Crónica de un viernes madresférico y aniversárico

El viernes 24 de febrero era nuestro aniversario. 12 años desde el primer beso, 10 desde que nos fuimos a vivir juntos y 6 de casados. Sí, todo el mismo día, demostrando que el pragmatismo y el romanticismo pueden ir de la mano. Normalmente ese día siempre nos vamos a cenar por ahí a un sitio romántico y de buen comer (más lo segundo que lo primero, realmente) al que nunca hayamos ido. Forma parte del ritual que nos turnemos cada año para ser el que elige el sitio en cuestión. Este año le toca a mamanatas y se masca la tensión en casa ante la inminencia del homenaje gastronómico y la incógnita del lugar. El jueves de esta semana… habremus restaurante. Por primera vez en la historia, este año aplazamos la cena porque coincide que estarán aquí los padres de paparracho para quedarse con el guaje y así podíamos ir tranquilamente al primer Evento de Madresfera.

Menuda ansiedad con esto del evento. Las expectativas generadas en las últimas dos semanas en las que en twitter los TT de la comunidad de padres y madres eran “panchitos“, “loca“, “juerga” y la frase “ya veréis” se quedaron muy lejos de la realidad (tal como sospechábamos). En cualquier caso, lo pasamos estupendamente y desvirtualizamos a unos cuantos blogueros aunque nos quedamos con ganas de conocer a alguno más. Lástima que no hayamos sido más aventureros para romper el hielo y animarnos a ponerle cara a muchos de los blogs que nos rodean. De todas formas, allí estuvimos con:

  • Lady Maján, esposo e hijo, de Desaforando: muy nerviosa con su debut como profesora de washi tape, en un curso que impartía al día siguiente. Fue la excusa perfecta para irse de los primeros.
  • Cruz y Laura, de entremadres: como siempre, muy estilosas, se plantaron allí. Descubrimos que la tecnología está reñida con Laura y que tiene un flamante smartphone que podría cambiarlo por un viejo alcatel, que no se iba a dar ni cuenta. Acudieron sin niñas las muy… y encima se fueron antes de las 8:30. No hay seriedad ninguna.
  • Papa Lobo y familia: teníamos muchas ganas de conocerlos puesto que son pocos los hombres con blog en este mundillo. Una conversación muy amena en la que no quedaron sin nombrar las jeringuillas para el ibuprofeno, aunque nos quedó en el tintero hablar un poquitín de Tim Minchin, pasión común.
  • Y entonces llegó el caos: una de las sorpresas más agradables de la tarde, porque nos pareció realmente encantadora. Vamos a ver, no queremos decir que pensásemos que no lo era, ¡pero es que lo era aún más! Una de esas personas que te encandila al hablar de cualquier cosa con ella porque siempre tienes en frente una sonrisa dulce y una mirada atenta.  ¿Qué más se puede decir? Pues que su blog es bastante macarrilla, así que no es oro todo lo que reluce!  🙂
  • Los padres del Gremlin: también llegaron allí sin niños por excusas varias. Debido a esto, no hubo aparición estelar del gremlin con leotardos y capota (¡qué os va a decir cuando sea mayor y se vea en fotos, amigos!) y ella cambió su tres cuartos de pijo de Serrano de nuestro anterior encuentro por un modelo mucho más neutro y un bolso de una marca de las pijo-modernas. No funcionó del todo el camuflaje, ¡pero buen intento! Por cierto, prometían mucho, pero también fueron de los primeros en marcharse. Qué poca vergüenza.   😉
  • Vaninasblog: otra incauta a la que @patinadora animó a escribir un blog como a nosotros y a la que nos encantó conocer; vamos, que hasta nos dio pena cuando se fue… ¡como si la conociéramos de años, la muy maja!. Empezamos a creer que en madresfera entran cada semana 10 ó 12 blogs nuevos porque la jefa se dedica a convencer a los amiguetes de que se hagan uno. Es muy terapéutico, dice, pero no nos contó nada en su momento de que acabaríamos desnudando nuestras vergüenzas y haciendo de Pimpinela en Público.
  • Sardinas con P: Nos dejamos a esta para el final porque tiene tela la tía. Toda la semana dando la murga con el evento, que nos tenía a todos acojonados porque parecía que íbamos a acabar en un after llenos de criaturas adormiladas a nuestro alrededor y llegó allí a las 7 y cuarto y se fue como 20 minutos después toda acelerada. No se lo pierdan: no encontraban aparcamiento y dejó a su hermana en el coche mientras se acercaba a saludar… surrealista como ella sola. Nunca las espectativas estuvieron tan lejos de la realidad; toda una eyaculación madresférica precoz. Nena,¡ahora nos debes un poco de tu tiempo y organizar tú misma un sarao en condiciones! Por cierto, hizo muy buenas migas con la madre del gremlin, y es que esa criaturita que la acompañaba llevaba capota y leotardos y claro, eso une que no veas!

De todos los nombrados anteriormente, a Ladymajan, Papalobo y a nosotros nos hicieron una pequeña entrevista sobre madresfera y este pequeño mundo de los blogs de padres. ¿Qué podemos decir? Nos sentimos muy honrados, pero no nos importaría nada si el cámara pierde su tarjeta de memoria… ¡qué desastre! No sabíamos si mirar a cámara o a la entrevistadora y, al final, parecíamos Marujita Díaz moviendo los ojos. Además,  como paparracho es más echao p’alante y mamanatas más tímida, al final uno parecía un acaparador y la otra una pobrecilla sufridora… ¡un cuadro!

Vaya, esta no es Marujita, ¡pero es que cada vez se parecen más!

En el evento se daban a conocer dos marcas. Noñoño y Miss Cestas Personalizadas.

De los primeros ya hemos hablado en varias ocasiones en el blog y somos muy “fans“. Tienen la ropa que los niños escogerían si pudiesen (dice su eslogan) y la que nosotros compramos cada vez que podemos. Se presentaron con todo su arsenal de algodón del requetebueno que ya ni se ve por ahí y diseños fantásticos (pudimos conocer a los diseñadores de la marca también) y unos precios muy rebajados. Éxito rotundo en la tarde, se lo quitaban de las manos. Nosotros nos llevamos 3 prendas y sabemos de quien se llevó hasta 5.

Y porque no tenemos neña en camino, que si no, ¡este vestido caía fijo!

Miss Cestas Personalizadas presentaron en una mesa toda una orgía de colores apetecibles, que invitaban al mordisco. Flores, estrellas, corazones, y todo tipo de formas imaginables componían la gama de dulces que allí se presentaban. Los sabores, también muy variados: bizcocho, chocolate, fresa “pantera rosa”, brownie, frambuesa, masa de galletas oreo… vamos, para un goloso: la muerte. Nosotros somos muy chocolateros, pero el dulce en general no es nuestro fuerte. Sin embargo, probamos 4 ó 5 cosas allí y estaba todo delicioso. Con todos esos productos crean cestitas o recipientes en las que los “emplatan” y los sirven a domicilio. Nos pareció una idea fantástica para regalos en días u ocasiones especiales aunque de momento tienen el handicap de que solo sirven en Madrid capital. Esperamos que les vaya bien el negocio para que aumenten el círculo.

Bueno, pues a eso de las 19:30 se terminó el evento y la mayoría de la gente se fue a su casa. Estuvieron algunos de los arriba mencionados tomando una caña breve con nosotros y al final quedamos allí el núcleo duro del grupo, 8 personas (todas ellas con hijos) a las que no nombraremos para mantener su anonimato ya que hemos evidenciado ser unos auténticos rabeneltern (que nos corrija la alemana). Para celebrar el magno acontecimiento, nuestros hijos se hincharon a gusanitos naranjas y viandas varias y luego sucumbieron ante morfeo en sus carritos o en el propio mobiliario del local. Mientras, nosotros dábamos cuenta de buenos vinos, entrañita rica, mollejas increíbles, provoleta y empanadas argentinas deliciosas.

Hubo un momento inolvidable para nosotros cuando una persona de aquel grupo trasnochador nos dio un regalo por nuestro aniversario. Una fantástica maceta de flores de bizcochos, chocolates y coberturas de azucar glass de Miss Cestas que realmente nos emocionó (aunque luego nos lo olvidamos en el bar y tuvimos que volver corriendo, jeje). Aquí una foto que sacamos a la mañana siguiente, sin esperar ni un minuto después para empezar a echarle el diente y comer a dos carrillos. Muchisísimas gracias: eres increíble.

ñam ñam... ¡subidón de azucar!

Fue una gran noche entre Amigos lo que cerró el evento de madresfera; amigos en algunos casos recientes pero con los que ya compartimos no solo cañas sino risas, bromas, confidencias, coñas marineras y todas esas buenas cosas que nunca han de perderse. ¡Tenemos que repetirlo cuanto antes y seguro que lo haremos!

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

28 responses to “Crónica de un viernes madresférico y aniversárico”

  1. Cruz says :

    Me encantan los perfiles que habéis hecho, jaja. Yo fui la que me llevé cinco prendas. La
    Última en un arrebato ya cuando estábamos e. El bar. Me lo pasé genial y me hubiera quedado más, pero por solidaridad bloguera me marché
    Con Laura, que tenía hora en casa como
    Las adolescentes. Otro día repetimos con más tiempo. Besos

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Solidaridad bloguera? Pero esto qué es!!!??? Al final va a ser verdad lo que decía alguien de que vuestros “santos” son ficticios y en realidad sois pareja… 😛

      Os perdisteis una buena. Seguro que a la próxima os quedáis.

  2. pmanrique27 says :

    ¡Qué penita habérmelo perdido!
    Lo dicho, me hubiese encantado conoceros a todos, pero bueno…pronto será seguro!!!!
    Lo malo es que si nosotros vamos, nos tienen que echar del bar. Tenemos un problemilla con esas cosas: los pies se nos quedan pegaos al suelo, la mano a la cervecita, el codo a la barra, y los niños han generado cierta tendencia juerguista que nos impide irnos… Un desastre vamos… 😀
    Gracias por esta crónica tan chula y Feliz Aniversario con retraso. Espero que disfrutéis mucho vuestra cena-homenaje!

  3. Sardinasperoconp says :

    Ay mis paparrachosssss…qué gran verdad! Tanto humo y ya veo que las expectativas sobre la Sardinas han caído en picado. Tenía tantas ganas, que se me fue la fuerza por el tubo de escape. Desde mi casa, hasta que encontramos un sitio (o mejor, hasta que no lo encontramos), la discusión fue constante. Entré porque ya había llegado hasta allí, pero no con mi mejor “mood”. A mi fobia al coche (cariño, cuidado, nooo, por ahi noooo, está en rojo y demás) se le añadió lo mal que organizamos la salida…y claro, eso fue un bluff total…pobre macho alfa, lo que tiene que aguantar…

    Pero bueno, basta de excusas! La próxima me grapo la bocapez para que el “anonimato” no me ponga el pecho en plan palomo y salgan las cosas como surjan, vaya ser que estos “mamarrachosssss” me sacudan un “Hoy es San Blas” (plis, plas) en toa la cara!!

    Gracias de todas maneras…jiji…a ver dónde hay un puente cerca de aqui para tirarme a lo Gerónimooooooooooooooooooooo…

    PD: mi hermana estaba tan pichi, con el cerrojo echado, con su wassup del alma, a la espera de que Madresfera nos devolviera reconciliados…y, por lo menos, así fue!!

  4. vaninasblog says :

    Un resumen estupendo de un primer gran encuentro, como a vosotros mi timidez no me permitió contactar con más blogueros, me alegro que en el último momento un golpe de valentía me hiciera acercarme a vosotros.
    A esa fecha tan especial 24 de febrero, ya tenéis algo más que añadirle: primer encuentro de Madresfera, no vais a dar a basto para tanta celebración!
    Espero volver a veros!!

  5. ladymajan says :

    No sabéis la rabia que me dio tener que irme, pero tenía que estar todo perfecto!!! Fue una pena que se me juntara todo en esta semana, pero no podía cambiarlo…la semana que viene en el Menudo Fest prometo que no salimos corriendo!!!
    ah! se te ha olvidado mencionar a la animadora improvisada que tuvo a los peques bailando el corro de la patata… eso si es ser madresférica (todavía no sé quien es…)

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Jeje, del menudo fest igual tenemos que salir nosotros corriendo. Mamanatas está de exámenes (no sabe ni si podrá ir al concierto) y tendremos a nuestro perro Tango en casa, así que tendremos que ver cómo organizamos la logística.

      Tienes razón con lo del corro de la patata. Creo que era mamá lobo la que se estaba encargando, pero no estoy muy seguro.

  6. Laura says :

    Yo me lo pasé genial, atiborrándome del delicioso bizcocho de naranja y chocolate de Miss cestas personalizadas, disfrutando del shopping noñoño (el vestido de la foto fue una de mis adquisiciones) y poniendo cara a los amigos virtuales; todos ellos súper majetes. Por un problema logístico (coche en el taller y vivo en la periferia) no pude quedarme más, pero prometo alargar el momento vino en nuestra próxima quedada.

  7. migremlinnomecome says :

    Tres os cosas os digo amigos:

    1- Lo primero, daros las gracias por estos últimos lunes. Las estadísticas de mi blog lo van a sentir cuando os canséis de nuestro amor y me abandonéis por “otra más joven”.
    2- Siendo objetivos, reconoceréis que mi estilismo estaba bastante alineado con la media madresférica allí presente (por cierto, dais miedito analizando outfits, os veo con un próximo blog a lo Macarena Gea).
    3- Buen intento lo de retar a la alemana a que os comente en el blog. Los hay que no pierden la fe… 😛

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Pero hay otra más joven?

      Hablando en serio, ibas muy guapa el viernes. Y de outfits sabemos un montón, sobre todo paparracho. Le falta vocabulario pero como maruja no tiene precio. Hablará de ello en un post cercano seguramente.

      Si hubiéramos querido que la alemana nos comentara el post, la hubiéramos enlazado… ya sabemos que ella NUNCA comenta! 😛

  8. elhombreamadecasa says :

    Los de provincia odiamos un poco a los de la capital, que lo sepáis.

  9. Silvia says :

    Me ha encantado tu crónica! Yo también estuve por allí pero en el otro extremo de la sala porque a muchos de los blogueros de los que hablas tampoco los ví. De todos modos no pude estar mucho tiempo. Iba con el peque y ese día no me lo estaba poniendo fácil precisamente. ¡Otra vez será!
    Un besito

    • paparracho y mamanatas says :

      Hola, Silvia! Pues ahora que lo dices, creo que sí te ubicamos… tu niño estuvo jugando al principio de la tarde con el nuestro con unas chorradillas que teníamos en la bolsa del carrito, ahí sentados debajo de la mesa de las cosas de noñoño. 🙂

      Bueno, para la próxima recuperamos el terreno que no avanzamos en esta!

  10. cronicasdeunamadreimperfecta says :

    Pues como ya le he dicho a la Gremlin…¡Me muero de la envidiaaaaaa! pero bueno, eso de vivir a kilómetros del evento complicaba un poco las cosas. Me hubiera encantado alternar y participar de esa santísima trinidad: cerveza+gentuza madresférica+ niñas apoltronados en sus carritor.
    En fin, la próxima vez será!
    Un abrazo!

  11. Y entonces llegó el caos says :

    Pues la verdad es que la tarde estuvo genial y muchas gracias por una crónica tan buena y por la parte que me toca… eso sí, lo de BLOG MACARRILLA no os lo perdono…

    😉

  12. Madre de un bebote says :

    A estas cosas hay que ir un poco ebriusca a priori para atufarse in situ la copa que te hace clavarte con todo el mundo, sin acochinarte en tablas y rematar con un tequila josé cuervo, para levantarte al día siguiente por la mañana pensando…a qué coño me puse tan varosa contando esto y lo otro?

    Y ahí, justo ahí es cuando tienes que volver a quedar, pero de verdad, a ser posible en una casa, con mucho hielo del chino y juntarte con several asistentes que tú percibes tan tarados como tú y hacer el despelleje despiadado, el despelleje con saborcito a casero…y ya todos muchos más sueltos…….

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Y usted por qué no tiene todavía twitter? Somos muchos los que reclamamos sun presencia! Sin twitter es mucho más difícil que organicemos nada que acabe en un tequila cuervo ni en hielo del chino!

      • Madre de un bebote says :

        Yo no tengo twitter pues no se muy bien por qué…..

        quizás que no se cómo va ni jamás he entrado en ese mundo de concisión expresiva… y si estás cañera y quieres de escribir y de escribir? qué haces?….

        de tacos nada no?

        y el motivo más importante: y si me gusta chavalada?? que yo soy muy yonki….

  13. porfinyomisma says :

    Perfecta la crónica. Con los dientes ando arañando el suelo..de largos que me los habeis puesto..pero aquí otra de provincias….
    Me alegra que fuera tan bien, ahora lo de la sardinas…¡no me lo creo! jajajajjaja como las estrellas en un bolo: vista y no vista….

    • paparracho says :

      Nada, nada… que era la primera vez y no sabíais lo que era. La próxima, ni provincia ni no provincia. Para aquí todo el mundo!

      Lo de sardinas no tiene nombre, tú lo has dicho! 😛

Comenta lo que te apetezca!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: