En la recta ¿final?

Querid@s tod@s, qué gusto da veros por aquí después de unas largas y merecidísimas vacaciones. Vamos al lío:

Todos sabéis a estas alturas que el guaje es un ángel. Dio un fenomenal embarazo, un parto prácticamente indoloro, ni un triste cólico, había que despertarlo por la noche para comer, le daban las 12 de la mañana durmiendo los fines de semana, y es más bueno que Lassie con bozal, por más que tenga su carácter. ¡Una bendición!

De verdad que lo vamos a canonizar a este niño. Si es que antes le dice la madre: "cuando nazca el neñu tienes que llevarme al hospital jamón, que tengo muchas ganas" y contesta el pobre: "yo también tengo muchas ganas de ver al neñu"  :_)

De verdad que lo vamos a canonizar a este niño. Si es que antes le dice la madre: “cuando nazca el neñu tienes que llevarme al hospital jamón, que tengo muchas ganas” y contesta el pobre: “yo también tengo muchas ganas de ver al neñu” :_)

Pues bueno, el segundo (que responderá al nombre de “el neñu”) creo que pretende hacer honor al fenómeno metereológico del mismo nombre. El neñu promete desde el minuto cero. Qué tío. El jueves mamanatas sale de cuentas, pero a estas alturas ya podríamos llamarlo “el esperado”, por evitar alguna que otra palabra políticamente incorrecta.

El primer síntoma de lo que nos esperaba llegó con esa sobredosis de glucosa que hacen llamar “prueba de la curva del azúcar”. Tres veces tuvo que repetirla mamanatas y al final el resultado fue inequívoco: diabetes gestacional galopante. La pobre ya no es que no pueda comer jamón ni carne cruda… es que ahora tampoco puede tomar nada dulce, ha de pesar todo lo que come y andar con cuidado con la pasta y el arroz. Lo único bueno de esta situación es que he encontrado una doctora que ha relevado a la que yo ya llamaba “mi ginecóloga” (pibón). La endocrina que nos ha tocado en suerte… es una chica majísima, encantadora. Estoy pensando ya en pedirle consejo médico profesional para quitarme algún kilillo.

mamanatas: ¡ole y ole! eso es un marido hecho y derecho… será cabrón el tío, ¿no está pensando en ponerse a tipín por otras y no por la santa que lo aguanta? Para las que decíais que tengo una joya en casa… esta es la verdadera cara (dura) de paparracho.

Si es todo bromina, mujer… Bueno, a lo que íbamos. Diréis que el neñu no tiene culpa de la diabetes de su señora madre y quizás tenéis razón, pero es que eso no es todo: 100 euros, 100, fue lo que pagamos por una ecografía de esas en 4D. Cuando la hicimos con el guaje, se nos mostró con todas las poses posibles: amoroso, enternecedor apoyando su carita en la placenta, con la lengua fuera, sonriendo, poniendo pucherinos… Con el neñu lo intentamos 4 veces, sí, CUATRO VECES. Las poses fueron: te enseño los huevecillos, ahora con el culo en pompa, ahora me giro y parece que te voy a enseñar la cara… pero ¡NO!, me pongo los brazos delante, ahora te vuelvo a enseñar los huevos… Sólo le faltó hacernos un corte de manga al tío. Los 100 euros volaron y todo lo que tenemos en nuestro poder es un DVD en el que se ven más huevos que en la granja de Coren.

mamanatas: al habla la madre del pantojín: es muy fuerte que desde entonces diga paparracho que el guaje es su favorito, ¡hay que tener valor! es verdad que se hace de rogar el muy jodío, pero que conste que nos enseñó estupendamente las manos y también los pies, y un requetepoquitín de refilón una carita enfurruñada de narices (espero que su primer tatuaje sea “amor de madre”, que me lo merezco toíto too)

Y llegaron las vacaciones. Nos fuimos a Alicante unos días estando mamanatas de 34 semanas. Llevábamos allí solo dos cuando… ¡TACHÁÁÁÁÁÁÁN! Se pone de parto: escapada urgente al Hospital General con resultado de 3 días de ingreso y otros 2 de reposo absoluto. En eso consistieron las vacaciones. Tal era la inminencia del parto en aquel momento que tuvimos que llamar a mis padres para decirles que había dilatado varios centímetros y que podía ser en cualquier momento. 15 minutos después llamamos para decir que la iban a medicar para pararlo y que esperasen a que les fueran contando, pero en ese ratito ya habían hecho el equipaje y habían encontrado alojamiento en Elche. Demencial, teniendo en cuenta los 900 km de distancia. Al menos sacamos algo en limpio: a nosotros nos trajeron el libro de familia, el teléfono y el ordenador del trabajo, el carrito y la silla del coche para el bebé (nótese que muy previsores no somos, ¿verdad?). Ellos, por su parte, disfrutaron de las vacaciones que nosotros no tuvimos porque en aquellos días, como podéis imaginar, no pasó nada.

Salimos en dirección a Madrid tras los dos días de reposo absoluto, cruzando los dedos y con la lista de Hospitales del camino bien memorizada, porque parecía más que factible, casi probable, que lo tuviéramos por el camino. Almansa, La Roda, Albacete y Arganda, no se me olvidará en la vida. Llegamos a casa, suspendimos la semana de vacaciones en Asturias y a esperar al feliz acontecimiento.

Pasaron un, dos, tres, cuatro, cinco, seis semanas, pasaron un, dos, tres, cuatro, cinco, seis semanas… y aquel neñín y aquel neñín, y aquel neñín aún no se decidió. Iba a ser algo inminente y aquí estamos, a 2 días de salir de cuentas y sin una triste contracción. Me lo imagino descojonao de nosotros dentro del útero mientras se toma un relaxing cup of café con leche, se lee el suplemento dominical y hostia a su madre a patadas que ni el mismísimo profesor Miyagi, al que dios tenga en su gloria.

Qué tipín tiene la jodía... de 9 meses y con 54 kilos. Hasta se le ha puesto un pandero redondete a la Jennifer López que... ¡ay, omá, qué rica!

Qué tipín tiene la jodía… de 9 meses y con 54 kilos. Hasta se le ha puesto un pandero redondete a lo Jennifer López que… ¡ay, omá, qué rica!

mamanatas: sí, mucho “omá, qué rica” pero siempre me dice lo del pandero de Yei-lo con un tonito de cashondeo que me siento más bien como “Ofrawinfrey” versión decolorada.

A estas alturas, nada está claro, pero os prometo que se nos está haciendo ETERNO. Sospechamos que ha pedido prórroga y pretende hacer la #AcampadaInUtero15M para esperar a esa fecha señalada. Sabemos que los médicos no se lo permitirán, pero por ganas no va a ser. En BWIN, Betfair y misapuestas.com se paga 20 a 1 el parto normal y 1,1 a 1 el inducido. Creo que están a punto de suspender la cotización ante el poco juego que da el tema, no os digo más.

En fin, que estamos (teóricamente) en la recta final y que tenemos unas ganas terribles de que esté con nosotros. Y que cuando asome la cabecina diga: “que era bromaaaaa, que soy tan bueno como mi hermanooooo, pero… ¿a que os tenía acojonados, eh?

Escrache final: ¡VICTORIA! (prevacacional)

Parece que la familia paparrachomamanatera se va de vacaciones pero antes, los activistas de esta familia, léase, mamanatas y guaje, han hecho llegar a la agencia Ejque un par de documentos audiovisuales con la esperanza de que paparracho ceje en su empeño de mantener el abrigo de visón sobre su mentón.

Aviso: esta fotografía puede herir sensibilidades. Los propios ejecutores de la misma, han confesado que esperan no tener que llegar a cumplir sus amenazas con la camiseta de su equipo glorioso como protagonista.

_MG_0335

“No queremos un ajoy, no queremos un ajoy”.

Según fuentes policiales, en plena toma de la fotografía, se ha presentado paparracho en el domicilio familiar y esto ha provocado una tangana que ni Pepe en un Madrid-Barça.

Los alborotadores han sido desalojados al grito de varias consignas, en alguna de las cuales se mencionaba a nuestro queridísimo hijode presidente del Gobierno. Aquí podemos escuchar sus lemas (PINCHAD, PINCHAD):

paparracho: ¡Desisto! Sé que son capaces de todo (incluso de destrozar mi camiseta del Sporting) y la presión que he soportado estos meses no se le puede desear ni al peor de tus enemigos. Además, esos ojos infantiles enmarcados con el palestino, reflejan un sentimiento de desolación que, acompañado de ese “porque pincha… y está muy feo” me obliga a renunciar a mis propósitos.

Pd: Lo que ellos no saben es que sí, mañana me afeito, pero ahora nos vamos de vacaciones y se me va a olvidar la maquinilla y, claro, van a ir pasando los días y… ¡¡¡¡¡¡¡MUAJAJAJAJA!!!!!!

 

Nacer en septiembre no es cosa fácil…

…al menos, en Madrid.

La cosa es así: no solo implica a la madre un tercer trimestre veraniego, de tobillos hinchados y panzas insostenibles, sino que uno nace cuando todo el pescado está vendido. Para esa época, las plazas de Escuelas Infantiles públicas ya han sido cubiertas y da igual que tú, por tener un hermano en el centro, tengas derecho a muchos puntos. Como no has nacido, en las fechas de matriculación se te ignora y va corriendo la lista de espera hasta que se llenen las clases.

– No os preocupéis, porque luego siempre se da de baja gente, y con los puntos que tenéis entra seguro. – nos dicen

Y no nos extraña que sea así y que la gente se borre. Uno consigue con gran alegría una plaza en una Escuela Pública de la Comunidad de Madrid y luego llega Paco con las rebajas:

Mira, la cuota es de 180 euros al mes, más 96 de comedor

Bueno – piensas tú -, algo más caro de lo que esperaba, pero sigue siendo más barato que ir a la privada.

Pero, claro, la Comunidad de Madrid el año pasado incluyó un suplemento para el primer año de escolarización, ¿sabes?, es que los bebés de primer año implican más dedicación, con lo que tiene un suplemento de 60 euros mensuales

Jodó, 60+180+96… 336 euros al mes. ¿Y con qué horario?

Pues mira, el horario es de 9 a 4, si tienes que añadir franjas de media hora, por cada una, 15 euros adicionales.

Entonces, a los padres les pueden pasar muchas cosas, pero dos muy frecuentes son estas:

  • Uno de los dos padres (o los dos) no trabaja, con lo que asumir casi 350 euros al mes no parece una opción muy sostenible.
  • Los dos trabajan, con lo que en el mejor de los casos te plantas en 370-380 euros mensuales para un 8:30-16:30.

Y siempre está la tentadora y abusadora opción (por más que a ellos les pueda gustar) de tirar de abuelos, claro. Los que tienen la suerte de tenerlos en su misma ciudad y no a 500 km como nosotros.

En la privada cobran generalmente, dependiendo de la escuela, entre 400 y 500 euros mensuales, de los cuales puedes descontar las becas con las que la Comunidad madrileña las engalana, que se dan a todos los padres que la soliciten (al menos, hasta la fecha, nunca hemos conocido a nadie que no la haya tenido). Bueno, a todos no, que si naces después del 1 de julio no tienes derecho a ella. ¡Si ya decíamos que nacer en septiembre es una putada!.

La beca son 100 eurillos mensuales, con lo que la cuota de la privada se queda entre 300 y 400 euros, y además son más flexibles en el tema de horarios por si algún día te surge una complicación. ¿Cómo no se va a borrar la gente de la pública?

Entonces, bueno, parece factible lo que nos dicen en el cole y, pese a nacer en septiembre, el neñu es muy probable que tenga plaza. Y pareceremos masoquistas por apuntarlo teniendo en cuenta lo anterior, pero hemos de reconocer que estamos contentísimos con la escuela del guaje, el equipo de profesoras (sí, son todo chicas), el modelo educativo, las instalaciones… todo. Bueno, todo menos la directora, a la que en su día bautizamos como “la bruja del este” y que aún sigue haciendo de las suyas cada vez que puede poniendo la nota gris a esta magnífica escuela.

Como son muchas las posibilidades de que tengamos plaza para el neñu, entonces nos citamos en la Escuela para conocer cómo sería el proceso una vez matriculado. Y nos explican que, independientemente de que el niño se vaya a incorporar en enero o febrero, hay que comenzar a pagar desde la matriculación, es decir, en nuestro caso desde el principio de curso. ¿Y cuánto? Pues todo son facilidades:

  • El primer mes pagas sólo la mitad de la cuota. Eso sí, metiendo en la cuota los 60 euros de suplemento esos que la Aguirre se sacó de la manga y que se justifican por la dedicación especial que requieren los bebés. Sí, ya sé que no nació y que no va, pero no deja de ser un bebé. Son 120 euros.
  • El segundo mes, lo mismo. Otros 120.
  • El tercer mes, pagas también la mitad de la cuota y el suplemento, y le añades también la mitad del comedor. Esto de pagar medio comedor parece ser que es una novedad no oficial para este curso 2013/2014. Innovando y tal. Total: 168 euros
  • El cuarto mes, ya pagas la cuota completa y el comedor completo, también novedad este curso. 336 euros del ala.

Total, que si incorporas al niño en el 5º mes, habrás pagado 744 euros sin que haya pisado el cole (el año pasado hubieran sido 500 y el anterior 320) y, por tanto, sin que el niño haya ocasionado gasto alguno.

Míralos, qué felices. Les encanta que los planes salgan bien.

Míralos, qué felices. Les encanta que los planes salgan bien.

No creemos que haya escuela infantil privada lo suficientemente cara como para que esos 744 euros que pagas por la nada te salga a cuenta pagarlos, con lo que, salvo que tengas un interés tan grande como el nuestro porque el neñu disfrute de la calidad educativa que sabemos por experiencia que tiene la escuela, lo normal y racional es que uno desista y termine llevándolo a una privada. Es más, aún queriendo llevarlo a la pública, no todo el mundo podría asumir ese coste.

Mucha gente ya no se puede permitir la educación pública. Así está el patio en Madrid, amigos.

Escrache II: La cosa se pone seria.

Vuelven los escraches al hogar de paparracho y mamanatas. Un mes después de que se produjera la primera medida de presión contra la barba del cabezón de familia, llegan el guaje y la preñi con una nueva incursión en el mundo escracheril.

En esta ocasión, la acción se ha tornado bastante más agresiva y amenazante que la anterior, y para muestra, los propios sujetos activos han facilitado a la agencia Ejque el siguiente documento visual con una de las posesiones más preciadas del barbapapá que nos ocupa:

_MG_0338

Lo de limpiarse el culo con un mal libro no siempre tiene sentido… en este caso la tecnología no ayuda.

Por ahora, no se sabe hasta dónde es capaz de llegar esta familia pero sí han anunciado que seguirán luchando por mantener a salvo su epidermis facial: “No nos pincharán” han terminado gritando con un bote en alto de espuma de afeitar.

.

.

A la mañana siguiente, Paparracho se despierta y encuentra este post. Con los ojos fueras de sus órbitas y paralizado por la ira y el terror, reacciona:

.

paparracho: ¡¡¡¡NOOOOOO!!!! ¡El eBook noooooo! No te atreverás a llegar hasta ahí y encender esa mecha. Me obligarías a contraatacar con algo serio, publicando algo como… no sé… ¿te acuerdas de las fotos del desnudo de tu primer embarazo?

.

Yo no estuve el #8J

Sí, qué pasa… soy un paria en esta relación de dos. Tuvimos la mala suerte de que el evento blogger del año coincidiese un día que no teníamos familia para cubrirnos durante el día (y la noche, obviously) y uno de los dos tenía que quedarse fuera con el niño. Aunque el blog es prácticamente mío, porque esta costilla mía le echa mucho morro, ella dedició ir y si ya le tengo miedo en situación normal, como para importunarla con un bombo de 6 meses. A última hora, mi santísima madre se vino desde Gijón para estar con el nieto y que disfrutase al menos de la noche, casi ná. Y allí aproveché todo lo que pude, que no fue poco.

mamanatas: Vamos, me tienes tú un miedo que pa qué. Ya no sabes qué hacer para quedarte con el blog, ya me echaste en su momento del twitter y casi casi del Facebook; ten cuidao que cualquier día te quedas solo y te empiezas a inventar las historias paternales como otra blogger que hubo por ahí…

En fin, que yo pasé una mañana entretenidísima con hijo y mamá, luego dormí una siesta estupenda y después preparé mi outfit para el #8J, consistente básicamente en lo primero que encontré en el armario que no tuviera lamparones. Pero antes de ir al Matadero Madrid, tenía que pasar a hacer el check in en el apartamento que ganó nuestra amiga Vanina y esperar a su Don para ir juntos. Fue un momento muy duro, que tuve que suplir con alguna que otra cerveza, una tumbona, un poquito de sol y mi adorado Dickens. De esta guisa estaba yo.

mamanatas: Con lo de mi adorado Dickens no te refieres a un güisqui, no?

¡Aparta de mí este cáliz!

¡Aparta de mí este cáliz!

Al final las chicas vinieron al apartamento (a descargar equipaje y regalos, no por amor, descuiden!) y desde allí nos fuimos a la Terraza del Matadero. Es verdad que no estuvimos, pero entre lo poco que pudimos averiguar y lo que leí hoy en twitter, estoy enterado de que:

– Os han regalado chuches por doquier

– Campofrío es una marca de mujeres

– Hay quien cree que tener 2.000 seguidores en twitter te convierte en famoso. Y yo con 800 sólo sé que no soy nada.

– Había un tío de LG al parrecer muy atractivo, VeLenGoso lo llaman ya.

Mamá en Alemania sabe darse mus como nadie (se lo dije en persona: ídola) y era, para mí, la más elegante de la sala… ¡y estaba el listón alto!

– Había otro tío llamado Carlos Bravo del que se habla mucho también: porque decía que había que escribir un 30% más que el resto (apañado voy) y no sé qué del G+1. Ah, y porque era muy guapo a la par que bajito.

– Que Mónica, Laura y Juanpa son adorables. Cosa que ya sabía.

– Que el mejor sitio para cargar el móvil era la sala de lactancia y que en la desesperada búsqueda de enchufes ¡hubo quien llegó a Atocha!

– Que hay que tener un excel con contraseñas y no sé cuántas cosas más

– Que se creó un club de bloggers rurales para los que no les da la cabeza para seguir tanto consejo. Por supuesto, ya soy miembro.

Y bueno, llegué a lo programado: al fiestón. Comida tan rica como escasa, pero barra libre de bebidas, que amorticé como correspondía. El verdejito de Rueda daba la talla y no se le pueden poner pegas al evento: por 17,50 no se puede pedir más. Otro acierto de la organización. Pude charlar con muchos bloggers, tuve la suerte de tener en brazos al bebé de La chica perika un ratito (y es, como dicen los argentinos, completamente morfable) y el veredicto en mi pugna con mamanatas fue claro y abrumador: !SÍ A LA BARBA!

mamanatas: Estén atentos a sus pantallas porque este tipejo provoca más que la cospedal y se avecina algún que otro escrache más, HAHAHA!

Lo pasé en grande, pero la cosa fue por los derroteros que me temía… si llevaban en la Casa del Lector desde las 10 de la mañana, ¿quién coño iba a llegar al chocolate con churros matinal con un zapato puesto y otro quitado? Imposible. Aquello empezó a vaciarse a las 11 de la noche y a partir de las 12 quedábamos los irreductibles pendencieros habituales y otros que ya nos parecían peligrosos por la pinta. Menos mal que iba preparado.

El grupo de sospechosos habituales lo formaban: La gremlin, la runner, la tigre, Vanina y Don, Esther Gili, Niros Ania Zul, Peineta y Ata. Tres preñadas… ¡que tomen nota los que estaban tan cansados! Buscábamos un bar donde tomar la última (nos echaron del Matadero, esto es “asín”) y nos dirigimos al hispterista Costello Río que tanto recomienda la chica del barrio. Dos y poco de la mañana y nuestro gozo en un pozo: que anduviéramos vía, que iban a cerrar. La gremlin utilizó sus mejores artes para sacarle al camarero un sitio cercano donde tomar algo. Él le dijo algo de un sitio que estaba a 30 metros al que podíamos ir si éramos de fiar… ¿sospechoso? ¿quién dijo miedo? Se llamaba algo así como no se qué PINO no se qué ROJO. Allá que fuimos.

Tras 30 metros multiplicados por 10 llegamos a un bar cerrado a cal y canto que se llamaba algo de pino rojo y que tenía una pinta bastate más sospechosa que nososotros. Era algo así como La Ostra Azul pero con las luces apagadas. ¿Que qué es la ostra azul? ¿Pero vosotros tuvisteis infancia?

En fin, que allí se acabó la noche grupal y cada mochuelo a su olivo. Pero el Don y yo no nos dábamos por contentos y buscamos un sitio por el barrio… ¡Oh, miserables hados! hasta el mítico Iberia nos cerró la puerta en las narices y ante la perspectiva de entrar al único sitio abierto cercano, la Sauna Paraíso, entramos al apartamento. La noche duró hora y media más, 90 minutos de charla de amigos de esas que no quieres que se acaben nunca y el Don y yo demostramos que somos unos caballeros saliendo a la calle a buscar algo de comer en un 24 horas. Que no se quedasen nuestras damiselas sin el colacao y un donut para ir a la cama.

Yo di cuenta también de las muestras de la marca de mujeres esas y de la hamburguesa de atún de Isabel, pero esa es otra historia que puede que se convierta en otro post sobre una marca, SIN PATROCINAR. Cómo era eso, ¿ALT? ¿NO FOLLOW? Enseñadme algo los que estuvisteis, perrac@s, que ya sabéis que soy el paria de esta pareja!!!

Escrache “Stop a los pelos”

La agencia Ejque informa de que en un domicilio madrileño se ha producido un escrache en el que se exigía la desaparición inmediata de la barba de un hombre llamado paparracho.

Según fuentes policiales, todo parece indicar que los participantes en dicho escrache son miembros de la propia familia del individuo, concretamente, su mujer, cuyo nombre es mamanatas, y su hijo, más conocido como “el guaje”.

Se desconoce si se trata de un escrache puntual o si tendremos más noticias que apunten en la misma dirección.

Stop a los pelos

A la mujer, embarazada, parece asomarle cara de pena y desesperación bajo su pañuelo palestino; seguramente debajo de esa cara sonriente de Pluto se esconde un inocente niño amargado con la barba de su papa.

Seguiremos informando.

Y las cosinas de Lanoa van para…

Bueno, amigos, más vale tarde que nunca… íbamos a cortar el martes, pero a última hora fueron llegando algunos despistados y decidimos alargarlo hasta el último momento.

Finalmente, los participantes son:

1 – La Manada
2 – Cruz entremadres
3 – Yohanna Arco
4 – Chincha Rabincha
5 – Chus San Salvador
6 – Yolanda San Segundo
7 – Cris
8 – Bienvenidos a Lilliput
9 – Me gusta mi barrio
10 – Blanqui
11 – Andrea Sánchez
12 – enfermería7
13 – Ana María Ramos
14 – Yolanda Dibujos de Nube
15 – Vanina
16 – Golosi

El número representa, salvo error, el orden en que se apuntaron en el formulario de Lanoa. En todo caso, da igual. La probabilidad de que cada uno gane no deja de ser del 6,25%. Nuestra idea era que el guaje sacara un número de la bolsa, pero dejándolo para este medio día era imposible. Así que vamos a utilizar el horripilante Mr. Random.  Metemos el rango de números, pulsamos generate y el resultado es…

¡Prometemos no volver a hacerlo así!

¡Prometemos no volver a hacerlo así!

Así que, muchas felicidades a la cordobesa más viajera. Como me imagino que no te podrás acercar a la fiesta de Lanoa de mañana, Diana se encargará de realizar el envío. Ahora que lo pensamos, un babero y un peluche… ¿tienes novedades que compartir?  😛

Lanoa cumple un año y lo celebra con vosotros

Parece que fue ayer cuando conocimos a Diana Maján. Una arquitecta alicantina desplazada a Madrid donde formó su familia… muchos paralelismos espaciotemporales con nuestra pequeña historia, ya que su nano y nuestro guaje también son casi de la misma edad. En aquel momento, apenas sabían caminar y ahora son ya un par de hombrecitos.

Aquel día, que compartimos unos chocolates con churros en el mítico Café Comercial de la Glorieta de Bilbao (fundado en 1887, y sede de grandes tertulias literarias por las que han pasado Antonio Machado, Blas de Otero, José Hierro, Ángel González, Gloria Fuertes, Camilo José Cela…), nos contó la idea que rondaba su cabeza: lanzarse a la aventura de emprender.

Es entrar por la puerta del Café Comercial y respirar el ambiente de vieja tertulia. Imprescindible.

Es entrar por la puerta del Café Comercial y respirar el ambiente de vieja tertulia. Imprescindible.

Quería hacer un portal de artesanos, nos dijo, encargarse de ser su escaparate 2.0 y facilitarles el proceso de venta online centralizando las tareas de promoción, logística, recepción de pedidos, etc. Como somos muy poco aventureros y muy aversos al riesgo, aquello nos parecía ciencia ficción. Si nos hubiéramos encargado nosotros de acometer algo así, se hubiera muerto antes de nacer, pero en manos de Diana la cosa salió adelante y se lanzó formalmente unos pocos meses después. Arrancaba de esta manera su aventura empresarial cubriendo además este proyecto su pasión por la decoración y el interiorismo (ya sabéis lo que se dice de los arquitectos: ni lo suficientemente hombres para ser ingenieros ni lo suficientemente gays para ser decoradores, jiji).

Ha pasado un año desde el arranque de lanoa.com y aquel pequeño portal que nació con 14 artesanos ya cuenta con casi 50 de forma estable más colaboraciones puntuales de varios creativos. Han organizado varios eventos físicos con un éxito de público abrumador en sitios como el Matadero de Madrid (allí tuvo lugar “El recicladero” y el “handay”) y lo más importante: venden artesanía de primerísima calidad a buen precio y dando un servicio al cliente impecable. Y que quede claro: este no es un post patrocinado. No nos llevamos nada por promocionar a nadie ni lo hemos hecho nunca. Solo apoyamos con este granito de arena a una amiga que está trabajando como una loca, muy bien por cierto, para sacar un sueño adelante.

Para celebrar este primer aniversario, organizan una fiesta el sábado 27 de abril en la librería Top Books de la calle Fuencarral, 127,  muy cerca precisamente del Café Comercial en el que nos conocimos. Allí está invitado todo aquel que se quiera pasar. Se montará una pequeña tienda (pop-up store, dicen los modernos) en la que se expondrá el trabajo de muchos de los artesanos del portal, se presentarán nuevos productos, habrá talleres y cuentacuentos y se obsequiará a los visitantes con un ágape de cosas ricas y sanas durante toda la jornada. El programa completo es este y todo es completamente gratis:

11.30 – Presentacion de Lanoabox

12.00 – Ganchillo adultos

12.15 – Taller de sellos

13.15 – Máscaras con hueveras

16.00 – Regalo Día de la Madre

17.00 – Collares y carpetas recicladas

18.00 – ¡SOPLAMOS LAS VELAS! -ganador 5mimitos

18.30 – Cuentacuentos y Ganchillo adultos

Entre la gran capacidad de Diana para la organización de eventos más la presencia previsible de la mitad de la madresfera en la fiesta, esto es como para no perdérselo si uno está en Madrid el próximo sábado. Los paparrachos allí estaremos al completo, por supuesto.

Y para que conozcáis un poco mejor lanoa.com, han regalado para nuestros lectores un par de productos de los muchísimos que abarrotan su portal. Un gato de peluche de chiribambola (#muyfan) y un babero molón de Nino & Mo. Los tenéis a tiro de piedra: únicamente tenéis que rellenar el formulario que va en este enlace y poner un comentario en este post que estáis leyendo para que ellos puedan registrar vuestra participación. No hace falta hacerse seguidores del facebook de lanoa ni del nuestro, ni ninguna otra cosa. Eso queda a vuestro criterio. Eso sí, es necesario ser residente en España para participar.

El babero robotil. Muy molongo!

Entre los que os apuntéis, a principios de la próxima semana anunciaremos el ganador, elegido en riguroso sorteo de mano inocente, a nuestro estilo. Lanoa se encargará de hacerle el envío a su domicilio o de dárselo en persona si se acerca a la fiesta del día 27.

El gato de Chiribámbola... ¡achuchabilísimo!

El gato de Chiribámbola… ¡achuchabilísimo!

Así que, Diana, por cumplir este primer año de aventura en esta época terrible en la que cuesta tantísimo sacar algo adelante ¡felicidades y mucha suerte para el futuro, que lo mereces!

¿Qué me pasa, doctor?

No pude aguantarme más. Después de dos meses largos sufriendo extraños síntomas para los que no encontraba explicación, decidí acudir al médico y contarle mis problemas.

Mamanatas accedió finalmente a acompañarme. Aderezó su OK con una pequeña mueca de disgusto y hastío, pero con tal de no aguantar más mis lamentos estuvo de acuerdo.

La sintomatología era variada y era difícil orientarse hacia un especialista u otro. Me decidí a ponerme en manos del médico de familia y, así que conseguí cita  y allí nos fuimos.

– Mire doctor, la verdad es que no sé por dónde empezar. He estado buscando información en internet -ya se que no debía hacerlo, pero no lo pude evitar- y lo único que he conseguido ha sido intranquilizarme más.

– Claro, claro… ¡ay, el daño que está haciendo internet! Bueno, ahora está usted aquí. En buenas manos. Tranquilícese y cuénteme todo lo que le pasa.

El doctor había captado perfectamente mi estado de ánimo. Continué.

– Pues mire usted, desde hace dos meses y pico me siento raro. Todo empezó con cogerle manía a algunos alimentos. Cosas que antes me pirraban, como el queso azul, ahora es que no lo puedo ni ver. Y también me pasa con el bacalao… me encantaba, pero es que es pasarme por la sección de salazones en una pescadería y no puedo soportar el olor. Me resultaría imposible comerme eso.

– Bueno, tampoco parece muy grave. A veces sufrimos cambios hormonales asociados a la edad -¿me estaba llamando viejo?- y nos ocurren estas cosas. Quizás podría derivarle a un endocrino, si eso le preocupa.

Mamanatas tensaba poco a poco la expresión, como si pensara que todo era una pérdida de tiempo. No dejé que me influyese y continué.

– No, si lo de los olores es lo de menos. Es que también me siento muchas veces empachado después de comer. Llego a la cena sin apetito, y no es raro que a veces sienta alguna náusea o pequeño mareo ante la presencia de comida.

– Vaya, eso sí que me extraña. ¿Y nota alguna cosa más?

– Pues lo más destacable es lo cansado que me siento. Es hacer cualquier cosilla o algún juego físico con el peque y me fatigo. Por no hablar de la somnolencia… antes no me dormía nunca viendo la tele y ahora es ponerme en una posición cómoda y se me caen los párpados irremediablemente.

– Interesante, interesante… – el doctor iba tomando notas.

Mamanatas comenzaba a respirar produnda y sonoramente dando muestras de impaciencia.

– ¿Alguna manifestación física más? Cuanta más información tengamos, más fácil será intentar encontrar una solución. Aunque probablemente no sea más que estrés. Ya sabe, la enfermedad del siglo XXI.

– Hombre, quizás no tenga nada que ver, pero a veces siento un dolor intenso que me empieza aquí -me señalé la parte baja del glúteo- y me baja por la pierna hasta casi la rodilla.

– Dice que es ciática, doctor -señaló mamanatas con sarcasmo-. Nunca la ha tenido así que no sé de dónde lo saca, pero él está convencido de que es eso.

El médico permaneció callado unos segundos mientras releía la información que había ido anotando. Luego comentó:

– La verdad es que es un caso infrecuente. Todos esos síntomas aparentemente no relacionados pero que aparecen juntos… quizás convenga hacer una analítica para tratar de afinar un poco más. Antes de eso, intente pensar, ¿alguna otra cosa no habitual que haya percibido recientemente?

– No sé… ahora que lo dice, pues sí que he notado que tengo el vientre algo más hinchado. Mi mujer dice que estoy engordando, simplemente, pero claro, con el resto de síntomas todos juntos y con la cantidad de cosas raras que se ven, ya no sé qué pensar.

– Bueno, pues para eso tenemos un poco más de suerte. En la consulta de la enfermera tenemos un pequeño ecógrafo. Vamos a hacer una  revisión rápida extraoficial, aunque sea para tranquilizarlo -dijo el médico para mayor asombro de mamanatas.

Pese a mi cuerpo hercúleo, mamanatas se empeña en verme así…

Nos fuimos los tres a la consulta adyacente, me quité la camiseta y me tumbé, me untó con la cremita pringosa y me puso el aparato sobre el vientre. Durante un buen rato, estuvo moviéndolo de un lado a otro. Mamanatas comenzaba a moverse impaciente por la consulta, suspirando y meneando la cabeza de lado a lado. Finalmente, el doctor dijo:

– Pues no veo nada, más allá de un hígado algo graso. Creo que su mujer tiene razón y simplemente está engordando. Creo que vamos a pedir entonces la analítica y también una radiografía de contraste de la zona abdominal y…

Y entonces, mamanatas estalló:

– Bueno, ya está bien. ¡Consentí en venir contigo hasta aquí pero ya no puedo más! ¡Lo último sería perder más tiempo y dinero con pruebas inútiles! ¿Quiere saber lo que le pasa a mi marido? Pues se lo voy a aclarar yo.

Con la fuerza que le daba la indignación, cogió el ecógrafo del médico repentinamente con la mano izquierda mientras con la derecha se levantaba la camiseta, y sin que el médico tuviese ni tiempo de reaccionar, lo puso bajo el ombligo e hizo un poco de presión. Apenas pasaron un par de segundos para que apareciera esta imagen en el monitor…

¡SÍ, EL SEGUNDO (y último…) ESTÁ EN CAMINO!

… y que el doctor, boquiabierto, pudiera constatar que mi capacidad de somatizar el embarazo rompe las fronteras de lo paranormal.

mamanatas: Esta historia está basada en hechos reales… vale, lo de ir al médico no, ¡era lo que le faltaba! todos los síntomas que comenta aquí el amigo dice que los tiene él, todos y cada uno de ellos, y no los sufre en silencio precisamente. Madre mía, hartita me tiene. Y para colmo de mis despertares nocturnos, el de proporciones hercúleas está roncando más que nunca, qué cruz!

Yo elijo Educación Pública

Necesito unas clases de apoyo. Pero no de las de pago, de las gratuitas, que yo soy de las de pelear por lo público. Y hay muchas cosas que no entiendo y una es este fervor, al menos madrileño, por los coles concertados. Ahora que estamos en pleno reconocimiento del terreno escolar nos encontramos con las siguientes opciones:

  • Público nº 1:  instalaciones majas, profesorado implicado, primero de la Comunidad de Madrid en las pruebas de la Espe (eso sí, en la lista de colegios guays de El Mundo no sale), línea 1 (una clase por curso) a pesar de que tienen espacio para más. De hecho, parecería incluso que mendigasen alumnos para su única clase por curso. AMPA participativa. Aún no hemos ido a la jornada de puertas abiertas.
  • Público nº 2: instalaciones majas -punto menos-, profesorado implicado, segundo del distrito en las pruebas de la Espe (entre casi 50 coles), han conseguido el año pasado llegar a ser línea 2 así que suponen que este año irán por el mismo camino. AMPA participativa, último viaje de estudios para los de 6º de primaria ¡a Liverpool! (mira, al menos en esto van a vivir mejor que en nuestra generación…). Unos 50 padres en las puertas abiertas.
  • Público nº 3: instalaciones sí pero no, con posibilidades pero viejunas, profesorado implicado-tristón (contagiado por la evolución de alumnos del colegio en los últimos años), resultados de la Espe en la media del distrito, tienen espacio físico para ser línea 800 pero les cuesta llegar a ser línea 1. Está en la zona del barrio donde hay familias con más dificultades económicas y se implican: se hacen cargo de parte del coste de los libros en Educación Infantil (entre un tercio y la mitad del coste total). Unos 15 padres en las puertas abiertas..
  • Concertado nº 1: instalaciones estupendas, profesorado riguroso-delosdeantes, resultados intermedios en el distrito en lo de la espe, van sobrados de alumnos aunque no representativos de la zona; creo que vimos un inmigrante de refilón. Capilla para unas 500 personas y dos oratorios para los de infantil; uno coquetísimo, con cortinas muy años cincuenta y sillas de un nivel de sobriedad “celda de Santa Teresa”. Cientos de padres en la jornada de puertas abiertas.
  • Concertado nº 2: similar al anterior. Estos dos coles son los que lo petan en el barrio.

Así, con estos datos, objetivamente, podríamos llevar al guaje al público nº 1 ó 2 o a cualquiera de los concertados, pero es que, claro, no somos religiosos y cuando te enseñan esa megacapilla con un biombo de madera separando una esquinita, tipo lugar para las mujeres en las mezquitas, pero en este caso para los nenes de 3 años (oratorio 1), y al lado de la megacapilla una habitación con sillitas y alfombras (oratorio 2, más recogido, palabras textuales) pues se te cae el alma a los pies -en el supuesto de que la tengamos- y pegas la vuelta por el camino por el que llegaste.

paparracho: es que yo no termino de entender esto; comprendo que si el colegio pertenece a una congregación religiosa, tengan una opción mayoritaria en la que la religión católica tenga mucha presencia pero, si el colegio está sostenido por fondos públicos, ¿no deberían tener también una opción laica? es que la ley garantiza a nuestros hijos una plaza en una escuela, pero no en una pública sino en una pública o concertada. Los niños no religiosos (bueno, ningún niño es de ninguna religión, son los padres) o los musulmanes o judíos, si no tienen un colegio público con plazas en su barrio, ¿tienen que irse a la otra punta de Madrid o tragar con que su educación garantizada por ley se la tienen que dar en el Beata María Ana de los dolores de la Redención y ha de ser católica? No entiendo nada.

Lo llamativo del asunto es que, cuando hablamos del tema cole con nuestros amigos-padres, nos miran raro cuando decimos que queremos llevar al guaje a uno público, algunos como si fuéramos medio inconscientes. Y por la calle, en estos días, oyes cosas como: “yo es que a un público no lo quería llevar” (textual). Y todos estos amigos proconcertados no van allí por la religión, no, nada de eso, de hecho, lo ven como algo que tienen que asumir pero lo asumen sin problema, sin cuestionarse nada, como el que se casa por la iglesia por la familia o por tradición y no vuelven a pisar un templo católico hasta el próximo BBC, es decir, la misma vida religiosa que tenemos nosotros más o menos. En fin, cada uno que aguante sus inconsistencias, que nosotros también tenemos las nuestras.

Enorme viñeta de El Roto, tan certero como siempre. Esto parece lo que ya se ha convertido en lo fundamental de la educación para muchos. Tan triste como real.

Enorme viñeta de El Roto, tan certero como siempre. Parece que esto ya se ha convertido en lo fundamental de la educación para muchos. Tan triste como real.

La sociedad madrileña hace tiempo que ha empezado a asimilar que lo público es para el que no puede optar a algo mejor. Han aceptado el estigma de la guetificación que nos intentan colar progresivamente nuestros queridos gobernantes madrileños, porque los resultados no avalan esa teoría: las instalaciones subsisten a duras penas, pero el entusiasmo del profesorado y la dirección de un colegio marca más el nivel educativo que el tamaño del gimnasio o la sala de trofeos.

Forges es ese gran dibujante que podría ilustrar nuestro estado de ánimo cada día. Esta sensación es la que nos transmitían los colegios públicos en cuanto a medios. Suerte los grandes profesionales que pelean por dar un servicio de calidad a la sociedad cada día.

Forges es ese gran dibujante que podría ilustrar nuestro estado de ánimo cada día. Esta sensación es la que nos transmitían los colegios públicos en cuanto a medios. Suerte los grandes profesionales que pelean por dar un servicio de calidad a la sociedad cada día.

La visita al concertado nº 1, con todo lo concertado que era, estuvo mal. Aquello era como el rastro, venga gente por todos lados, desorden y barullo en los pasillos por la masificación… ¿y cómo deciden organizar todo este lío? pues poniendo como guías a los alumnos de último curso de bachillerato para que te mostraran todas las magníficas instalaciones y para que te contasen la pena que les daba dejar el colegio, que tenían un vínculo especial, blablablá, pero de detalles tan sencillos como horarios, fechas aproximadas de papeleos, desayunos, etc., de esto no tenían ni la más mínima idea. Coño, dadles un pequeño guión para las preguntas habituales que hacemos los padres. Pero parecía que la información la daban con cuentagotas, para ¿entrevista personal? ¿proceso de selección? Una de nuestras jóvenes guías le trasladó de pasada una de nuestras preguntas a la coordinadora de infantil y su respuesta fue que eso nos lo dirían cuando hiciéramos la matrícula… ein? perdone? pero si lo que quiero es saber horarios para ver si me puedo organizar con el trabajo y si me interesa ya hecho la matrícula, no voy a echarla sin saber a qué me atengo, precios, etc… No sé, un poco raro todo.

Y este tipo de coles son los que tienen más demanda, a pesar de que la cuota puede salirte fácilmente por el doble de la de uno público; de forma absolutamente ILEGAL y por tanto disfrazada de “cuota voluntaria”; una cuota voluntaria que no hemos conocido aún a nadie con huevos para no pagarla.

Un buen chiste que refleja el duro tránsito de la Escuela Pública en la Comunidad de Madrid. Gracias a www.e-faro.info

Una buena viñeta que refleja el duro tránsito de la Escuela Pública en la Comunidad de Madrid. Gracias a http://www.e-faro.info

Pues no, señores, no me parece justo. Cuando los colegios públicos no están ocupando todas las plazas de las que disponen, y no solo eso sino que están llegando al punto de cerrar porque no tienen alumnos, yo digo desde esta pequeña tribuna que, ¡¡ni un concierto más!! El que quiera su colegio de españoles de bien que se lo pague. Ni más ni menos. No hace falta tener dos dedos de frente para darse cuenta de que hacer lo contrario es despilfarrar el dinero público y no creo que estemos para ello. El concepto del concierto escolar nació en un momento puntual de nuestra sociedad en el que faltaban escuelas públicas para tanto babyboom; a partir de aquí, ya está, se acabó. ¿Libertad de elección? Eso implica que ha de haber coles buenos y malos y lo que nosotros queremos es que TODOS sean magníficos, que la elección consista en buscar el más cercano. Eso es lo que pasa en países como Finlandia, donde hay la mejor educación del mundo según todos los organismos internacionales y donde más del 95% de los colegios son públicos y de igual calidad. Si lo que quieres es un colegio donde todos los niños sean estupendos y de tu clase social, si esa es tu elección, te lo pagas. Así de claro.

paparracho: El argumento es que la educación concertada nos cuesta menos que la pública. Que el coste por alumno es menor para el estado (cifras tan poco contrastadas y expuestas como las de la sanidad gestionada de forma privada). De lo que no se habla es de cómo en los sitios con más tradición de conciertos, la pública se ha devaluado más en imagen que en otras regiones. Y digo en imagen porque los resultados (y los coles de nuestro barrio son un ejemplo, no hace falta ir más lejos) demuestran que no hay diferencias en la calidad de la docencia. Tampoco se habla nada de la fractura social, cómo en algunos colegios hay sólo niños de clase media-baja y porcentajes altísimos de extranjeros y en otros sólo están los que se lo pueden pagar, todo muy homogéneo y muy bueno para entender la sociedad en que vivimos.

Y en esas estamos, intentando tomar una de las decisiones que consideramos más importantes de nuestra vida y, sobre todo, de la vida del guaje, y a la vez intentando entender a esta sociedad en la que tantas veces nos sentimos como perros verdes.