómo puede el Estado poner dinero (y me da igual si es un 5 o un 90%) en un colegio privado, mientras hay aulas públicas vacías e incluso colegios cerrados????

    El que quiera que su hijo tenga una educación religiosa o diferenciada en algún punto de la que ofrecen en cualquier colegio público que la pague, y que el Estado sólo ponga dinero en sus propios colegios.

    Como decís, si cada vez más niños van a los concertados y los públicos están vacíos, cada vez tendrán menos financiación y la educación será peor, por lo que la gente cada vez llevará más niños al concertado y entonces los públicos estarán más vacíos y habrá menos financiación, y así.

    Que viva la educación pública, gratuita, integradora y de calidad.

    • mamanatas says :

      Nada que añadir porque estoy de acuerdo en todo y porque te veo hasta en la sopa y lo tenemos todo requetehablado, jijijjii
      Que viva!!

  6. María Paradela (@mariapagar) says :

    Mi comentario va a parecer muy incoherente, en serio os lo digo. Y quizá lo sea, pero en mi cabeza tiene todo el sentido del mundo lo que voy a hacer…

    Estoy de acuerdo en casi todo lo que decís. Efectivamente, la concertada surgió para dar respuesta a una demanda que había en un momento determinado por falta de escuelas públicas, pero ¿es cierto que no se deberían dar más conciertos mientras se cierran escuelas públicas? Depende: en mi zona por ejemplo siguen faltando plazas en las escuelas públicas porque es la nueva “ciudad dormitorio” de Zaragoza, hay muchísima gente joven y se está viviendo una explosión demográfica (de hecho, es el único pueblo de Aragón con la pirámide poblacional en pirámide, hay más niños que mayores). Así que abrieron una vía más en uno de los colegios concertados cercanos.

    Además, en mi caso me alegro. Porque es el colegio que yo quiero para mi hijo. Y no porque me niegue a llevarlo a la pública, sino por otras razones (soy exalumna del colegio, por las circunstancias que yo he vivido me gustaría que él pudiera ir a un mismo centro desde los 3 hasta los 18, en los públicos de la zona sólo en uno, que tiene millones de solicitudes, la enseñanza es de mejor calidad…)

    Vamos, que aún defendiendo la escuela pública, aún pensando que se debe invertir en ella más que en la concertada, aún reclamando como reclamo una escuela pública de calidad, yo he elegido un colegio concertado. Como decía al principio puede parecer incoherente. Si el sistema público fuera de calidad de verdad, como lo que vimos de Finlandia y vosotros también mencionáis, y la elección se basara únicamente en la cercanía al domicilio, tengo claro que lo llevaría a un colegio público. Pero lamentablemente, al menos en mi zona, no es así. Y al existir otros factores, son otras las decisiones.

    • mamanatas says :

      A ver, por partes, jajajaja, que después de la dialéctica twittera que habéis tenido, yo tengo que decir que entiendo mucho de lo que dices aunque no lo comparta todo.
      Que en tu barrio hayan abierto otra clase más en el concertado cuando en el público no hay plazas, tiene toda la lógica del mundo. Yo estoy en contra del concierto cuando sobran muuuuchas plazas en las públicas e incluso se cierran coles, y además coles con buenos resultados; esto no tiene sentido ninguno, despilfarro total!
      Que hayas elegido un concertado en el que tú has estudiado también tiene cierta lógica; en mi caso no lo hubiera hecho, a pesar de que mi colegio religioso concertado me parece que está bastante bien pero prefiero apostar por la pública y por la laicidad, así que no tendría duda. Y realmente creo que si todos, o la gran mayoría, hiciéramos lo mismo, el propio estado invertiría más y mejor en ella.
      Ahora vamos con mi ¿incoherencia? pues mira, si sé que solo tengo opción al peor público de la zona y mi alternativa es cruzarme la ciudad (y hablo de Madrid, no de Bollullos de Arriba) para poder llevarlo a un público de cierta calidad, lo siento, pero me tendría que tragar mis principios y lo llevaría a un concertado cercano intentando hacer la elección que más pegara con nosotros. Ahí queda eso!

  7. urbanmon says :

    Creo que tenéis la elección más que decidida. Yo también peco del riesgo de parecer contradictoria: apoyo a muerte la educación pública (conmigo no salió tan mal) pero he llevado a Pandereta a un cole concertado.
    Es cierto que tampoco tuve la opción de llevarla al público que yo había elegido por falta de plazas. Es un línea 2 pero es uno de os que más solicitudes tiene del distrito.
    Yo apuesto por la educación pública porque es la de todos. Creo en sus profesores porque a mi me han enseñado a mirar la vida de otra forma. Valoro todo lo que supone y creo que deberíamos luchar para que sea mejor porque es la que pagamos todos y por ello debemos ser exigentes.
    Pero, yo la llevo a un concertado. Quizás porque el sistema está montado de tal forma que no tuve la opción de poder llevarla al público.

    • mamanatas says :

      A nosotros los que nos daría mucha rabia es que el guaje se quedase sin plaza en el público sabiendo que tienen capacidad para tener más clases. Y ahí te planteas: pues es que a lo mejor la gente no sabe que si hay más demanda se podrían abrir más líneas y quizás muchas familias no se arriesguen a quedarse fuera y por eso ponen otra opción como primera. Hombre, será un porcentaje pequeño pero granito a granito…

      • urbanmon says :

        En mi caso el cole, en una zona antigua de Madrid no daba para más. Pero lo intenté hasta el último momento. El último día me presenté allí para hablar con la directora. Ella fue la que me confirmó que con mis puntos no tenía opción. Había muchos niños con hermanos y otros con más puntos por asuntos como “alergias”.
        Ante la posibilidad que le mandarán a otro cole desconocido y fuera del barrio nos decantamos por lo seguro.

  8. Laura says :

    Pues yo tampoco soy muy objetiva, pero en el caso contrario.

    Fui escolarizada en un colegio concertado, por dos motivos: Uno, que mis padres trabajaban y éste estaba al lado de casa de mis abuelos; y dos, que en aquella época (y creo que ahora también) los públicos de mi zona era chungos, chungos… y donde yo estuve, los resultados académicos eran de los mejores (por cierto, que el bachillerato lo hice becada). Entiendo que si no eres religioso, no lleves a tu hijo a una escuela de ese tipo, pero realmente creo que lo que me enseñaron allí del tema (que además, eran mu modernas y cada año nos “enseñaban” una religión y una cultura del mundo), me entraba por un oído y me salía por el otro, porque la verdadera educación que se queda en una mente infantil es la que dan en casa. jejeje

    Por otro lado, creo que la Com. de Madrid tiene mejores coles públicos que los que hay en mi CCAA, y ahora están todos super “enchufaos” con lo del bilingüismo. Sea como sea, espero que el guaje tenga la suerte de ir a la escuela que más os haya gustado!! 🙂 besos, chic@s!

    • mamanatas says :

      Pues yo que fui a concertado religioso, por supuesto, tenía clase de religión, además de todos los añadidos de las monjas, y en el instituto también tuve algún año de religión hasta que descubrí Ética, con esa experiencia mi conocimiento de otras religiones se limitaba a un capítulo en todo el curso, jjijiji.
      Y solo con ese capítulo, cuando comencé a pensar un poquito por mí misma, fue cuando empecé a plantearme: qué nos hace pensar que la “mía” es la religión “buena” y el resto están equivocadas… hummmm, algo no me cuadra, las monjas me la quieren meter doblada 😉
      Ya te contaremos en qué acaba todo esto.
      Besos!

  9. vanina says :

    Yo estudié en un colegio público, y creo que tuve una buena educación con buenos profesores, también fui a un IES público, y aprobé la selectividad, y fui a la UI. No sé qué está pasando con la educación pública pero es muy triste, debería ser buena, más bien excelente, para que todos los niños, tuvieran las mismas oportunidades.
    Creo no obstante, que se puede llevar a tu hijo a un cole concertado, y creer que una educación pública, igual que se puede luchar por una sociedad más justa, aunque tengas una vida acomodada. No es el dinero el que marca, sino la actitud con la que te enfrentes a la vida, y los valores que te forman como persona.
    Un besote, y esos coles públicos tienen muy buena pinta.

    • vanina says :

      PD: dado los comentarios en Twitter me gustaría añadir, que no creo que seas mejor o peor persona si llevas a tu hijo a una pública o una concertada.
      Creo que ambas deberían ser de una calidad excelente, y que la elección de una u otra tendría que ser por motivos de cercanía, comodidad, ideología religiosa, etc… y no por otros motivos como la falta de recursos, de probabilidad de aprobados, bajo rendimiento, etc..

      La lucha no está entre los padres, sino contra un gobierno que no invierte donde debe, dejando a muchos niños sin posibilidades o con ellas reducidas…He dicho!, 😉

      • Noe says :

        Pero es que el tema no es si es mejor la pública o la privada, sino el tema de los conciertos!!! La educación privada si alguien la quiere, que la pague, sea religiosa o laica, pero el dinero del Estado no se debe invertir en un colegio privado si hay sitio en un público.

        Por supuesto que hay colegios privados buenísimos, y que cada uno puede invertir su dinero en lo que sea, pero hablamos del dinero del estado, y de si es justo que se financie educación en centros privados, habiendo colegios públicos que están cerrando por falta de niños.

      • mariapagar says :

        ¡Ay corazón! Espero que no lo digas por mi tweet de los rojos y los masones, que era coña.

        Si no va por eso sino por la polémica previa en la que también he estado envuelta, te agradezco las palabras, aunque nadie ha puesto en duda que otro sea mejor o peor persona (yo al menos no lo he entendido así)

        Me ha gustado la conversación en general, es sólo que al final estaba un poco exasperada porque creo que no se entendía la particularización de mi crìtica.

        Y si no tiene nada que ver con ninguna de las dos cosas, perdón si me he creído el centro del Universo (o de tu comentario, vamos) al leerte…

      • mamanatas says :

        Por supuesto, no te hace mejor o peor persona, no creo que nadie haya dicho o dado a entender eso; yo, por lo menos, no!
        Está claro que todos intentamos elegir lo mejor para nuestros hijos y ahí juegan muchos factores, y nadie tiene la fórmula mágica, así que, yo como madre del pantojo, intento hacerlo lo mejor que puedo aunque me equivoque.
        Por otro lado, nosotros también debemos de ser responsables y exigir a nuestros gobiernos mucho más de lo que lo hacemos.
        Más besos!! 🙂

    • mamanatas says :

      Claro que se puede tener una vida acomodada y luchar por una sociedad más justa pero no me parece el símil apropiado. A igualdad de condiciones entre concertado A y público B, si estás a favor de la pública, yo creo que se debería elegir B, incluso si me quedara 10 minutos más lejos de casa que la A. Solo en grandes diferencias me plantearía ir al concertado.
      Otra cosa es que quieras llevarlo a determinado colegio privado y estés dispuesto a pagar por ello y por otro lado, defiendas la educación pública, vale, es raro, pero vale. Pero es que el concierto es lo que sigo sin entender, es lo que está desgastando realmente la educación pública.
      Al final, las actitudes personales son las que hacen avanzar y cambiar el mundo, para lo bueno y para lo malo.
      Lo hablaremos con calma dentro de poco tomándonos algo, verdad? 😉
      Besos!!

  10. ataarrospide says :

    Amigos, muy buen post, resumiendo la plasmación de las maniobras clasistas de este gobierno madrileño con respecto a la educación, y que son las mismas que afectan a la sanidad, al comercio, etc. Clasismo cristiano, eso sí.

    Chicos, que sea lo mejor para el guaje, y que sea pública.

    • mamanatas says :

      Sí, desgraciadamente tenemos un gobierno que se está luciendo en todos los ámbitos. Dan ganas de volver a la tierrina, que allí, aunque la clase política también deja mucho que desear, por lo menos tenemos playa 😉

      • carmela says :

        eso seria lo mejor ,pero por desgracia,esto de momento esta acabado,si no cambia cerraremos todos,ya me gustaria teneros en Asturias

  11. Nataly says :

    Pues mi peque irá a la Publica (si se puede) al igual que sus padres! qué tan mal no hemos salido 😛

    • Arusca says :

      Siempre que leo algo sobre educación, me da la impresión de que todos los colegios concertados o privados son religiosos y que hay que pagar la voluntad. Digo yo que no será así en todos… Y, como en todo, habrá públicos, concertados y privados pésimos. Al igual que habrá públicos, concertados y privados excelentes. Y no estoy pensando en las dichosas listas de coles guays porque, como en toda profesión, puede que el colegio sea la leche y a ti te toque el profe que no tiene pasión por enseñar.
      A parte eso, por supuesto hay que tender a lo mejor, a recibir educación de calidad y a que todo el mundo pueda acceder a ella. Faltaría más.

    • mamanatas says :

      Bueno, paparracho fue a cole público y salió regulero, jijijijiji. Tengo que aprovechar cualquier cosita para meterme con él, si no no seríamos nosotros 😉

  12. archiduquesa says :

    Mi hija mayor empieza el cole este año también y para nosotros es muy importante que vaya al público por cuestión ideológica. Yo estudié en un colegio concertado y mi compañero en uno público.
    No sé en otras ciudades, pero vivo en Palma de Mallorca y ocurre que los colegios privados y concertados tienen todos horario partido, mientras que los públicos lo tienen continuo. Opino que el horario partido es muy duro para el niño, además de ser el negoción del siglo. Pocos padres se pueden permitir llevar a sus hijos al cole a las 9h, recorgerlos a las 13h para llevarlos a comer a casa y volver a acompañarlos a las 15h para recogerles de nuevo a las 17h. Entonces los dejan en el comedor escolar y esto significa “comida de catering a diario para tus niños a precio de menú de restaurante para un adulto”.
    Educación pública y laica de verdad YA!

    • mamanatas says :

      Bueno, en este caso, mi visión es totalmente distinta estando aquí en Madrid. Con los horarios laborales tan “estupendos” y las distancias es casi impensable ir a un cole con horario continuo.
      Al menos, la mayoría de las escuelas que hemos visto tienen cocina propia, que no es el super consuelo pero algo ayuda.
      Además de la educación pública y laica, conciliación real ya!!

  13. María says :

    ¿Y qué me decís de la frase recurrente entre amigos-padres? “No soy racista/clasista pero…” (no lo puedo soportar, ya que los mayores HP que conozco son españolitos de pura cepa)
    He decidido escapar de debates estériles condicionados por subjetividades, que escapan a mi razón y no quiero que se interpongan en amistades de años (provenientes del colegio/instituto público, perversiones del pasado).
    Necesitaba expresarlo aquí, porque me sentía una “rara avis”, por lo menos ya no me encuentro tan sola tras leerlos.

    Una mamá asturiana laica.

    • mamanatas says :

      Hay temas que es mejor no sacar con determinadas personas, sobre todo, si te importan, porque cuando sabes que cada uno está en un punto del que no se va a mover lo único que sirve es para tener un conflicto diplomático de aúpa, así que mejor hacer mutis por el foro, aunque aquí la menda es de entrar fácil al trapo, jejeje

  14. carmela says :

    Bravo,bravo,yo no tengo que deciros lo que pienso porque ya lo sabeis,publica como fueron mis hijos,estan muy bien educados y muy bien formados.
    El que quiera colegio privado que lo pague,
    Pero en este caso el 1º es el guaje,si no teneis buen colegio cerca o no coinciden las horas ,tendreis que adactaros,desde luego si estuviera en Gijon,no habria ninguna duda.
    Estoy muy orgullosa de vosotros

    • mamanatas says :

      Yo espero que podamos cuadrarlo bien con uno de nuestros dos finalistas públicos. Tengo ya unas ganas de saber en qué queda todo esto, y todavía quedarán un par de meses, aaaay!
      Besos

  15. Mónica says :

    Mis hijos van a un cole público, como lo fui yo.
    Donde vivíamos antes iban a uno concertado porque creímos que era mejor que los que había alrededor (aunque luego se demostró que nos equivocamos). Y dejamos de pagar la cuota “voluntaria” porque no nos gustaba como hacían las cosas.

    • mamanatas says :

      Oye, pues tiene que dar mucho gusto eso de decir que no pagas porque no te gusta como hacen las cosas, hala, ahí, con las cosas muy claras, sobre todo, sabiendo que vas a cambiar a los críos, oye, no vaya a ser que le cojan “manía” 😉

  16. Monstrua says :

    Los conciertos ayudan a un colegio, pero muchas veces no son suficientes, por eso se suele pedir una cuota. ¿Has visto que los colegios concertados tengan muchos más lujos que uno público? La educación no suele ser un negocio rentable. De hecho, los privados-privadísimos no suelen ser religiosos. Y los concertados sí, ¿por qué? Porque el personal religioso está dispuesto a trabajar más horas sin cobrar y con menos sueldo. Sé bien de qué hablo.

    En lo que respecta a niños de familias musulmanas y judías, sí, quizá tengan que irse a la otra punta. Pero recordemos que España es un país con tradición católica mayoritariamente (nos guste o no), así que es lógico. Lo que no sería lógico es que en un público solo enseñaran religión católica.

    Y como acabo de responder en otro blog, hay colegios públicos buenos, y no tan buenos, y colegios religiosos buenos, y no tan buenos. Y colegios concertados buenos, y no tan buenos. Que a veces confundimos estos dos últimos tipos de colegio, y no siempre van de la mano.

    Si no te gustan los colegios religiosos, y no te gustan los colegios concertados, haces bien en mirar públicos… Aunque ya me dirás por qué miras también religiosos-concertados (quizá por curiosidad, por comparar… está bien, supongo). Y además, me gustan los puntos en los que te estás fijando.

    Y, bueno, la última puntualización de paparracho lo dice todo 🙂

    Un saludo!

    • mamanatas says :

      Hombre, yo no digo que la educación sea el negocio del siglo, pero no deja de ser un negocio y como tal el objetivo es tener beneficios. Si no fuera así, los coles actualmente concertados intentarían evitar tener conciertos, y nunca he leído una noticia con semejante contenido.
      Lo de la tradición católica en este país a veces da un poco la risa, y me remito a lo que puse en el post sobre amigos (y familiares) que llevan una vida religiosa como la mía, o sea, nada, salvo los grandes acontecimientos de sus vidas, como son bodas, bautizos, comuniones… y en este punto, se unen los colegios religiosos.
      Respecto a que hay colegios de distintas calidades en los públicos, en los religiosos y en los concertados es un hecho, pero para mí lo importante del asunto es que el estado debería “ocuparse” prácticamente en exclusividad de la educación pública, y el resto que se autofinancien, y que ofrezcan una, dos o veinte religiones, las que quieran, que para eso son empresas, y dentro de unos márgenes, por supuesto, pueden hacer lo que quieran.
      Lo de visitar colegios concertados y religiosos ha sido por varios motivos: primero porque siempre digo que la información nunca está de más; y precisamente por esto, quiero entender este gusto tan extendido por este tipo de colegios en detrimento de la escuela pública; y otro motivo, ha sido el blog y la posible idea de escribir sobre este tema, y, bueno, aquí estamos 😉

      • David says :

        Si desaparecen los colegios concertados sólo los que pueden pagar la educación dos veces, (la pública obligada con sus impuestos y la privada porque la eligen), podrían realmente elegir. Todo se parecería muchísimo y a mi la variedad de modelos me gusta, de hecho creo que hay pocos. Dicho de otra manera los padres de la concertada también pagan impuestos y por eso está bien que puedan elegir entre varias alternativas. Sus impuestos ya están, por lo tanto pagando la concertada. Sobre la religión sólo una pequeña nota. La maravillosa y mitológica Finlandia (casi toda Europa excepto Francia) tiene religión en la escuela. En principio y por defecto obligatoria para más INRI ;), ojo, aunque se puede objetar, por supuesto.
        La existencia de varios sistemas alternativos fomenta la competencia y curiosamente en Madrid la diferencia entre públicos, privados y concertados es mucho menor que en en Andalucía o Canarias, donde la concertada existe muy poco, (ver informes PISA). A ponerse todos las pilas que nadie tiene esto ganado.
        P.D. Posiblemente no me creeréis pero llevo a mis hijos/as a la pública (cole e insti) pero quiero que se pongan las pilas con los concertados de al lado y no se duerman. La presión no siempre es mala.

  17. Martina Calzada says :

    Yo fui a lo que en mi época era un colegio privado, los ahora concertados, en plan españolita de pro. Porque mis padres pensaban que me daban lo mejor de lo mejor y os diré que no es oro todo lo que reluce. De hecho, estos colegios se preocupan muy mucho de la imagen que proyectan, pues ¿quien iría a un colegio en el que hay que pagar cuota voluntaria o lo que sea si encima tiene fama de malo? Suelen ser colegios con fama de duros, es decir exigen más, pero también por experiencia os diré que no siempre ofrecen más. Suele ser una educación muy reglada en la que te va bien si encajas a la perfección, si te sales del patrón, no te irá tan bien.

    El colegio es importante, pero al final llegado el momento, se reduce a la suerte que tengas con el profesor que te toque y luego también las particularidades de cada alumno y cada caso.

    En cuanto a lo de que se están cerrando colegios públicos, supongo que dependerá de barrios. Desde luego en el mío no sobran plazas ni mucho menos, con Carmen las pasamos canutas (hace 5 años) para que entrara en el colegio público que queríamos y entró en el último momento.

    En cuanto a los concertados del barrio, curiosamente los dos concertados son los de peores instalaciones, tienen que salir al recreo al parque de la calle y hay uno que no tiene ni gimnasio y hacen educación física en unas canchas de fútbol del barrio que son dotaciones municipales. Sin embargo tienen muy buenos resultados en las famosas pruebas. Y en cuanto a lo de que los colegios públicos tiene más medios, no siempre ni en todo es así. Por ejemplo, no suelen tener amplios recursos para necesidades especiales, mientras que un colegio público tiene que garantizar la integración.

    Nosotros ya no tenemos tanto dilema como vosotros, pero es una cuestión difícil y se pasa mal. Bruno irá al colegio de su hermana, al menos los próximos tres años, luego tenemos que ver cómo se van desarrollando las cosas.

    En fin, me encantaría seguir este debate en una quedada, con unas tapitas o lo que sea, que hace mucho que no nos vemos y echo en falta vuestro calor amigo.

    Un abrazo para esta parejita tan estupenda y para ese guaje tan majo.

    • mamanatas says :

      Una de las cosas que más nos gusta de escribir el blog es poder conocer vuestras opiniones y vuestras propias experiencias, y darte cuenta de que de un barrio a otro, de una comunidad a otra, las cosas pueden ser taaan diferentes…
      Lo que parece que se confirma es que cuando los públicos tienen demanda, se invierte mucho más en ellos, y si se invierte más, tendrán más demanda, lo que viene siendo una rueda de toda la vida.
      A ver si es verdad que quedamos a tomar algo, un poquito de mejor tiempo y nos lanzamos al Madrid Río con los peques 🙂

  18. blogdemadre says :

    Impresionante, chicos, vaya storecheck. Yo fui a un concertado laico y tengo más taras que una camisa de mercadillo. Mis hijas van a un cole público donde el AMPA compra hasta las pizarras pero con un método educativo infinitamente más libre. No tenemos piscina en el cole, ni bolera, ni spa, tampoco cuarto oscuro. ChicAs con chicOs, todo muy loco. Y los profes dan besos. La monda. Con 3 y 5 años, qué más se puede pedir?

    • blogdemadre says :

      Concertado religioso, quise decir. Me ha podido la ilusión.

      • mamanatas says :

        Si es que te ilusionas a la mínima. Ya decía yo, en aquella época (antes de ayer) ¿concertado laico?: qué modernos los padres de esta chica, serían hippies…

    • mamanatas says :

      Ni storecheck ni storechock!! Ay, cómo se nota esa vena publicista y cómo se nota mi paletismo y mi google tan a mano, bueno, con mi limitado inglés podía hacerme una idea del “conceto”, jijiiji
      Oye, pues será todo muy loco en ese cole pero yo a Lasniñas las veo muy educadas y muy monas así que me arriesgaré y creo que nosotros también probaremos con el guaje la pública, a ver si tenemos suerte 😉

  19. Paula says :

    La situación es perfectamente extrapolable a Gijón, por ejemplo, solo que aquí se da una paradoja muy curiosa, y es que los padres que fueron al Codema no quieren que sus hijios vayan a ese cole (sus motivos tendrán) ¡pero sí quieren que vayan a los Jesuitas! y al contrario ocurre exactamente lo mismo, se dejan decir “no no, a los Jesuitas no, que fui yo, yo quiero que vaya al Codema…!, lo que demuestra la necedad de querer buscar lo supuestamente correcto en algo igual a lo que no te gusta… no sé si me explico!!
    Mis niños van al público y yo estoy encantada y ellos también. Sí es verdad que puede haber diferencias entre unos y otros, pero al menos los maestros han aprobado una oposición…

    • mamanatas says :

      Menos los interinos… menuda noticia que nos pasaste!
      Lo del Codema y los Jesuitas, pues la gente sabrá, pero que se lo paguen ellos!!

  20. Irene says :

    Muy de acuerdo! Especialmente la cuestión de las grandes diferencias que hay entre los colegios públicos: será que cuando yo fui al cole, las diferencias eran mínimas y efectivamente, se elegía el que te cayera más cerca de casa. Ahora hay coles públicos bilingües y otros que no, con aula de música y sin ella, con comedor o aula matinal, y sin nada de esto… ¿por qué? ¿es que no tienen todos los niños derecho a contar con las mismas “prestaciones” en colegios que se pagan con el mismo dinero público? ¿cómo se elige qué colegio tiene qué dotación? en mi época, las diferencias entre colegios solían depender más del grado de implicación del profesorado, eso es algo que no se puede controlar, pero de verdad que no entiendo que pueda haber taaanta diferencia de instalaciones y dotación entre colegios públicos.

    • mamanatas says :

      Buff, si es que con los recursos que deben de recibir seguro que tienen que hacer milagros, algunos por lo menos. Nosotros vimos uno que daba esa impresión.
      Yo creo que cuanta más demanda tiene el cole más se invierte en él y cuanto más se invierte, tiene más demanda (puse el mismo razonamiento más arriba) así que al final se trata de que los gobiernos apuesten por la educación pública, pero también los ciudadanos, Si nosotros no creemos en ella… mal vamos!

  21. carmela says :

    Hoy salio este tema con una clienta y menuda la que se armo,luego dijo que sus nietos estaban en un privado sin concierto,no lo creo ,pero le dije en eso estamos de acuerdo,el que quiera que lo pague,yo no puedo sacar esos temas en el trabajo,pero estoy hasta las narices de oir tonterias,los publicos salen todos burros y mal educados.
    que tonteria los mios siempre al publico y estoy orgullosisima de ellos,como personas y como estudiantes

    • mamanatas says :

      Hay gente con la que vale más no hablar de estas cosas porque no te van a escuchar y te vas a llevar un sofocón a lo tonto así que, mejor pasar de ellos!

  22. Jesús says :

    A ver si consigo decir todo lo que quiero sin que me salga una respuesta más larga que el post…

    Muchas de las órdenes religiosas dedicadas a la educación (yo conozco personalmente a Salesianos y La Salle, por haber estudiado en unos y trabajar en otros) nacieron para atender unas necesidades que no estaban cubiertas por el estado, en su mayoría de las clases sociales más bajas. O sea que ánimo de enriquecerse, cero. En el siglo que estamos, creo que el estado debería cumplir sus obligaciones y proporcionar una educación obligatoria pública de calidad a todo el mundo, pero claro, sale mucho más barato que las órdenes religiosas cubran parte de esas necesidades a un coste mucho más bajo. Realmente es más bajo, porque el dinero que reciben los colegios no cubre los costes. De ahí que se pida a los padres que colaboren con una cuota mensual para contribuir al mantenimiento. En otros colegios no sé cómo será, pero desde luego en el mio cuando una familia no puede permitírselo, se lo dice a la directora y dejan de pagar. Obviamente, primero se les explica el sentido de la cuota y la importancia de mantenerla, pero si no quieren pagar no se les pasa el recibo y ni estigmatizados ni leches, esos niños siguen siendo exactamente iguales que los demás, entre otras cosas porque ni el resto de compañeros ni los propios profesores saben quién paga y quién no, salvo quizá el tutor como es mi caso. Con esto de las cuotas he oído todo tipo de barbaridades a los alumnos, que se piensan que de ahí salen los anillos de los obispos, y me parece completamente injusto.

    Obviamente es un modelo que al estado le interesa por coste. Algo similar sucede con la asistencia social: El ayuntamiento/comunidad, en lugar de ofrecer los servicios de asistencia que debería, ofrece los proyectos a las ONG a un coste muy inferior, sabiendo que al final las ONG se mantienen de la buena voluntad entre cuotas de los socios, locales prestados y mucho voluntario que no cobra. Es una irresponsabilidad de las administraciones y se puede criticar a las ONG por participar en ese modelo, pero ahí están y nadie se lleva las manos a la cabeza (y a todos nos parece estupendo y totalmente lógico pagar una cuota mensual para mantenerlas). A largo plazo es insostenible y eso sucede en los colegios, que cada vez hay menos religiosos que trabajen gratis y encima las comunidades recortan, así que muchos están al borde del cierre. Quizá tendría sentido que cerraran si esa función se asumiera por una educación pública de calidad, pero la realidad es que no está siendo así.

    Respecto a la religión, estoy totalmente de acuerdo con que el lugar para recibirla es en casa y en la catequesis de la parroquia. En ningún caso en la escuela pública, salvo que se trate de historia y filosofía de las religiones. Lo que sí echo de menos en la escuela pública es una preocupación específica por la interioridad, por la educación en valores, por hacer que los chavales se detengan a preguntarse cómo son y cómo quieren ser, que reflexionen sobre sus metas y tengan un proyecto de vida (no necesariamente religioso). No sé si estaré siendo demasiado condescendiente con los colegios religiosos por la relación que tengo con ellos, pero al menos en los dos que yo he conocido esa educación en valores tiene más importancia que la propia religiosidad. Veo a diario a profesores preocupados por que sus alumnos sean buenas personas, pero nunca he oido quejas porque no recen bastante. De hecho las capillas de los colegios hoy en día se usan para muchas más cosas que ir a rezar, son un lugar muy acogedor para que los chavales se calmen y reflexionen.

    Respecto a lo de no dar información como el horario antes de matricularse, es cierto que a veces hay cierta opacidad que no entiendo. En mi colegio de hecho ni siquiera hay día de puertas abiertas. Creo que la justificación que se da es precisamente que no quieren que los padres lo elijan por tener un gimnasio muy grande o unas clases con pizarra digital (que a menudo parece que es lo único que importa a los padres) sino porque la formación académica y el proyecto educativo les convencen más que otros aspectos secundarios. De hecho la entrevista personal tiene como objetivo principal hacer entender a los padres ese proyecto educativo, para que se vayan convencidos del colegio, más que para seleccionar familias.

    Y para acabar (lo prometo) de las pruebas de la Espe mejor ni hablar: Colegios que dedican semanas sólo a preparar el examen para salir bien, sin importar el temario de esa evaluación; clases forradas de pósters de geografía y fórmulas químicas para que los alumnos puedan copiarlas en el examen (el examinador que va no puede tocar la decoración del aula); profesores que chivan a sus alumnos durante el examen… Un despropósito, sin entrar en el contenido y formato de los exámenes, bastante discutido también pero del que yo no tengo ni idea. Para mí este es el último dato en el que fijarse para elegir un colegio.

    Pues eso, que yo estoy a favor de la educación pública (y me manifiesto en su defensa). Defiendo un modelo en que los colegios públicos sean lo bastante numerosos y buenos como para que nadie tenga que suplir el papel del estado en la educación, de manera que los colegios religiosos, las cooperativas de profesores y otras opciones sean eso, opcionales. Pero creo que en vuestra crítica no estáis siendo justos, imagino que por desconocimiento, así que he querido mostraros otro punto de vista desde dentro.

    Pues no he conseguido que me quedara corto, no…

    Jesús

    • mamanatas says :

      Qué dices?? Te ha quedado cortísimo 😉
      A ver, que aquí hay mucha tela que cortar, jejeje
      El concierto para determinadas instituciones, colegios, ONGs es “justificable” en cierta medida, o por lo menos, más justificable que en el caso general, aunque yo creo que se deberían afrontar ciertos problemas de otra manera totalmente distinta, con más responsabilidad por parte de la administración y no “endosando” el tema a terceros; creo que esto también es lo que dices tú.
      También pienso que hay muchos concertados a los que les interesa el concierto porque la gente no está dispuesta y/o no puede pagar pastones así que, ya lo dije en otro comentario, no será el gran negocio, pero si no les interesara no aceptarían conciertos.
      Yo creo que no has entendido nuestra crítica, o siendo políticamente correctos, no nos hemos explicado bien. Estamos en contra del concierto porque sí, del concierto para que haya una falsa libre elección, y digo falsa porque si la calidad de la pública va empeorando hasta niveles insoportables, si eres un padre con dos dedos de frente, te tragarás tus principios y llevarás a tu hijo a un colegio concertado con una calidad mínima, y realmente, parece que ese es el camino por el que nos quieren llevar; no nos gusta el concierto cuando cualquier “mindundi” como nosotros, pretende que su hijo tenga una educación diferenciada (que lo creen así) y que comparta pupitre con “gente de bien” por no decir “españoles de bien”, pero eso sí, a un coste razonable… “estoy dispuesto a pagar algo más que en la pública pero tampoco como si fuera privada”. Y mientras pasa todo esto plazas públicas libres y colegios públicos cerrados. Lo siento pero no, no me gusta el concierto.
      No sé si seleccionan familias o no, pero, hummm, todos cortaditos por el mismo patron?, hummm
      Respecto a las famosas pruebas de la Espe, les damos una importancia justita justita, por no decir casi ninguna. Pero negar que esta comunidad apoya claramente la educación concertada y privada frente a la pública, para mí es un error; y mi teoría es que para ese apoyo, a esta señora se le ocurre hacer unas pruebas para hacer un ranking pensando en otro tipo de resultados y que al final le salió el tiro por la culata. De todas formas, los datos oficiales son esos, son los que hay, por eso los mencionamos.
      Empecé el post diciendo que no entendía este amor por la concertada, que necesitaba alguna explicación. Si una familia pasa de la religión, si esa familia tiene públicos en la zona supuestamente de una calidad buena, si la cuota le va a salir bastante más barata que en la concertada, si es defensora de la pública, no entiendo por qué al final con todos estos aspectos a tener en cuenta, dicha familia se decanta por concertado, es que no lo entiendo!!
      Por tanto, como tú dices, “los colegios religiosos, las cooperativas de profesores y otras opciones sean eso, opcionales”, sí, por supuesto, pero cada uno que pague lo suyo sin subvención por parte del estado.

      Y voy a parar, porque ya me estoy aburriendo a mí misma 😉

  23. Jesús says :

    Es que lo de la Comunidad de Madrid tiene tela. Aquí se están regalando terrenos y conciertos a colegios y órdendes religiosas que dan miedo. Y se facilita la selección del alumnado bajo la excusa de la libertad de elección de centro. Pero es que en España tenemos la conferencia episcopal que tenemos (espantando cada día a más gente de la iglesia) y en la Comunidad de Madrid un gobierno para llorar.

    Todo esto no sólo es criticable, sino en algunos casos hasta denunciable. Lo malo es que se meta en el mismo saco a otras organizaciones que no tienen nada que ver, con unas metas y unos medios completamente distintos. Por poner un ejemplo que se me ocurre ahora mismo, mucha gente no sabe que la FERE-CECA (una de las agrupaciones de escuelas católicas más importantes) estuvo presente en la planificación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, llegaron a un acuerdo con el gobierno y no tienen absolutamente ningún problema con la asignatura. Pero como sólo se escucha en la tele lo que dicen los obispos, parece que en todos los colegios religiosos animaron a los padres a rebelarse y ahora han impuesto al gobierno cargarse la asignatura (es que a veces los políticos y los periódicos son más conservadores que las propias congregaciones)

    Lo más curioso es que, cuando todos pensábamos que los concertados estaban claramente favorecidos por la Comunidad de Madrid, ahora anuncian que retiran el concierto a TODOS los ciclos de grado superior de la comunidad ¿WTF? ¿Entonces…? Teniendo en cuenta que las plazas públicas son escasísimas, esto sólo favorece a las universidades privadas que han empezado a meter ciclos de grado superior para aprovechar los campus. Y la sensación general es que después de los ciclos vendrán los bachilleratos y la infantil, todo lo que no sea educación obligatoria.

    Así que ya no se puede decir ni que apoyen a la concertada. Directamente o tienes una pasta para pagarte unos estudios privados, o te quedas en la ESO y a limpiar habitaciones a Eurovegas. Total, los pobres para qué quieren estudiar. Adiós clase media, adiós…

  24. iiiiiniiiii says :

    A mi mis padres me mandaron a un cole concertado, que en EGB era público y en BUP privado. Ellos pensaron que era lo mejor, pero la verdad esque nunca me gustó como me enseñaron ni el rollo monjil.

    Cuantos más post del #viernesreivindicativo leo más pienso que nuestros problemas en eduación vienen de muy atrás y la situación actual está simplemente acentúando las enormes deficiencias existentes que estáis comentando.

    Yo tengo 30 años y salvo un puñado de profesores que cuento con los dedos de una mano no he tenido una buena educación en mi cole ni en la Universidad ( y he ido a pública y privada). Como digo en mi post me he tenido que educar yo sola, gracias a que mis padres pusieron dinero extra, y no es que me cueste estudiar, que no es el caso, si no que me he topado con pocos profesores a los que pueda llamar de calidad, casualidad de la vida? ¿Se debe a que estudié Ingeniería Informática?No lo creo. Recuerdo profesores de la uni que eran brillantes en su campo pero inútiles para enseñar porque no se sabían explicar, y no puedo ser la única en haber vivido esto. De ahí el fracaso escolar, la falta de motivación y el bajo rendimiento laboral si no se nos enseña qué cualidades tenemos y como usarlas para beneficio de la sociedad en nuestra carrera profesional.

    Yo tuve buscar por mi cuenta en que trabajar y que se me daría bien porque en ninguna institución educativa a la que fui tuve ningun apoyo en esta materia. Por no decir que en mi cole las clases de Inglés eran patéticas y a los 14 empecé a aprender por mi cuenta porque decidí que quería irme a vivir fuera…
    Vamos que ya mi generación fue fruto de la desigualdad educativa, falta de formación en el profesorado y falta de medios, no materiales pero si de contenido y oportunidades.

    A ver si ahora que la gente se mueve por los recortes se puede mejorar el sistema en su conjunto. Yo no lucho por no perder lo que ahora hay si no por mejorar todo el programa porque si no enseñamos a pensar a los niños de hoy, no vamos a encontrar una industria sostenible en este país.

    Perdón por el mega-post, me lío a escribir….

  25. Mi Álter Ego says :

    Yo fui a colegio privado. De monjas. Por azares de la vida hace poco me encontré con una chica que había sido compañera mía. Me contó que tenía una niña y que la había querido mandar al mismo colegio al que habíamos ido nosotras pero que no pudo porque ya no tenían rutas y cosas así… A lo que le pregunto, en tono de broma, “Ah, ¿Tú no quedaste traumatizada?” y me responde (Textual): “La estoy mandando a un colegio del Opus, porque en cuanto vi que los colegios públicos estaban llenos de gitanos y de panchitos…”. Muertecica, me dejó. Besotes!!!

  26. Paz Cabero says :

    Efectivamente, lo normal sería que la educación pública fuera la educación de referencia, pero es el propio funcionamiento de la educación pública el que ha hecho que la percepción sea mala. Porque no es el hecho de que vayan o no moros o panchitos. Es la percepción de que se favorecen y fomentan los grupos, moros y panchitos o no, que tienen conductas disrruptivas en el aula, de que se fomenta la desidia y el mínimo esfuerzo, que no se fomenta el esfuerzo y el aprendizaje, porque al fin, si todos van a pasar de curso, qué beneficio tienen los alumnos que quieren estudiar? Cómo se les alienta y motiva?
    Cuando mi hermana empezó BUP fue a un instituto de provincia, digamos que con fama de problemático. Afortunadamente el director, con un par de decisiones duras consiguió un centro en el que el estudio era un valor y consiguió que el nivel mejorara muchísimo y por lo tanto su reputación.

  27. atis says :

    Gradísimo post!! Es muy triste lo que han hecho con la educación en España en general y en Madrid en particular. Hasta los mas reivindicativos en sus años jovenes agachan la cabeza y se pegan por meter a sus hijos en colegios religiosos concertados para que estén en su “guetto” de niños bien pagando un cuarto de lo que cuesta un colegio privado. Lo que nadie ve y es porque no quieren verlo (quien no tiene un conodido que sea profesor?) es que los mejores profesores son los que estan en la enseñanza publica.

Trackbacks / Pingbacks

  1. The choice | La Madre Tigre - 13 marzo, 2013
  2. Porque sin educación no hay futuro - Marea fucsia - 17 mayo, 2013

Comenta lo que te apetezca!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: