Paparracho y las mujeres (I): El Aeróbic

Bueno, bueno, amigos… llevo tiempo amenazando con escribir algún post en el que hablar de mi lado femenino. Todos tenemos uno, pero el mío parece muy marcado.  Cualquiera podría sospecharlo viendo que con mamanatas llevo un blog familiar (¿cuántos hombres estamos entre los casi 500 blogs de madresfera?) pero la cosa va bastante más allá. Empecemos esta “sección” contando una anécdota personal con el aeróbic; lo normal sería no contarlo, lo sé, pero la vergüenza ya la perdí hace mucho tiempo.

Hace cosa de tres años, andaba yo preocupado por mi peso… o por la evolución de él. El guaje estaba en camino y yo no quería que se encontrase con un padre gordo. Sí, qué pasa, estoy algo gordo. Bueno, en las revisiones médicas me dicen que mi Índice de Masa Corporal es de “preobeso”, o dicho de otra forma: pregordo. Es un palabro horrible, pero hay que llevarlo con dignidad.

El caso es que por mi edad, podríamos decir que soy también “previejo”, con lo que mi sentido de alerta del cerebro reptil (“lizard brain”. We love you, Dexter Morgan) comenzó a lanzarme mensajes muy claros: hay que cuidarse.

mamanatas: Lizard brain… o pitopausia, jijiji. El pobre ya lleva unos años resentido con el paso del tiempo y la imposibilidad de gustarle a unas becarias jovencitas así que tuvo una temporada de querer mejorar físicamente… le duró poco y ahora estamos como estamos ;P

Recordé entonces que el doctor del reconocimiento médico me dijo que me convenía reforzar el cardiorespiratorio haciendo ejercicio aeróbico. Llegué a casa y se lo comenté a mamanatas:

Cariño, tengo que hacer ejercicio aeróbico, me lo ha dicho el médico.

Bueno, pues apúntate a aerobic; está muy entretenido – respondió casi inmediatamente

¿Cómo que aeróbic, eso no es de chicas? – dije yo, atapuerquense de la vida.

Pues no, hijo, no, cuando yo iba al gimnasio siempre había bastantes tíos cachonguis en las clases de aeróbic;  poca gracia tenían en las coreografías, todo hay que decirlo, pero con tu desparpajo…

Pues yo había pensado en andar, correr suave, montar en bici… – dije temeroso

A ver, paparracho, piensa una cosa: Te conviene el ejercicio aeróbico… y qué hay más aeróbico que el aeróbic???!!! Si se llama igual!

Giró la cabeza tras esas palabras y pude ver cómo sonreía maliciosamente pensando, seguramente, que yo era tonto. Mientras tanto, yo empezaba a contemplar con interés la opción del aeróbic: especulaba en silencio con la posibilidad de mejorar mi forma física y la tonificación muscular al tiempo que me alegraba la pestaña viendo hordas de juveniles féminas en mallas apretadas con coreografías sexies y repetitivas.

Esto era lo que se proyectaba en mi mente en aquellos momentos

Como somos muy de lo público y mamanatas tenía las mañanas libres por aquel entonces, ella se encargó de ir a pedirme plaza en la clase del polideportivo del barrio.

mamanatas: Esto tenía que habernos dado una pista de lo que le esperaba a paparrachonasarre. Cuando le di el DNI de mi cónyuge y la solicitud para aeróbic a la chica de la taquilla me soltó desde lo más profundo de sus entrañas: “¡pero es un CHICO!”. Cuando se lo conté a paparracho tuve que usar toda mi demagogia para convencerle de que independientemente del comentario debía ir: “¿y tú te llamas progre? eres un retrógrado y un antonioalcántara y un antiguo”, que viene a ser todo lo mismo pero a él le sirvió para pasar por la experiencia y poder contarlo ahora, jijiji.

Llegó el gran día. Fui con un pantalón de deporte y una camiseta, muy lozano. Dejé las cosas de la ducha en el vestuario, donde me encontré sorprendentemente solo, y me dispuse a salir a la pista del polideportivo, convenientemente partida en dos para aprovechar bien los espacios y maximizar el uso. Tras una mirada general, no podía salir de mi asombro: era realmente el único hombre en una clase de 50 personas. Eso no suele amilanarme, pero la situación real era más dramática de lo que había sospechado. La más joven pasaba holgadamente de los 40 y podríamos decir que el menos preobeso de la sala, era yo.

Y algo similar a esto, peor por lo masificado, fue lo que me encontré…

Nadie me había mirado raro (las mujeres nos dan lecciones cada día, amigos), así que me agarré los machos y me dispuse a ser un buen alumno. Y entonces empezó: la horrible música estruendosa. Ni siquiera sabía que existían eso tipos de canciones. Algo entre rumba, latineo, chundachunda, techno-malo… ¡no podía ser peor! pero había que aguantar el tipo. Empezó el ejercicio muy suave (un calentamiento pensé yo), siguió poniéndose suave y luego, volvió al muy suave. Me desesperaba con la pérdida de tiempo porque ni sudaba y del alegramiento de pestaña, nasti de plasti. Comenzaba a plantearme que aquel no era mi sitio.

mamanatas: Yo, eso de que no sudaba, lo tengo que poner en duda, porque hasta cambiando una bombilla suda… ummm

Y llegó el momento de la arenga:  a medida que mis curvilíneas compañeras comenzaban a rezagarse en los ejercicios, la profesora animaba: “Venga, chicas, que hay que bajar esa barriguita” o, un poquito más tarde: “Ánimo, chicas, que nos vamos a poner todas guapísimas”… yo admitía el femenino genérico dado que yo representaba en exclusiva al 2% de hombres en la sala, así que esas frases minaban mi espíritu, pero de una forma asumible. Pero entonces llegó la frase definitiva mientras tumbados en el suelo levantábamos lateralmente la pierna una y otra vez: “sin perder el ritmo, chicas, ya sé que es duro pero el verano está aquí… ¡y tenemos que estar bien para el tanguita!”.

Ahí fue donde decidí que era mi primer y último día con el aeróbic. Aguanté estoicamente hasta el final de la clase con la poca dignidad que me quedaba y cuando se acabó aquel ruido infernal, pensé que todo había acabado y me encaminé hacia el vestuario masculino. Pero, ay, comenzaron a levantar el telón que partía en dos el polideportivo y allí estaba entrenando un equipo masculino de balonmano, musculosos jóvenes que revisaron ocularmente de forma detallada nuestro grupo, ávidos de alegría de pestaña, para encontrarse con un conjunto de mujeres que podrían ser sus madres y un preobeso que no sabía ya de qué color ponerse.

Y esto es todo. Obviamente, no tuve fuerzas para volver allí, aunque no fue realmente mi última clase de aeróbic: meses después volví a ir a un gimnasio durante una temporada, pero eso es otra historia…

Anuncios

About paparracho

paparrachoymamanatas.wordpress.com

55 responses to “Paparracho y las mujeres (I): El Aeróbic”

  1. Rebe says :

    Sólo puedo decir ante está revelación que… manatas, te quiero muchísimo, pero eres una hija de…. :-p

  2. peinetapintxosymimonillo says :

    Brutal compañero, les diré que debido a mi bronquitis he tenido que para la lectura ya que con la risa me rebotaba el tosido, pero es que he visionado el momento perfectamente. Aquí pa preobesa o obesa te recomienda repetir pero no en un polideportivo de barrio sino en un gimnasio de tarde y ya veras como no eres el único hombre y entonces si que te alegras la vista.

    Un placer volverles a leer

    • paparracho says :

      Cuidadín con esa tos… que no quiero sentirme culpable de tus males, peineta! Y sí, volví unos meses más tarde a uno de esos gimnasios y la cosa mejoró mucho estéticamente (pero no lo suficiente) 😛

  3. Claripondia says :

    Jajajajajajajajajajajajaja!
    Jajajajajajajajajajajajajaja!
    Mañana exijo hablar de esto
    Jajajajajajajajajaja

  4. Chari says :

    Pues menos mal q no era pilates, que si se ponen a hablarte de los beneficios para el suelo pelvico…
    Cómo me he reido… 🙂

    • paparracho says :

      No sé si hubiera superado lo del tanguita rodeado de tanta señora… qué bochorno pasé, madre mía, y poniendo mi mejor cara como de tío moderno, oiste? 😄

  5. Noe says :

    Jajajajaja, me parto. Mira que me sabía la historia, pero me he echado unas buenas carcajadas. Pagaría por haberte visto xDDDD

    Ese tanguitaaaaaaaaa

  6. Jesús says :

    ¿¿PERO TE HICISTE FOTOS CON EL TANGUITA O NO??

    ¡¡QUEREMOS VER CÓMO TE SENTABA!!

    No seas tímido…

  7. desmadreando says :

    Una palabra: P I L A T E S
    Ahí si que te quitas esos kilillos de amor (nada de preobesidad) y además pones duro el suelo pélvico para la tanguita.

    Un besote desmadroso y mamanatas eres el hit!

  8. Ángela says :

    Jejejejejajaja que me da un algo!!! Mira q he visto a chicos en el gimnasio en clases q no eran muy masculinas como por ejemplo en GAP ( gluteos,abdominales y piernas) pero por otras razones a parte de ponerse cachas 😉 ,pero lo tuyo es de chiste, mira q había clases para elegir y te da por probar una q está tan demodé q sólo van viejas glorias, ah bueno ,q no la elegiste tu verdad? 😛 que malísimas podemos ser a veces las féminas!!! PD : En cuanto a los libros que sepas q ya pasaron por mis manos antes de q se pusieran de moda aquí en España y como ya dije en su momento,no deja de ser una novela rosa pero erótica festiva,y aunque he leido muchas mejores he de reconocer q pasas un rato entretenido ,como cuando ves alguna peli de acción,pero sin dejar huella 🙂

    • paparracho says :

      Luego ya me enteré que había otras cosas… el GAP ese, lo de dar puñetazos como en boxeo… mucho nombre raro, pero normalmente la misma música horrible! Lo probé una temporada, no te creas, pero no es lo mío.

      Y anda que lo tuyo… no me acordaba yo de que los libros ya habían pasado por tus manos, pero así y todo los luchasta con uñas y dientes, jajaja.

  9. papaLobo says :

    Y yo pregunto. Qué le habías hecho a mamanatas por aquel entonces para semejante venganza? Porque esa es de haberte ido a cenar a casa de tu madre e l dia de vuestro aniversario.
    Me alegro de q hayáis vuelto 😉

    • paparracho says :

      Ella insiste en que lo hizo con la mejor de sus intenciones… que de verdad creía que me iba a gustar. Qué hago, la creo o no? 😛

  10. Yolandica says :

    BRAVO!!!!!!
    Estoy secándome las lágrimas de la risa….me van a llamar la loca que se rie a carcajadas, por vuestra culpa…jajaja…mi reino por verte la cara en el momento tanga…jajaja.
    Lo que yo diga, sois la bomba bloggera 😉
    Besazos!!!!!

    • Yolandica says :

      Por cierto…yo también acudí a unas clases de aerobic en un centro social…la media de edad rozaba los 60, y porque mi edad bajaba el promedio…pues bien en la primera clase, tumbados todos, y en el primer “levantamiento” de pierna a mí y solo a mí pipiola entre los sexagenarios me dio una rampa…y en el culo O.o
      Yo tampoco volví.

      • paparracho says :

        jijiji, si ya lo digo yo, zapatero a tus zapatos… los gimnasios no son para todo el mundo!

    • paparracho says :

      Si te gusta a ti, que eres un fenómeno total, no puedo estar más satisfecho. Y nunca me he puesto tanga (aún), pero tiene que quedarme fenomenal! 😀

  11. Cruz says :

    Cuando tenga un día chungo, me acordaré de esta imagen: Paparracho haciendo aerobic con las marujas, jeje. Genial! La pena es que Mamanatas no se escondiera y te hiciera una foto para hacerte chantaje el resto de tu vida. Besos, chicos!

  12. Laura says :

    ¡¡Me parto!! ¡¡¡Lo que hubiera dado por verte!!! Aunque he de decir en tu favor dos cosas: olé tus huevos por apuntarte y de preobeso, nada. Estás estupendamente.

  13. vanina says :

    Jajaja, si es que la dignidad y el deporte, no siempre están vinculados, y unidos, más bien tienen sus diferencias. Doy fe de ello, nunca me he sentido muy cómoda en los gimnasios. Así que lo tuyo fue un acto de valor, de coraje, y un poco de inconsciencia, jejeje. La wii en casa , aunque igual de bochornosa, no te ve nadie….
    Un besito pareja!

    • paparracho says :

      Pues no te lo creerás, pero la wii y el wiifit están en casa, pero debe hacer 4 años que no se enciende!!! Besos 🙂

  14. Y entonces llegó el caos says :

    Di que si, a contar vergüenzas! Ya está bien de perfectitos/as!!!

    Yo lo intenté con el aerobic, pero aparte de mi pereza patológica hacia todo lo que suponga esfuerzo físico, era tan nula que no conseguía seguir ninguna de las coreografías. La amiga con la que iba se meaba de la risa, gracias a mí se lo pasaba bomba en clase.

    • paparracho says :

      Mira, eso de las coreografías sí que lo llevo bastante decente (si me lo permite la asfixia, claro). Pero a que, aunque tengamos nuestros defectitos, a que mola un poquitín ver a los amigos pasando un buen rato de vez en cuando? 😉

  15. Laura says :

    Ayyyyyy, por favor!!!!! Desde que lo leí anoche (y tengo testigos) no he podido dejar de reirme al imaginar la cara de paparracho ante el “tanguita” veraniego y el “glups” que seguro hizo su glotis.

    Te animo a continuar perfilando ese cuerpo!! 😉

    • paparracho says :

      Hoy estuvimos haciendo ejercicio desde Cibeles a Colón, pero con qué entusiasmo… hoy ya hicimos el ejercicio de la semana, Laura! 🙂

  16. blogdemadreBlogdeMadre says :

    Amiga Jane Fonda, reconozco que me he reído un rato largo. Nada hay como las desgracias ajenas para hacer las delicias de las malasmalisimas como yo.
    Next time cómprate un AB Flex Higher Power de la Teletienda para liberar tus carnes en la soledad del hogar. Yo lo hago.

    • paparracho says :

      AB flesjaigerpagüer… suena cojonudo! Y a ti se te ve bastante en forma, así que voy a estudiarlo seriamente, jajajaja.

  17. trybeca says :

    Desde este momento te declaro mi ídolo de la semana. Santos huevos que tienes, rey. Qué valiente, osado y firme creyente de la igualdad, pero todo tiene un límite y el tanga para la tercera edad debería estar prohibido, coñe… hiciste muy bien yéndote, no me extraña. Si lo llego a saber te hubiera cambiado el puesto porque a mí me pasó justito lo contrario. Me apunté a un gimnasio y que me meto en una clase de super tías buenas, jóvenes y bellas (yo sintiéndome la abu de todas, la fea, la gorda y la merecedora de malas miradas) y que cuando empieza la profe -de mármol esculpido- yo tardé exactamente 10 minutos en marearme de esfuerzo -lo sé, no digas nada- y caerme al suelo… nunca más volví. Yo a macramé. Que suden otros.

  18. sarablancos says :

    Vamos por partes….me parece bien que un chico vaya a aerobic o a ballet o cualquier cosa en mallas, estoy a favor de los culos prietos masculinos en mallas, yo he tenido compañeros de ballet que “ainssss omaita por dios, que te como”……pero corazón, piensa, tu crees que mamanatas te iba a dejar ir a una clase de aerobic llena de macizas?, es que has nacido ayer?.

    Yo tengo claro que le haría lo mismito que te han echo a tí mamanatas si el papá del minibicho me dice que se apunta a una cosa de esas, jejejejeje.

    Segunda parte, si quieres perder peso y no morir en el intento, sobre todo tus articulaciones y sin perder la dignidad y a poder ser en un polideportivo publico, te recomiendo clases de natación, tres días por semana y algo de dieta, que llega un momento en que solo con hacer ejercicio, na de na de na….besos bombones

    • paparracho says :

      No te creas, mamanatas es muy confiada conmigo… yo creo que es realmente consciente de mis posibilidades en esa liga, jajaja.

      Y lo de la natación, sí, es mi asignatura pendiente. Llevan diciénmelo desde guaje continuamente. Y lo intento, de verdad, pero es que me gusta tanto tanto el agua, que cuando estoy en una piscina no pienso más que en chapotear! 🙂

  19. Love&PepaBaby says :

    jajajaja… me parto!! ¿Qué te pensabas que ibas a encontrar a jovenzuelas haciendo aerobic? Yo fui un tiempo con mi madre y lo dejé. No puedo con esta práctica deportiva y sus coreografías. Te recomiendo encarecidamente el spinning. Ahí sí que sueltas adrenalina. Un besazo.

  20. Noemi Megustamibarrio says :

    Yo me hubiera mareado, claramente, pero no del esfuerzo sino de la terrible visualización de toda esa marabunta de viejales en tanga!!!
    Como miles de clones de la Duquesa de Alba en Ibiza en verano!!!
    Yo es que soy muy de visualizar, así que hay cosas que no hay que contarme.
    Que Mamanatas te regale la Wii Fit que es mucho más modenna y te pones los calentadores en casa…
    Y por cierto, ese que vive en mi casa y que pide una foto en tanga, que se acuerde de contarte sus anécdotas corriendo como pollo sin cabeza… Que el muchacho es muy deportista pero el otro día se ARRASTRÓ (literalmente) por el campo…
    Eres un valiente!

    • paparracho says :

      Anda, con el tipín que tiene el Caudeli yo me lo imaginaba maratoniano, ya ves tú… y no, no visualices más, que a mí aún me vuelve a la cabeza en algún sueño que otro. Qué trauma! 😀

  21. amordebatmami says :

    enooorme! jajajajaaja!!! me ha encantado! no sé la manía que tenéis los hombres de poneros cachas para ser papás… luego todo queda en nada… (me sé de uno que fue a correr 2 semanas y luego llovió unos días y lo dejo)
    en fin, genial escrito y mejores fotoos! http://www.youtube.com/watch?v=L_fCqg92qks jajajaja!

    • paparracho says :

      Es que la constancia no es una virtud al alcance de todos, batmami! Pero al menos lo intentamos, aunque la lluvia desmoraliza a cualquiera, no me digas que no!

  22. Drew says :

    Yo solo te digo que eres un valiente.. otro se da la vuelta nada más entrar!

    • paparracho says :

      Anda, es que la vergüenza para marcharme es mayor. Una vez allí, la mejor cara, que no parezca que estás allí por error. Es un duelo entre el ridículo y la dignidad muy complejo! 😛

  23. Olga says :

    Juajuajua, mataría por haberte visto… cómo vas con el #efectogrey, recuerda que lo prometido es deuda, jajaja…. los concursos ya no son lo mismo sin ti, compañero. Se ha hecho esperar el post, pero ha merecido la pena, hablamos en el momento tróspid. Bss

    • paparracho says :

      Los libritos… caerán, pero antes tengo que acabar otros que tengo entre manos, y no sé yo cuánto tardaré con el tiempo que le dedico.

      El jueves arde twitter!

  24. padresfrikerizos (@padresfrikerizo) says :

    Que grande, ya teníamos ganas de leerlos, pero si encima es con una vuelta así, apoteósica la jugada de mamanatas, ¿no se la has devuelto? Vaya tela… Yo convencí al padre de la criaturita un día a hacer GAP con el culo en pompa y un huevo de tías y nos volvió más 🙂 que perracas que somos a veces! Al menos aguantaste estoicamente, me imagino a esa profesora contándolo después!!

  25. Miss y Míster Golosina says :

    Que me meoooooooooooo, pero en serio, si me muevo un poco se me sale el pis, pero es que no quiero levantarme sin escribiros antes. He estado como 10 minutos para leer el post debido a la risa y a las lágrimas que no me dejaban ver la pantalla.
    Y ahora… al wc.
    Un besazo

    PD: Y a la vuelta a por los que me quedan pendientes

    • paparracho says :

      Ay, qué gustirrinín da leer estos comentarios. Le levantas el ánimo a cualquiera, golosi! 🙂

      La verdad es que yo en aquel momento estaba en plan “tierra, trágame”, pero cada vez que me acuerdo de aquello, ahora me descojono, así que fue para bien!

Comenta lo que te apetezca!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: