Reflexiones bicefálicas: El parto no es solo nuestro

Como la mayoría sabréis, este blog que llevamos entre mamanatas y paparracho es un espacio en el que normalmente buscamos pasar un rato divertido contando nuestras peripecias personales en la crianza del guaje y también sacándonos los trapos sucios el uno al otro. Alguna vez nos habéis dicho que lo escrito por nosotros os había hecho reir y, sin duda, eso es lo más gratificante que nos podemos encontrar.

De todas formas, el blog está aún en pañales y creemos que también tenemos que tener un pequeño espacio en él para las pequeñas reflexiones que podamos tener sobre algunos temas de actualidad, especialmente si tienen relación con la paternidad. En este caso, la entrada no es divertida y es que el tema no lo es. Sí pretendemos aclarar que lo que aquí (y en posteriores entradas similares) escribamos es una opinión subjetiva nuestra. No pretendemos sentar cátedra ni ofender a nadie, pero intentaremos ser claros al expresar nuestras opiniones.

Terminado este breve aclaratorio, vamos al tema, que no es otro que nuestra opinión acerca de los partos en casa. Decidimos hablar de esto después de conocer la noticia de la muerte de Caroline Lovell, una australiana firme defensora de los partos en el hogar. Ironías del destino, fue a morir dando a luz en su domicilio (murió en el hospital, aunque cuando llegó, era tarde para hacer nada). Está por confirmar si la muerte ocurrió por un paro cardíaco o por una gran hemorragia, pero lo más factible es que si hubiese estado en un hospital, probablemente no habría muerto.

Lo mejor de esta historia es que su bebé no falleció, aunque lamentablemente no podrá crecer junto a su madre. Lo peor, pensar que si quien hubiera muerto hubiese sido el bebé o cualquier otra madre anónima, posiblemente la noticia no hubiera salido más allá de la prensa local, en el mejor de los casos.

¿Tiene sentido que se hagan partos en el domicilio? Es una corriente en alza en estos momentos. Existe gran cantidad de defensores y conocemos muchos blogs que lo apoyan abiertamente. Los argumentos principales son la “deshumanización” y medicalización de los partos en los hospitales.

Nosotros creemos que se debe avanzar en el respeto a las voluntades de los padres en el proceso de parto. Que tiene mucho sentido que exista un plan de parto (si los padres lo desean) que ha de ser tenido en cuenta en la medida de lo posible por los profesionales del centro sanitario. Por supuesto, creemos que debe ser respetado el derecho de la madre a decidir si quiere un enema, monitorización, rasurado o si quiere que se le suministre oxitocina o anestesia epidural. A partir de ahí, nos surgen más dudas.

Una queja muy habitual es el número de episiotomías que se practican en España. El porcentaje es del 60-80% (las cifras varían mucho según la institución/organismo), similar a Francia, mientras que en otros muchos países europeos están por debajo del 20% que da como referencia la OMS. Es decir, aparentemente aquí forma parte de la rutina del parto. Queda mucho camino por avanzar en este aspecto, pero también tenemos que ponernos en el lugar de los profesionales que atienden el parto. Si el médico cree que puede haber un futuro problema en la mujer de no practicarse dicha episiotomía, ¿debe no realizarla porque sea el deseo de la madre? Incluso aunque no pudieran exigírsele responsabilidades puesto que venía especificado en el plan de parto, ¿éticamente podría actuar así? Nosotros creemos que no. Ojalá esta práctica deje de ser tan común y avancemos hacia rutinas más acordes con la OMS, pero en última instancia, el criterio del médico en cuanto a la seguridad de madre y bebé ha de ser más importante que la integridad del aparentemente sacrosanto perineo.

También entendemos las demandas de poder dar a luz con tu música favorita, luz tenue, velas, balones de dilatación, etc, pero en una época en la que tenemos que pagar por el cuidado dental de nuestros hijos o que no tenemos ayudas suficientes para cuidar a nuestros dependientes, consideramos que estos extras no son en absoluto prioritarios. Las defensoras de esta causa lo llaman “parto respetado“. Otra vuelta de tuerca lingüística como lo es la “crianza con apego“. Como si los que dan a luz a su hijo en un hospital no fueran respetados o quienes optáramos por otro tipo de crianza lo hiciéramos con “desapego”.

Tener hijos en casa es una práctica tradicional en países como Inglaterra, donde el sistema sanitario es completamente distinto al nuestro y hay gran cantidad de profesionales de la salud que asisten ese tipo de partos. Para que esto ocurriese en España habría que revolucionar por completo nuestro sistema de salud. Aquí, asisten esos partos una matrona o un médico, normalmente acompañados por las llamadas “doulas,  personas que, como se describen a sí mismas, no tienen por qué tener una preparación académica específica de ningún tipo sino su propia experiencia, que se transmite de generación en generación. Gente posiblemente muy preparada para ayudar en partos sin complicaciones y con una capacidad de empatía mayor que la que se puede encontrar por término medio en un hospital, pero sin medios ni formación para hacer frente a casos que se compliquen más de lo esperado. Igual ocurre con el médico o matrona: formación en este caso existe y un equipo de emergencia, también, pero no estar en el mismo hospital y verse obligado a un traslado de emergencia es un riesgo que creemos que debería ser evitado; sobre todo por que es innecesario. Tener un parto en casa en estas circunstancias es tener mucho valor, sin duda.

Las estadísticas de la American Journal of Obstetrics and Gynecology dicen que, en partos domiciliarios perfectamente atendidos, el riesgo de muerte neonatal TRIPLICA al parto en centros sanitarios. Esto, con profesionales. Con redes de apoyo creemos que es absolutamente imprudente y que los riesgos son inasumibles. Tengamos en cuenta que en partos considerados de bajo riesgo, hasta un 20% traen complicaciones imprevistas según la F.I.G.O. (Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia). En algunos casos, partos programados en Centros Privados son derivados a Hospitales Públicos con más medios para minimizar riesgos ¿y algunos aún se atreven a afrontarlos en su casa apoyados por gente de buena voluntad y sin medios ni preparación médica demostrable?

En la mayoría de las ocasiones, la cosa sale bien. En otras fallecen las madres al dar a luz, pagando un precio muy alto por su activismo por el parto respetado. En los peores casos, los que fallecen son los bebés y sus padres convivirán con el drama de pensar qué parte de culpa tuvo aquella decisión. Si la muerte del bebé se hubiera podido evitar en un Centro Sanitario, cabría plantear el debate de si debería tener consecuencias penales, especialmente en aquellos casos en que se programó un parto en un sitio suficientemente remoto buscando la lejanía de cualquier hospital expresamente. Esto ocurre.

Por ello, nosotros apoyamos que se tengan en cuenta los planes de parto de los padres en tanto que no comprometan la seguridad de madre y bebé y abogamos porque en los centros públicos se avance hacia protocolos menos medicalizados y menos invasivos en los casos de partos sin complicaciones. Creemos que es un punto de partida en el que será muy fácil encontrar consenso y conseguir avances significativos. Por el contrario, nos posicionamos frente a los partos en casa y creemos que es un serio retroceso social y una postura inaceptable en este mundo en el que cada minuto muere una mujer por parir sin atención especializada y que mataría por tener un ginesaurio o matrosauria para ayudarle en el nacimiento de su bebé.

Anuncios

Etiquetas: , ,

125 responses to “Reflexiones bicefálicas: El parto no es solo nuestro”

  1. Manana. says :

    Estoy completamente con vosotros.
    “arriesgarse” en un momento tan importante,me parece un retroceso total!
    Por otro lado,yo no me considero “menos” madre,que la que da a luz en casa.
    Este post,dará mucho que hablar.
    Muy bien chicos:)

  2. Cruz says :

    En menudo jardín os habéis metido… Yo también estoy de acuerdo con vosotros. Parir en el hospital, con cuidados profesionales y prácticas que estén dirigidas al bienestar de
    La madre y del bebé, no a la comodidad de los médicos. Un abrazo fuerte

  3. Susana says :

    Hola queridos:

    Suelo estar muy calladita, pero en este caso habéis metido la pata y debo comentároslo (como no madre pero que sí tiene amigas que optan por el parto respetado)

    – Como bien decís, la razón por la que algunas mujeres deciden tener su bebé en casa es porque la única opción que da la sanidad pública en Madrid (en otras comunidades no es así) es el parto instrumentalizado

    – Si la OMS, que es la Organización de la Salud, considera que la episotomía, las césareas y otras más lindezas que se hacen en los quirófanos españoles triplican los números que deberían ser, lo que hacen los médicos españoles (dicho por expertos, no por mí), no está bien hecho. Tanto la episotomía, la oxitocina como la cesárea SÍ suponen un riesgo (físico y psicológico) tanto para la madre como para el bebé. No lo digo yo, lo dice la OMS. Desgraciadamente no se trata de salud del niño o de la madre, sino de la comodidad del médico o los números del centro y eso no debería ser así, porque la finalidad principal debe ser velar por la seguridad del niño y de la madre (cosa que en muchos hospitales, no en todos, no se está haciendo).

    – Los partos en casa NO SON ATENDIDOS POR DOULAS. Los partos en casa son atendidos por una matrona experimentada (y titulada) con la ayuda de una doula (que es totalmente distinto a solo una doula) que, como bien decís, es alguien que no tiene por qué tener formación médica, PERO SÍ ESPECÍFICA DE CÓMO ACOMPAÑAR EN EL PARTO. Además de eso, en todo momento hay un médico de guardia y disponible por teléfono. Al menos en los 3 casos personales que conozco ha sido así, si os han informado de otro modo, no han sido atendidos correctamente sino por carniceros (pero esa es otra historia)

    – Distintos estudios han demostrado que la tasa de morbilidad infantil y de la madre son similares en partos en casa y en hospitales (sí, en los hospitales también mueren personas) El único estudio (que yo conozco) que dice lo contrario es justo el que habéis colgado. Por tanto, vamos a darle el beneficio de la duda a esos datos, porque no sabemos cuáles son los que están manipulados.

    – No voy a entrar en los detalles de la crianza con apego o sin él, porque he visto todo tipo de casos con niños muy bien educados y cariñosos en todos ellos, así que lo único que pienso es que cada cuál educa a su hijo como quiere, mientras sea respetuoso y tenga el cariño de sus padres vale.

    – En cuanto al parto en casa o en el hospital, yo opino que en el hospital, pero respetado. Recuerdo la conversación que mantuvimos con respecto a vuestro parto y, vuestra experiencia es totalmente distinta (en positivo) a lo que han vivido algunas de mis amigas que tuvieron a su primer hijo en el hospital y el segundo en casa.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Querida Susana!

      Me fastidia eso de que estés normalmente calladita… ¡con lo que nos hubiera gustado que aparecieras por aquí antes! Y encima vienes a tirarnos de las orejas.

      Pues me sorprende que digas que hemos metido la pata cuando estamos de acuerdo casi con todo lo que pones en tu comentario. Consideramos que en España se abusa de episiotomías y cesáreas y así lo hemos reflejado en la entrada. Consideramos que debe avanzarse hacia protocolos más respetuosos con los deseos de la madre y menos invasivos y así lo hemos reflejado también. Creemos que dar a luz en casa es algo negativo y tú crees que lo mejor es en un hospital pero respetado. No estamos tan lejos.

      Sobre el estudio que yo menciono en el que la mortalidad neonatal triplica a la de los partos en hospitales, te aseguro que hay varios. Quizás se deba a una pequeña confusión: estamos hablando de mortalidad NEONATAL. La PERINATAL (desde mediado el embarazo hasta los 4 meses, creo recordar) es similar en ambas opciones y la morbilidad (infecciones, sepsis, etc) es ligeramente inferior en el caso de partos en casa, seguramente derivado del menor número de episiotomías.

      Sobre el tema de la asistencia en casa, aunque haya una matrona y un médico al teléfono, se está muy lejos de la asistencia y de los medios necesarios en caso de complicaciones o imprevistos.

      Creemos que debe mejorarse la atención en los hospitales y acabar con procedimientos rutinarios poco recomendables, pero creemos que dar a luz en casa no es una opción a contemplar.

      • Susana says :

        Hola pequeños:

        Perdón, la incorrección o metedura de pata a la que me refería era a que los partos en casa sí están asistidos por personal especializado, que es la matrona. y no únicamente por una doula (in situ, no por teléfono)

        Por lo demás sí, coincidimos en casi todo. Yo no creo que sea un atraso que las madres decidan parir en casa. Creo que ambas decisiones, hospital o casa, conllevan unos problemas y unos riesgos, que para unos tendrán una relevancia y para otros otra. Las madres que deciden parir en casa no son unas inconscientes, están informadas y evalúan las posibilidades y deciden.

        Yo puedo pensar que su decisión es equivocada y tú no (o al revés), pero como para mí son decisiones basadas en sensibilidades diferentes (que no mejores ni peores), creo que es una decisión que la madre o la pareja tienen que meditar y lo que ellos crean que es lo mejor para su familia -siempre dentro de los límites de la libertad bien entendida- será lo mejor. ¿Riesgos? En cualquier decisión que tomes en la vida hay riesgos, sólo que las escalas del riesgo que uno quiere correr es personal, y nadie debería inmiscuirse.

        Por lo demás, escribo poco porque no soy madre y de la mitad de las cosas de las que habláis ni me entero (aunque con otras me cacajeo)

        Besos!

    • Marta says :

      Creo Susana que cada uno tiene su opinión con lo que no pueden equivocarse. Otra cosa es que tú no estés de acuerdo.

  4. migremlinnomecome says :

    Espectacular vuestro post de hoy. Vaya cambio de registro, ¡figuras!. Ya sabéis lo que yo pienso, pero si me lo permitís, me gustaría subrayar tres puntos:

    1- Como mujer que ha parido dos veces, soy la primera a la que le gustaría que el trato del personal sanitario fuera mejor. Al igual que como madre de dos hijos me gustaría que todos los pediatras fueran más amables. Y así, hasta el infinito y más allá, que gilipollas haberlos haylos en todas las profesiones.
    2- Importantísimo, el tema que habéis tocado, y que parece facilísimo pero no lo es: LA PASTA. Cualquiera que esté tocado por el tema, o lea los periódicos, sabrá que la sanidad en este país, hoy por hoy, atraviesa un momento crítico. Pedir ayudas para asistencias en casa, o para las “peticiones personales” que comentáis, me parece marcarse objetivos poco realistas.
    3- Añadir otro tema que nadie comenta nunca: Las denuncias. Ante cualquier muerte hospitalaria por parto, que afortunadamente son muy pocas, normalmente la denuncia va por delante, ¿qué ocurriría si el estado financia matronas a domicilio ante cualquier imprevisto? Y no vale compararnos con otros países, porque por suerte o por desgracia Spain is different. Aquí la picaresca va por delante, y todos somos muy buenos, hasta que dejamos de serlo. Para evitar conflictos, tendríamos que poner una UVI en la puerta de cada casa y volviendo al punto dos, esto hoy por hoy, es imposible.

    Vaya por delante que todo esto es mi opinión, sólo mi opinión, y que me parece un tema suficientemente importante para poderlo debatir razonadamente y con respeto.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Amiga, no podemos estar más de acuerdo en todo lo que has puesto en tu comentario. No entramos al detalle de la posibilidad de problemas jurídicos y de denuncias por mala praxis por no hacer excesivamente denso el post; es algo que considerábamos cubierto cuando comentábamos lo necesario que sería “revolucionar por completo nuestro sistema de salud”. No basta ni mucho menos con subvencionar los partos domiciliarios.

      Gracias por tus aportaciones! 🙂

  5. Drew says :

    Hola! Soy nueva por aquí, me han hablado tanto y tan bien de vuestro blog que he venido rauda y veloz a cotillearlo enterito 🙂

    Sobre esta entrada, estoy de acuerdo en muchas de las cosas que decís,en otras no tanto, pero las opiniones siempre son libres y respetables. Yo no tengo hijos, pero visto lo que he vivido en algunos hospitales (me han llegado a antestesiar y biopsiar sin informarme, me enteré cuando fui a por los resultados de lo que se supone era una endoscopia) y tras documentarme, yo si que me he pensado lo del parto en casa.

    El caso es que quería matizar 2 cosas que comentais, en primer lugar en cuanto al tema de las episiotimías: El problema no está en que se hagan cuando son necesarias, el problema es que se hagan por sistema, que por desgracia se hace.

    En cuanto a las Doulas, las doulas son personas que acompañan y apoyan a una mujer en el momento del embarazo y el parto, pero en ningún caso sustituyen al personal médico cualificado. Las doulas no atienden partos en casa, las que atienden partos en casa son las matronas, que como bien sabéis si son personal cualificado y con estudios específicos.

    Y una vez dicho ésto, me sigo leyendo vuestro blog, que como ya he dicho me encanta y estoy segura de que me voy a reir un rato. Saludos!

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Hola, Drew. Nos encanta ver que se puede debatir sobre este tema con la exquisitez que tú lo haces en este comentario. Somos muy conscientes de las prácticas no deseables, invasivas e innecesarias que se hacen en algunos hospitales y por algunos profesionales (importante matizar lo de algunos, que la generalización aquí es muy injusta) y en esa lucha creemos que podemos estar la gran mayoría de acuerdo.

      Como Susana, matizas lo de la atención con doulas. Os lo agradecemos agradecemos aunque sigue pareciéndonos una práctica con muchos más riesgos que si estuviéramos en un centro sanitario.

      Esperamos que disfrutes del blog. No somos tan seriotes normalmente! 🙂

    • Miperrotrasgu says :

      El problema de la episiotomia es q es muy dificil anticipar cuando será necesaria, más bien te das cuenta de q “uy, hubiera sido necesaria, pero ya es tarde”, y en esa fase del expulsivo estas mas pendiente del bienestar del niño q de ¿Rasgará, no rasgará, cabrá, no cabrá?

  6. carmela says :

    Yo tuve 3 hijos en el hospital,el 1º murio al nacer y las causas no son muy claras,los otros 2 estan muy bien y son estupendos.tengo una amiga que tuvo sus hijos en casa sin ningun problema ,con una matrona y un medico de guardia. Es un tema muy complicado,yo creo ue tenemos que respetar las preferencias de cada uno,seguro que todos ellos defiende sus posturas.Lo principal es vivir ese momento maravilloso,y pensar que estamos haciendo lo correcto.respetemos las ideas de todo el mundo,el que quiere una u otra postura piensa que esta haciendo lo mejor para el BB,Perdon si ofendi a alguien

    • Paparracho y Mamanatas says :

      ¡Cómo vas a ofender a nadie! A nosotros también nos gustaría ver esto como un tema de preferencias de cada uno, pero estamos hablando de un bebé que tiene que nacer y la mayoría de los partos son sencillos (o al menos, los que se prevé que lo van a ser), pero en caso de urgencia o imprevisto no es siempre fácil llegar a tiempo a una atención especializada. Ahí es donde nosotros creemos que es conflictiva la opción domiciliaria.

  7. ladymajan says :

    Pues yo estoy de acuerdo en todo lo que decis… creo que los hospitales están para algo, aunque es verdad que no siempre el trato es el mejor que podrían darnos, pero como en todo en esta vida, hay de todo. En mi caso “odio” a la matrona, pero quedé encantada con las auxiliares…

    Respeto que alguien quiera dar a luz en casa, pero no lo termino de comprender, porque si surge cualquier complicación, los medios no son los mismos… yo era de las que tenía terror al parto, por si nos pasaba algo a alguno de los dos, más terror me hubiera dado en casa…

    Al final hay tantas cosas que te molestan en el momento del parto, a unos el personal, a otros los trescientos miembros de tu familia que están rondando (a veces de manera incontrolable…), todo en esta vida no es perfecto!!
    eso sí, ya se podían cortar con las episiotomías, cesáreas o similar…lo hace para curarse ellos en salud, y para nosotras no es justo… pero bueno, es lo que hay 😉

    • Paparracho y Mamanatas says :

      En nuestro caso el parto lo vivimos con mucha relajación y en un buen ambiente. Visto en perspectiva, sí hubo cosas muy mejorables y quizás si hay una próxima ocasión lo especifiquemos en el momento de llegar allí. De todas formas, teniendo en cuenta la gran cantidad de problemas que muchos sufren, creemos que lo más importante es que la seguridad esté bien garantizada. Lo mejor no es el parto sino lo que viene detrás! 🙂

  8. Noe says :

    Bueno, bueno… Qué huevos tenéis!! Al menos las opiniones de momento están expresadas con mucho respeto, que se agradece.

    Mi opinión ya la sabéis también. Sí creo que el trato en los hospitales hay que mejorarlos. El parto es un momento único en la vida de una familia, sobre todo en la vida de una mujer, y lo que se necesita es que sea tratada con respeto y por qué no, con delicadeza, cariño y comprensión, que en muchos casos no se da. Pero lo principal es que el parto se lleve a cabo con seguridad y que la mámá, y por descontado el bebé se vayan a casa sanos y salvos. Para ello hay que confiar en el criterio de la persona que está atendiendo el parto. Por supuesto que esta persona se puede equivocar, pero si no nos fiamos de los médicos, apaga y vámonos.

    Mi experiencia ha sido muy buena. Un parto rápido, fácil y bien atendido. No hubo enemas ni episiotomía, ni se llevaron a mi hija nada más nacer para examinarla. Dilaté con luz tenue, tranquila y sola con mi marido (y con la bendita epidural). Cierto es que lo agradecí una vez pasado el parto, pero cuando llegué allí, bien poco me importaba todo eso. Sólo quería que Claudia naciese sana y salva, y punto.

    De las cosas que se dicen para defender el parto en casa la que más me llama la atención es la de: “es algo natural y fisiológico, la mujer lleva cientos de años pariendo y el cuerpo está preparado para ello”. Claro y también lleva cientos de años muriendo por falta de medios y de atención médica en el parto…

    Por lo tanto, yo creo que el objetivo es que el parto en el hospital sea “más humano”, que se instrumentalice cuando sea necesario, y que se respeten las preferencias de la mujer, pero no nos vayamos al extremo porque no nos guste la atención del hospital. Tener al alcance los medios sanitarios para que todo vaya bien y rechazarlos me parece una irresponsabilidad, aunque no dudo que quien lo hace piensa que es lo mejor para su hijo. Vaya por delante que siento si he ofendido a alguien.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Nos suena tu parto, porque el nuestro fue similar, jejeje. Eso sí, mamanatas no tuvo la suerte de evitar la episiotomía ni la dichosa ventosa. Cosas del guaje, que nos salió cabezón. 🙂

      Nos parece muy importante tu aportación acerca de respetar el criterio del médico. Por supuesto que hay profesionales con nula capacidad de empatía y que quizás deberían haber orientado su profesión hacia otra cosa, pero tampoco creemos que sea lo más habitual. Sin embargo, con la lucha por el “parto respetado”, creo que corremos el riesgo de desconfiar a priori de los médicos, lo cual no será bueno para nadie: el médico se sentirá cuestionado y percibirá a la parturienta como una listilla y la mujer afrontará el parto con temor y no con ilusión, que es lo que deberíamos todos sentir en ese momento.

      • Susana says :

        Hola:

        Estoy de acuerdo con lo de la listilla, pero como por desgracia hay cierta falta de empatía, a veces es la única forma de enterarse de las cosas. Habría que puntualizar que hay médicos que se toman preguntas que no deberían ni formularse sino que deberían de salir de él (del tipo vamos a hacerte esta prueba que consiste en esto y esto con este fin, que es lo que creo que todos queremos saber cuando un médico nos va a toquetear), creo que esas preguntas no deberían ser miradas como símbolo de impertinencia sino de inteligencia y el médico no debería sentirse cuestionado porque la paciente quiera saber qué le van a hacer.

        Otra cosa son las marisabidillas o las que, como bien decís, desconfían de todo (odio a los extremistas en todos los aspectos) y creo que hacen un flaco favor al resto de pacientes.

        Me gustaría comentaros el caso de mi amiga que parió a su primer hijo en un hospital y el segundo en casa. Ella no se había planteado tenerlo en casa (el primero), pero sí sabía que su parto fuera un parto respetado. Así que visitó distintas clínicas hasta que dio con una privada que le ofrecían un parto humanizado a precio de cojón de pato, que ella aceptó muy gustosa pagar.

        Tras múltiples irregularidades y falta de seriedad por parte de los profesionales de la clínica en cuestión (si queréis saberlo, os lo cuento en privado), puesta a demandar a la clínica, pidió su historial. Obviamente no se lo daban y, cuando lo consiguió por vía judicial, se lo dieron con TACHONES DE TIPPEX.

        Lo que vino después, fue ya un periplo de despropósitos que no os podéis ni imaginar, que incluyó hasta amenazas con denunciarles por maltrato para que les quitaran la custodia de su hijo (a sus padres).

        Y ahora os pregunto. Si a vosotros os hubiera pasado algo así… ¿no creéis que cambiaría vuestra opinión sobre el parto hospitalario?

  9. Elena says :

    Me encanta me encanta me encanta este post!!! y es que estoy al 200% de acuerdo con lo dicho.
    Y ni qué decir tiene de lo la “crianza con apego” ay!!! de verdad qué alegría leer cosas como estas, que tengáis la valentía (si si, que parece que hoy en día como no críes así…. qué malos padres ufff) de escribir este post!!
    Si ya me habíais conquistado – a mí y a mi santo que se lo leo y es que nos vemos a nosotros mismos en muchas ocasiones – ahora decididamente os he jurado amor eterno!!
    Yo tengo otra teoría, además de lo que habéis dicho, de que no se puede comprometer el bienestar ni de la madre ni del bebé, y es que te tratan según tú trates. En mi caso me fue tan bien, me sentí tan bien que sólo tengo palabras de agradecimiento para gines y comadronas que hicieron un parto increíble, me informaron en todo momento, fueron amables y cariñosos, es más, me preguntaron por mi plan de parto y yo les dije que no tenía ni idea de qué era eso. Y las palabras “mágicas” fueron “tú eres el profesional y sabes lo que hay que hacer y confío plenamente en tí, sólo quiero que mi marido esté conmigo siempre que se pueda y por Dios! la epidural!!! Ah! y por si acaso me olvido gracias!”, pues a partir de ahí fue todo rodadísimo!
    Y sin embargo mi comadrona tuvo que suplicar a una chica que había roto aguas, que llevaba más de 24 horas con la pelotita, que su parto no progresaba y había sufrimiento fetal y que necesitaba cesárea….. Lo del parto “respetado” está muy bien y muy bonito siempre que no pongas en riesgo ni a tu bebé ni tu propia vida.
    Y lo de parir en casa….. pero vamos a ver…. acaso cuando estas enfermo no vas al hospital a que te curen y te den medicinas??? o es que vives con hierbitas y remedios naturales?? o te cortas y te autocoses tú y te pones un palo en la boca para aguantar el dolor?? hombre, en el siglo XXI no, no??
    Pues el parto lo mismo!! es que aunque todo vaya bien, ya no por nosotras, es que con que haya un 0,00000001% de probabilidades de que algo vaya mala para el bebé es que directamente ni me plantearía la opción,
    En fin, ojalá las cosas cambien como decís, y las mentalidades también.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Ufff, Elena! Que nos sacáis los colores!!!!! Muchísimas gracias 🙂

      Totalmente de acuerdo en que nuestra propia actitud condiciona mucho la atención que nos dan y, sobre todo, nuestra percepción de ella. Nosotros veíamos a los médicos, auxiliares, matronas y demás personal como héroes o magos que nos iban a ayudar a traer al guaje al mundo. Quizás por eso, nuestro recuerdo del parto es tan maravilloso a pesar de que no fue todo rodado.

      Gracias por comentar (es vuestra primera vez), así que animaros más en próximos post, que nos encanta conocer vuestra opinión de todo! 🙂

      • Elena says :

        Ayy es que os leemos (mi santo y servidora) y a veces de la risa no podía ni teclear!! jajajaja
        Totalmente de acuerdo con vosotros: gine y comadrona nos han ayudado a que la pitufa nazca sanita y perfecta y que la mami todo bien, así que para nosotros son los mejores del mundo mundial!! pero es que además tuvimos suerte, es verdad, la matrona cuando me ponían la epi me daba la mano y me acariciaba la cabeza, esos gestos son con los que me quedo, lo demás, pues eso, que ponerme a la peke encima según nace y mirarnos como tontos mi santo y yo y el resto del mundo desaparecer, sin más 🙂

    • Elena says :

      Pido perdón también si he ofendido a alguien, porque vaya por delante que en principio respeto todas las opciones, sin embargo, si bien es cierto que parir en hospital no siempre es idílico y perfecto, no es menos cierto que, si pasa algo, bebé y mamá están atendidos por médicos, y eso, se quiera o no, en casa no es posible, ni personal ni medios, y eso es un dato objetivo.
      Creo que en la sanidad, tanto pública como privada, hay un largo camino por recorrer, pero tampoco me parece ni bien ni justo demonizar a médicos y comadronas. Son profesionales, nos ayudan, nos curan, y hay algunos que son más simpáticos que otros, pero creo que no debemos perder la perspectiva de que gracias a ellos tenemos mejor calidad de vida
      (por cierto ni soy médico, ni enfermera ni nada eh?, sólo me parece injusto porque ni todos son ángeles ni todos demonios)
      Es más, también es cuestión de la percepción de cada uno, porque a lo mejor a una le parece terrible la episotomía y si no se la hubieran practicado habría tenido un desgarro terrible, o las cesáreas.
      Insisto, no digo que el sistema sea perfecto porque no lo es y aún tiene mucho que mejorar, pero creo que es la opción “menos mala”.
      Y además, gracias a todos por los comentarios, porque es lo mejor conocer todas las opciones, y sabiendo todo lo que hay, ratificarme aún más en mi decisión.

    • Susana says :

      Elena, una puntualización. Me da mucha pena que equipares un parto a una enfermedad. No entro a valorar si un parto necesita una atención hospitalaria, pero, en respeto a todas las madres y sus hijos, no digas que un parto es como una enfermedad.

      • Elena says :

        Susana agradezco tu comentario pero yo no equiparo en ningún caso un parto a una enfermedad, lo que he utilizado es un mero ejemplo, sin más.
        Y lo que es más importante: yo también soy madre, para más datos de una niña preciosa, increible y sana de dos años y medio, y para tu información hace dos meses también he pasado por un aborto diferido estando en la semana 13+3. Y al hilo de lo que acabas de decir, que vaya por delante me parece un poco desconsiderado que insinúes que he faltado al respeto a madres e hijos (porque además de falso es estúpido faltarme el respeto a mí misma….), y aunque no te importe lo más mínimo te contaré mi horrorosa experiencia y por qué prefiero SIN NINGÚN GÉNERO DE DUDA el hospital, por muy malo que te parezca: me dicen que el corazón no late (si eres madre sabrás que es lo más horrible que le pueden decir a una madre), que obviamente es un aborto diferido por anomalía cromosómica, que tengo la opción de legrado (y que obvio, como toda intervención lleva anestesia y consiguientes riesgos…) o tratamiento (unas pastillas que te meten en el útero). La gine me recomienda la segunda opción que es “menos agresiva” y como ya he parido y soy una mujer sana me pone el tratamiento y me manda a casa donde estaré más tranquila… el tratamiento en teoría es seguro y no pasa nada. Pues bien el tratamiento….se desencadena el parto! rompo aguas, expulsivo, etc…. todo en mi casa, y lo “mejor” de todo…. en el expulsivo pierdo el conocimiento!!! mi marido y mi madre sosteniéndome mientras yo me desangraba! Gracias al cielo o a quien sea estoy bien y al rato recuperé el conocimiento, pero sinceramente hubiera preferido estar en el hospital, por mi y por mi familia! Y sí, estas cosas pueden pasar, no se puede controlar todo, no podemos creernos superiores por según qué cosas, porque las cosas pueden ir fenomenal, pero puede que no, así de simples son las cosas. Y si todo va bien fenomenal, pero si va mal, y desgraciadamente puede ir….. a mí que me toquen lo que quieran, que me “intervengan” pero que me dejen sana a mí y a mi bebé.
        Y ante eso, como cada un@ cuenta la feria según le va, por esa razón me importa un pimiento los números y las estadísticas.
        E insisto, es una opinión personal, sin más. Hecha con todo el respeto del mundo y más precisamente porque soy madre. Así de simple.

      • Boom says :

        Elena, respondo a tu ultimo comentario. Siento lo que sucedió con tu perdida, y lo se bien porque a mi me ocurrió lo mismo. Prostaglandinas (estaba de unas 12 semanas), a casa, perdida rápida de sangre, no mucha pero suficiente para provocar un desmayo, y a urgencias. Un trago que no le deseo a nadie. Después supe que en algunos hospitales donde se induce en un aborto en vez de ir a legrado, no te mandan a casa si no que te tienen en observación mientras tiene lugar, porque hay un riesgo de hemorragia. Pero volvemos a lo mismo, eso no era un proceso “normal” si no uno intervenido, es un parto que empieza por acción de una medicación.

        En mi opinión no es prudente medicar y enviar a casa. Y lo digo sabiendo que he parido en casa dos veces.

      • Susana says :

        Elena, no entro a valorar si eres buena o mala madre, o si es mejor parir en el hospital o en casa, como ya he dicho, esto último es una opción personal y con distintos riesgos que cada uno evalúa como considera conveniente (¡faltaría más!) y donde es normal que existan distintos puntos de vista porque todos somos diferentes.

        No fui yo sino tú quien comparó el parto como una enfermedad, así que en lugar de sentirte ofendida por mi comentario, si de verdad no lo consideras así, tómatelo como una sugerencia para que la próxima vez que entras a un debate de este estilo, tengas más cuidado con la forma de expresarte, porque mucha gente pensará lo mismo que yo y creo que eso no es lo que quieres.

        Saludos

  10. Boom says :

    Hola, leo bastante asombrada esta entrada en vuestro blog, y el asombro es porque una cosa es opinar (yo lo haría/ yo no lo haría) y otra hablar de oídas, o mejor dicho escribir de oídas.

    No, en España el parto en casa NO lo atiende una doula, faltaría mas. La doula en todo caso acompaña a la madre. Atiende un profesional cualificado, es decir un medico o matrona.

    En cuanto al dato que dais de mortalidad neonatal, es precisamente un dato recogido de todos los partos sucedidos en casa, con y sin asistencia cualificada. Precisamente al filtrar solo los partos con asistencia profesional, los datos de mortalidad se igualan con el parto en hospital.

    Si la idea es hacer una entrada “ideológica” entonces con el a mi no me gusta y nunca lo haría, vale. Si la idea es hacer un argumento sostenido por hechos, entonces hay que conocer bien los hechos, y las cifras.

    Un saludo.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Pues nuestra idea era precisamente comentar nuestra opinión pero tratar de sustentarla con hechos y con cifras. No hemos escrito de oídas y hemos leído bastante sobre este asunto, tanto de fuentes más cercanas a nuestra forma de ver este asunto como de fuentes en sentido contrario.

      Varios habéis especificado que las doulas no son las únicas que atienden el parto, pero difícil es negar que en el parto domiciliario la asistencia está mucho menos dotada en cuanto a medios y a profesionales especializados (léase en número de profesionales por si hubiera complicaciones) que en un centro hospitalario. Al final muchos de estos partos en el domicilio terminan en un hospital y ahí se evita que el número de accidentes o las consecuencias de ellos sean peores, pero no siempre se llega a tiempo. Además, hemos leído casos en los que los padres deciden irse voluntariamente a un sitio alejado lo más posible de la civilización para cumplir con el mágico proceso fisiológico.

      Lamentamos que te haya parecido que escribíamos de oídas porque te aseguramos que no es así. Obviamente, esto es un blog no especializado en este asunto concreto y tampoco queríamos ni pretendíamos llegar al detalle que tendría una publicación realizada por profesionales.

      Gracias por comentar!

      • Boom says :

        Me alegra saber que habéis tratado de informaros. Habrá, entonces, que revisar las fuentes (y leer a fondo, para no caer en interpretaciones erróneas, ni quedarse en los titulares fáciles).

        Faltaría quizás por aclarar de que tipo de parto estáis hablando. ¿Parto extra-hospitalario? Es todo aquel que sucede fuera del hospital, planificado o no, con asistencia cualificada o no, en un entorno adecuado o no. ¿Parto planificado en casa, como se hace en otros países? Es un parto planificado en casa como opción A (siempre hay opción B), con control profesional tanto durante el embarazo como en el parto, y en el que se tiene en cuenta que todas las circunstancias (tipo de domicilio, acceso, higiene, cercanía de un hospital) sean los adecuados.

        Parir a tomar viento en un entorno bucólico-pastoril no entraría por tanto en esa definición. Y no dudo que hay quien lo hace. También hay quien se atiborra de antibióticos sin necesidad, y sin prescripción, y no por ello los prohibimos!

        Sobre el numero de profesionales, nada que objetar, efectivamente en el hospital hay mas. Y si el hospital es grande, todavía mas. A cambio, en casa la madre tiene todo el tiempo a un profesional en dedicación exclusiva. Esto es importante porque en casa hay que controlar bien los tiempos, afortunadamente no hay nada que enmascare cualquier síntoma, y como el medico/matrona no tiene otra cosa que hacer, se cuenta con margen suficiente para acudir al hospital. En un parto hospitalario se pueden apurar mucho mas los tiempos, porque si hay que tirar de caballeria, se tira. Por eso en casa no suelen darse las situaciones de “salir cagando leches” que si pasan en los hospitales, nadie apuraría en su casa hasta llegar a ese limite, pero en el hospital, si.

        Sobre empezar en casa y acabar en el hospital, es algo normal cuando se planifica un parto en casa, contemplar la eventualidad de un traslado, se valora que hospital, y si este fuera un país civilizado el hospital estaría en contacto con el profesional de parto en casa, de cara a una mejor asistencia para mama y bebe.

        En fin, espero que esto pueda ayudar a quien quiera mirar un poco mas allá del titular fácil. En buena parte de los países europeos sus sistemas sanitarios contemplan la opción de parir en casa, o en casa de partos como una mas… Igual son todos unos inconscientes, y nosotros los mas listos! 🙂

        Saludos y felicidades por el blog, es muy divertido.

      • Paparracho y Mamanatas says :

        Hola, Boom. No podemos responder a tu comentario directamente (el blog no nos da la opción de encadenar más de dos respuestas).

        Gracias por tus aportaciones, con las que podemos coincidir en muchos aspectos. En cuanto a lo que dices de otros países, nosotros también estamos de acuerdo; no es que sean más listos, sino que sus sistemas de salud están diseñados para eso. Casi el 60% de los partos de Inglaterra son domiciliarios (por eso lo pusimos como ejemplo), el 40% en Holanda… aquí en España es completamente inviable sin rediseñar completamente el sistema. O al menos es nuestra opinión y la de muchos profesionales del sector.

        Si dispusieramos de un sistema con la orientación de la de estos países, no seríamos tan críticos con el parto domiciliario como quizás hemos sido en este post.

        Confíamos en que leas esta respuesta y te agradecemos tus palabras! 🙂

      • Boom says :

        Noooooo… Otra vez las cifras bailan ;). El único sistema que prioriza la opción del parto en casa sobre el hospitalario es el holandés… Y no creo que sea un sistema redondo tampoco, ni un camino a seguir. Mucho mas parecidos al nuestro son el de reino unido o Alemania, donde la opción de parto en domicilio es minoritaria (creo que se hablaba de un 3-4%) pero DENTRO del sistema. Aquí se podría hacer perfectamente, tenemos profesionales, solo habría que formarlos para atender fuera del hospital, y coordinarlo dentro del área. Por cierto en los otros paises no hay ambulancias en la puerta, es otro mito, no es ni necesario ni viable.

  11. Paula says :

    Me parece muy interesante todo lo que estáis aportando. En mi opinión y según mi experiencia hay una gran diferencia entre unos hospitales y otros, mi primer parto fue un aquelarre y el segundo fue una experiencia maravillosa, ambos en hospitales pero en sitios distintos. Respeto que cada mujer decida cómo quiere vivir ese momento pero también conozco casos de madres que tenían un concepto muy idealizado y que defendían “compartir el dolor con su hijo” y luego pedían a gritos la epidural. Creo que hay que tener información, mucha información, y después decidir asumiendo las consecuencias. Eso sí, en mi humilde opinión y con todos los respetos, para mí parir en casa es como hacerse un trasplante de hígado en un Alimerka…

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Lo que comentas de las diferencias entre hospitales es muy notorio. Mi hermana y nosotros lo hicimos en el mismo hospital y nos sentimos muy respetados. Estuvimos solos y tranquilos durante todo el proceso de dilatación y nada más tener al bebé nos lo pusieron encima y nos dejaron a solas con él durante casi una hora sin que nadie pasara por allí (ni siquiera la familia). En otros hospitales es completamente distinto, pero creemos que el margen de mejora es muy grande aún. Gracias, Paula!

  12. Laura says :

    Está claro que la medicina en general, y los partos en particular, se han medicalizado en exceso, perdiendo humanidad (debido, en gran parte, a la saturación de los servicios médicos y unos protocolos y hábitos que a veces son erróneos) y lo digo como hija de médico y enfermera. Hasta ahí, todos de acuerdo. Pero poner en riesgo tu vida y la de tu futuro hijo por eso me parece una barbaridad. Estoy totalmente de acuerdo con vosotros. Y me alegro que hayáis sacado este tema en vuestro blog.

  13. Paula Fernández says :

    Estoy totalmente de acuerdo,con todo lo que decís..desde el punto de vista sanitario,ya que soy enfermera,y desde el punto de vista de parturienta…seguid así ,ya que todo lo que escribís es muy interesante!

  14. elhombreamadecasa says :

    Gran estreno en la seriedad. Cerca de un hospital murciano se podía ver hasta hace poco una pintada que decía algo así como “estar embarazada no es una enfermedad”. Y es verdad. Como verdad es que impresiona ver a una parturienta llena de sondas y goteros. Pero es tan, tan fácil que se complique un parto. Basta con que la morfología de uno de los huesos de la cadera sea algo mayor de lo habitual para que la criatura no pueda salir por sí misma. Y ya la tenemos liada. En nuestro caso, estar rodeados de médicos y matronas, nos dio mucha seguridad y algo más. También nos dio mucho gusto que me dejaran pasar a la sala de dilatación, algo que antes no se hacía. Con un poco de voluntad, se puede parir en un hospital con condiciones “ambientales” agradables.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Nosotros también tuvimos la misma suerte. Solinos en una habitación para dilatar a un par de metros de una mesa con personal de control, pero que solo venían si los llamábamos o en breves visitas de control muy esporádicas. Seguro que el camino irá en esa dirección en el futuro.

  15. Yo says :

    Por favor, informaos antes…Los partos en casa son atendidos por matronas, ginecólogos o ambos…Las doulas acompañan tu embarazo, tu parto y tu posparto si tu quieres pero no va en el “pack” de parto en casa…

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Hola, Yo.

      Ya hemos aclarado el tema de las doulas en anteriores comentarios y seguimos considerando que la atención en el domicilio dentro del sistema sanitario español es muy deficitaria en cualquier caso. Gracias por tu aportación.

      • Lady Rabbit says :

        Tal vez podríais editar la entrada. Si no lees todos los comentarios no te enteras de la corrección.

        Aún así estaría bien que explicaseis porqué el sistema sanitario español es deficitario para un parto en casa.

        Te daré mi opinión por si a alguien le interesa jeje

        En España el sistema sanitario está genial para un parto en casa. tenemos la suerte de contar con ginecólogos y matronas perfectamente preparados para ello, que vienen a casa con medicación y equipo de reanimación por si es necesario.
        Con todo y con eso, tienen una media de traslados del 10-15% y bienvenidos sean los hospitales que existen y salvan vidas con cesáreas e intervenciones que cuando son necesarias son fabulosas!
        Tenemos la suerte de que en el hospi también hay grandes profesionales. Médicos, ginecólogos y matronas de guardia 24h para la gente que decide su hospital para parir y para las mujeres que son trasladadas.

        En Holanda no es así. Lo de que se para con una ambulancia en la puerta, ese gran tópico, es falso.
        En Holanda no hay ginecólogos 24h… Ni para las mujeres que paren en el hospital, ni para las que lo hacen fuera de el.
        Hay un ginecólogo de guardia, que se comrpomete a llegar en un corto espacio de tiempo una vez es avisado.
        Pese a eso, la morbi-mortalidad en Holanda, es poco superior a la Española y el 30% de mujeres paren en casa.

        Por otro lado, la muerte materna en el nuevo mundo suele relacionarse con complicaciones después de una cesárea (podéis buscarlo) y teniendo en cuenta que en españa se hace el doble de lo que la OMS recomiendo, puede que mueran mujeres por tales complicaciones de manera innecesaria.

        Qué pasaría si en España, pariesemos en nuestras casas el 30% de las mujeres (si así lo deseamos claro!) con un ginecólogo 24h en el hospital como hasta ahora?

        Lo primero sería un ahorro importante.
        Un parto hospitalario cuesta entorno a 6mil euros y uno en casa entre 1500 y 2000. Buena medida anticrisis.
        Y es muy posible, que se redujeran los índices de muerte materna si como dice la oms, se mueren las mujeres por hemorragias postparto.

        En cualquier caso vuelvo a lo mismo, respeto profundamente toda y cada una de las opiniones. Pero hay que hablar con conocimiento de causa, sin soltar lo primero que se pasa por la cabeza.

  16. Lady Rabbit says :

    Solo un apunte, no me he leído las respuestas así que no sé pero LAS DOULAS NO ASISTEN LOS PARTOS EN ESPAÑA.
    Las doulas acompañamos a las madres en el proceso, como una figura maternal que la apoya y empodera, pero esa mujer es asistida por un ginecólogo o matrona.

    En españa hay muchos ginecólogos y matronas que asisten en casa y vienen con equipo de reanimación y medicación, exáctamente la misma que en Holanda o Ingleterra (muchos se han formado allí).

    En resumen, que me parecen estupendas todas las opiniones, pero dando datos correctos vaya.

    • Lady Rabbit says :

      Se me olvidó. En Holanda las doulas también existen y las financia la seguridad social

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Hola, Lady Rabbit. Gracias por aportar tu experiencia como doula en este blog. Como has sugerido, hemos actualizado la entrada para evitar el texto impreciso sobre el papel concreto de las doulas en los partos domiciliarios. Esperamos que a partir de ahora esto suscite menos controversia.

  17. Bei says :

    Que pena que para expresar vuestra opinion os baseis en vuestros prejuicios en vez de en lo que dice la literatura medica. Lástima 😦

  18. Toya says :

    Con todo el respeto, creo que habláis de lo que no sabéis….

    • Paparracho y Mamanatas says :

      No somos expertos obstetras; solo unos padres al que este tema les interesa y hablamos de ello en el blog con todo el respeto posible. Creemos que esta entrada principalmente busca puntos de encuentro y no lo contrario, si bien expresamos firmemente nuestra opinión contraria al parto domiciliario en el ámbito de nuestro territorio.

    • Elena says :

      Con todo el respeto, uno habla de lo que quiere, y como bien han dicho, han leído sobre el tema y han fundamentado su opinión. Uno puede decidir libremente y no tiene por qué hacer lo que otros digan.
      Como bien han dicho, este post es una opinión, no es una web especializada ni médica, y disculpad si me equivoco, pero creo que cada uno puede tener una opinión distinta a la de otros no?
      Y muchos de los que aquí opinamos hablamos de lo que sabemos en base a nuestra propia experiencia. No tenemos por qué saber de cifras ni porcentajes. Y hablo como mujer y madre, yo no elegiría parir en casa por una simple razón independientemente de cifras: el hecho de que algo vaya mal y no tenga personal ni medios de forma inmediata (inmediatez que me puede dar estar en un hospital) ya me basta como razón para parir en un hospital, así de simple.
      Que hay muchas cosas que mejorar eso es indudable, pero me parece terrible que se hable tan mal de obstetras y comadronas (que si no siguen recomendaciones, que si hacen episotomías por sistema…) porque habrá de todo (igual que hay de todo tipo de parturientas, que parece que saben de medicina más que los propios médicos…)

  19. C says :

    Pues a mí me da pena que uséis el título “El parto no es sólo nuestro”. Soy socia de El Parto es Nuestro y esta asociación no defiende sólo el parto en casa, y además está en contra del parto sin asistencia (por ejemplo, atendido por una doula).

    Lo que defiende es que se pueda parir con respeto a los padres y al bebé, respetando la evidencia científica y las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, entre otras cosas. Y esto puede incluir en casa si los padres quieren, con la asistencia necesaria, cerca de un hospital, etc. La evidencia científica dice que es tan seguro como en un hospital.

    Es una pena que cuando una madre muere en un hospital nadie escriba sobre ello y sobre los peligros del parto hospitalario, que también los hay.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Hola, C.

      Lamentamos que el título del post pueda haberos resultado molesto. No era ni mucho menos nuestra pretensión. Lo utilizamos como punto de partida para expresar que, desde nuestro punto de vista, hay mucho que matizar sobre la capacidad de los padres para imponer a los profesionales una ruta a seguir en el proceso de parto. Obviamente, como reflejamos en la entrada, estos deseos han de tener tenidos muy en cuenta, pero siempre teniendo en cuenta que ha de primar la seguridad de la parturienta y, sobre todo, del bebé, en todo momento.

      Nos alegramos de vuestro posicionamiento en contra del parto sin asistencia médica y que seais extrictos con los criterios que han de ser considerados para el parto en casa (conocimiento por parte de los padres de los riesgos, cercanía a un hospital, personal experimentado, etc). En cualquier caso, sigue pareciéndonos un riesgo innecesario parir en casa cuando podría hacerse en un hospital y por eso creemos que es más productivo luchar porque en los hospitales sean tenidos en cuenta los deseos de los padres.

      Cuando una madre o un bebé muere en un hospital no se escribe sobre ello porque se parte de la base de que los medios y el personal disponible presupone que se hizo todo lo posible por salvar su vida (lo cual es mucho más difícil de demostrar en un parto domiciliario). Evidentemente, siempre puede haber habido mala praxis o negligencias médicas, pero eso no es ni mucho menos lo normal ni se puede restringir únicamente al ámbito hospitalario.

      Gracias por tu colaboración y, por favor, no consideréis el título un ataque a vuestra asociación.

      • C says :

        Un poco ataque sí me parece, pero bueno, es a título personal, hablo exclusivamente en mi nombre. Sí me gustaría aclarar que las mujeres que paren en casa también ponen su seguridad y la del bebé por delante de todo, faltaría más, y que según las estadísticas no hacen nada más arriesgado que las que van al hospital.

        Luego estn las secuelas de un parto intervenido sin resultado de muerte, esas que muchas mujeres arrastran por excesivo intervencionismo. A lo mejor algún día se merecen un post bien destacado cono este. Podéis llamarlo Inseguridad Social, os dejo hecho el juego de palabras para que vaya a juego con el que dedicáis a El Parto Es Nuestro.

        Y que conste que yo he tenido un parto respetado en la SS, igual que vosotros, pero eso no significa que todos lo sean.

  20. Maria says :

    Como responsable de la web http://www.doulas.es os agradecería que, si la queréis enlazar, lo hagáis desde un texto que sea cierto y no desde afirmaciones inciertas sobre nuestro trabajo: ni las doulas atendemos partos ni nuestra labor va asociada al parto en casa, si no al apoyo a la mujer, sea cual sea su opción. Por favor, enmendad el error.

  21. Davisa says :

    Estoy totalmente de acuerdo con vosotros!
    Antiguamente no quedaba otra que parir en casa, pero hoy en día es un capricho, puede que el ginecólogo en las últimas revisiones te haya dicho que parece que todo irá bien, pero en cuestión de un segundo el parto puede dar un giro y volverse de riego, y merece la pena poner en peligro tu vida, la de tu bebé o ambas por un capricho? Por más acompañada que estés por una matrona o un ginecólog@, no tienes los medios de un hospital….
    Yo misma, rellené el plan de parto que me dieron en el hospital y el día que me tocó parir no me hizo falta ni darlo…me proporcionaron la pelota para dilatar, me dejaron andar, me monitorizaban cada “x” horas un ratito para controlar el pulso del bebé y las contracciones, cuando ya avancé me dejaron en la sala de dilatación a mis anchas, con ducha por si quería usarla…de las casi 24 horas que estuve de parto, solo estuve rodeada de comadronas a la hora del alumbramiento, mientras, solo venían cuando yo las llamaba, no me hicieron episiotomía, incluso pude ver el nacimiento de mi hijo a través de un espejo y me dieron la opción de ser yo quien cortara el cordón umbilical!!
    Por suerte en algunos hospitales ya se empiezan a respetar los deseos de las mamás y espero que ésta práctica vaya en alza, ya que es uno de los mejores momentos que viviremos en nuestras vidas (si no el mejor) y creo que somos nosotras las que debemos decidir como queremos que sea, siempre que sea posible, y es una lástima que para poder conseguir esto, se tenga que hacer en casa con el conseqüente de arriesgar vidas!!

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Tu experiencia en el parto debería ser la de todo el mundo en este país, pero es cierto que aún queda muchísimo camino por andar y hacia esto es a donde nosotros nos gustaría que se encaminara la lucha por los derechos de padres y bebés en el momento del parto. Gracias, Davisa. 🙂

  22. Bei says :

    Sigo esperando las cifras…
    Gracias por corregir lo de doula, que pena haber tenido que avisar a la responsable para que lo corrigierais 😦

    • Noe says :

      Hola Bei,

      Creo que lo habían corregido antes, puesto que lo comentaron en un post a las 16;16, En cualquier caso, bastante rápido contestan, que aunque no lo parezca, también trabajan! jejejeje.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Querida Bei. No nos gusta tener que dar explicaciones de lo que hacemos o dejamos de hacer en nuestra casa, pero por ser tú, lo vamos a hacer:

      La entrada se modificó justo cuando regresamos de practicar la sana costumbre de comer y antes de que escribiera la responsable que mencionas. Si miras la hora a la que escribió ella y la hora en la que y nosotros comentamos a Lady Rabbit que hemos corregido la entrada, lo comprobarás.

      Por otra parte, las cifras están disponibles en todas las url que hemos enlazado y en las instituciones que hemos mencionado y en cuyos datos confiamos. Si tienes reparos con las cifras del INE, la OMS, la FIGO o la American Journal of Obstetrics and Gynecology, es a ellos a quien debes dirigirte. Gracias.

  23. Bei says :

    Si no gusta dar explicaciones en vuestra casa, no las deis. Reformulo mi comentario. Gracias por corregir la informacion erronea de lo que vosotros creeis que es una doula en base a vuestros prejuicios despues de que “tan solo” cinco comentarios os sacaran de vuestro error. Disculpadme por la parte que me toca

    Os he pedido las cifras concretas que manejais, no los enlaces a las portadas de esos organismos, asi os puedo explicar donde reside el error de interpretacion. Pero bueno, como a mi si me gusta dar explicaciones cuando veo algo incierto que puede confundir a quienes entren aqui a leer, pues os cuento.

    Para que un parto sea seguro, no importa tanto el lugar, si es un hospital, en casa o en un centro o casa de partos, lo que importa es que quien te atiende sepa hacerlo teniendo en cuenta la fisiologia del parto, que para parir es necesario oxitocina y que la adrenalina la inhibe. A partir de aqui, cada cual decide donde quiere parir, si esta seguro en un hospital deberia ir al hospital y si esta seguro en casa, deberia quedarse en casa. Por cierto yo pari en un hospital, sin medicacion, expulsivo en cuclillas, nadie me dijo como pujar, ni me tocaron, ni a mi, ni a mi bebe, que yo recogi y no solte hasta que lo exploraron el dia siguiente. Aun asi, estoy segura de que el parto en casa es al menos igual de seguro que el hospitalario. Quien diga lo contrario, no ha revisado la evidencia cientifica.

    Estos son los estudios que pueden ayudaros a disuadir vuestros prejuicios sobre el parto en casa (estudios concretos, no webs)

    Patricia A Janssen, Lee Saxell, Lesley A Page, Michael C Klein, Robert
    M Liston, Shoo K Lee
    Outcomes of planned home birth with registered midwife versus planned
    hospital birth with midwife or physician; Can. Med. Assoc. J. 2009.

    Kenneth C Johnson and Betty-Anne Daviss
    Outcomes of planned home births with certified professional midwives:
    large prospective study in North America.
    BMJ 2005;330:1416 (18 June).

    Macfarlane A, McCandlish R, Campbell R.
    Choosing between home and hospital delivery. There is no evidence that
    hospital is the safest place to give birth.
    British Medical Journal. 2000 Mar 18;320(7237):798.

    Olsen O, Jewell MD.
    [The Nordic Cochrane Centre, Rigshospitalet, Blegdamsvej 9, dept.
    7112, Copenhagen, Denmark, DK-2100 O. o.olsen@cochrane.dk]
    Home versus hospital birth.
    Cochrane Database Syst Rev 2000;(2)
    BACKGROUND: A meta-analysis of observational studies have suggested
    that planned home birth may be safe and with less interventions than
    planned hospital birth. OBJECTIVES: The objective of this review was
    to assess the effects of planned home birth compared to hospital birth
    on the rates of interventions, complications and morbidity as
    determined in randomised trials. SEARCH STRATEGY: We searched the
    Cochrane Pregnancy and Childbirth Group trials register and the
    Cochrane Controlled Trials Register. Date of last search: September
    1999. SELECTION CRITERIA: Controlled trials comparing planned hospital
    birth to planned home birth in selected women, assisted by an
    experienced home birth practitioner, and backed up by a modern
    hospital system in case transfer should be necessary. DATA COLLECTION
    AND ANALYSIS: Trial quality was assessed and data were extracted by
    one reviewer and checked by the other reviewer. Study authors were
    contacted for additional information. MAIN RESULTS: One study
    involving 11 women was included. The trial was of reasonable quality,
    but was too small to be able to draw conclusions. REVIEWER’S
    CONCLUSIONS: There is no strong evidence to favour either planned
    hospital birth or planned home birth for low risk pregnant women.

    Carl A. Michal, PhD; Patricia A. Janssen, PhD; Saraswathi Vedam, SciD;
    Eileen K. Hutton, PhD; Ank de Jonge, PhD. Planned Home vs Hospital
    Birth: A Meta-Analysis Gone Wrong.
    http://www.medscape.com/viewarticle/739987

    Jonge A, van der Goes B, Ravelli A, Amelink-Verburg M, Mol B,
    Nijhuis J, Bennebroek Gravenhorst J, Buitendijk S. Perinatal mortality
    and morbidity in a nationwide cohort of 529 688 low-risk planned home
    and hospital births. BJOG 2009.
    Aqui tienes algunos comentarios sobre el mismo:
    http://rixarixa.blogspot.com/2009/04/dutch-home-birth-study.html

    y este otro:
    van der Kooy J, Poeran J, de Graaf JP, Birnie E, Denktasş S, Steegers
    EA, Bonsel GJ. Planned home compared with planned hospital births in
    the Netherlands: intrapartum and early neonatal death in low-risk
    pregnancies.Obstet Gynecol. 2011 Nov;118(5):1037-46.
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22015871

    Anderson RE. Anderson DA.
    [Dept. of Economics, Centre College, Danville, KY 40422, USA. ]
    The cost-effectiveness of home birth.
    Journal of Nurse-Midwifery. 44(1):30-5, 1999 Jan-Feb.
    As health care costs increase and a growing number of women are
    without insurance, the one health service that every family needs
    deserves further attention. Even for the 40% of births covered by
    Medicaid, safe birthing alternatives that permit a reduction in the
    $150 billion Medicaid burden would allow the United States to devote
    more resources to other urgent priorities. Informed birthing decisions
    cannot be made without information on costs, success rates, and any
    necessary tradeoffs between the two. This article provides the
    relevant information for hospital, home, and birth center births. The
    average uncomplicated vaginal birth costs 68% less in a home than in a
    hospital, and births initiated in the home offer a lower combined rate
    of intrapartum and neonatal mortality and a lower incidence of
    cesarean delivery.

    y bueno en esta guia podeis tener una vision mas amplia sobre el tema y las posiblidades de aplicar el parto domiciliario, los requisitos, la seguridad, etc.
    http://www.coib.org/uploadsBO/noticia/Documents/GUIA%20PART%20CASA_LLARGA.PDF

    • Miperrotrasgu says :

      Enhorabuena por tu parto fantastico y maravilloso, y por no haber tenido ningun problema, pero no siempre es asi y ciertos signos de alarma en recien nacidos solo los detectan los medicos, y creo q tu no lo eres. No es un ejemplo muy bueno, pero yo no voy al taller con mi coche y le digo al mecánico: “mire, yo lo traigo aqui para revisarlo, pero usted dejeme a mi que ya le digo yo lo que tiene q hacer”.

      • Boom says :

        A veeeeer si nos aclaramos… Que en un parto en casa HAY un medico o una matrona. Que se trata de decirle a nadie lo que tiene que hacer, si no de que cada uno haga lo que le toca hacer.

      • Bei says :

        Pero si yo pari en un hospital, atendida por una matrona, la ginecologa solo aparecio al final del expulsivo, se asomo, le dijimos q todo bien y me dio animos!!! Lo que defiendo es el derecho a que cada cual elija donde parir, porque el parto en casa es igual de seguro…
        Aporto evidencia cientifica y entonces lo llevamos a lo personal…. un poquito de por favor….

  24. Brown says :

    A mi lo que mas gracia me hace de todo este articulo de opinión y posteriores comentarios, es la certeza con la que asegurais que lo seguro es parir en un hospital y lo arriesgado que es parir en casa y todo ello debido a los medios de los que dispone un hospital…

    Agrupar en un mismo saco todos los partos extra-hospitalarios es demagogia y ganas de confundir al personal, es dar informacion sesgada y no se si es intrencionado o esq realmente estais asi de mal informados.

    Las personas que hablan asi, habran leido muchos estudios minoritarios (y mal interpretados, por cierto), pero no deben conocer la calidad profesional de las matronas y ginecólogos que atienden partos en casa. Y de verdad creen que parir en casa con un profesional cualificado es lo mismo que parir sola en medio del bosque (¿?)

    Yo estoy embarazada y mi opcion A es el parto en casa por la sencilla razon de que un parto que no se interviene, suele trancurrir sin complicaciones y si surge una complicacion en el parto (y me refiero a una compicacion de verdad, no a una complicacion provocada por el intervencionismo innecesario) la persona que me atiende tiene la experiencia y capacidad de reaccion suficientes como para solventarlo con sus propias manos y/o el equpio medico mínimo.
    Cosa que en un hospital es muy dificil de encontrar porq a la minima te destrozan (salvo contadas excepciones).
    No quiero arriesgarme a que la persona que me atiende este demasiado acostumbrada a cortar por lo sano y rajar a la minima ni a acelerar el proceso inyectándome cosas porq tiene q ocuparse de mi y de 8 mas.
    Para mi eso es arriesgar; arriesgar mi vida y la de mi hijo.
    Ahora bien, si la persona que me atiende, con toda su experiencia y capacidad, ve necesario el traslado al hospital, pues se traslada, que para eso estan los hospitales, para cuando hay problemas, pero no para provocártelos.

    Con esto quiero decir que cada familia debe informarse y decidir que es lo que mejor se adapta a sus circunstancias, que es lo que le da seguridad y que riesgos esta dispuesta a asumir, signifique lo que signifique eso en cada caso.
    Hay mujeres que se sienten seguras rodeadas de aparatos, cables y máquinas que hacen “bing” y eso es respetable, hay mujeres que se sienten seguras programando una cesarea porq creen que asi sufren menos (ellas y los bebes) y eso es respetable y hay mujeres que nos sentimos seguras rodeadas de profesionales cualificados y respetuosos con el proceso fisiológico del parto, y no hay que olvidar que eso tambien es respetable.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Brown, solo podemos decir que nosotros no hubiéramos tomado la misma decisión que tú, pero cada uno es cada cual. También nos parece injusto que hables de demagogia, sesgo y ganas de confundir por agrupar partos extra-hospitalarios y al mismo tiempo digas que “Cosa que en un hospital es muy dificil de encontrar porq a la minima te destrozan (salvo contadas excepciones)”.

      Son formas de ver la vida y no voy a entrar en calificar esa forma de verla como tú has calificado la nuestra. No lo tendremos en cuenta porque seguro que está escrito con el calorcito que da estar en el fragor de la batalla y, lo último que pretendemos aquí es batallar con nadie, créenos.

      Solo nos queda desearte la mejor de las suertes en el parto.

      • Brown says :

        Disculpad, pero decir que en hospital es muy dificil encontrar un proceso de parto no intervenido y respetado en su totalidad no es demagogia, es la realidad.
        Lo dicen el 60-80% de episotomias que se practican(como muy bien decis vosotros mismos), lo dice la tasa del 40% de cesareas de media (entre centros publicos y privados), lo dicen la gran cantidad de inducciones injustificadas pasadas las semana 41(de las q ahora mismo no dispongo de estadisticas recientes) pero sobretodo lo dicen la gran mayoria de las madres que dejan sus testimonios en grupos de apoyo fisicos y virtuales.

        Pero bueno, para datos y estudios, los aportados por Bei son mas que suficientes.

        La realidad es que un parto hospitalario no intervenido (y por lo tanto respetado) es algo inusual en este pais.
        Que cada vez se avanza mas hacia el no intervencionismo, cierto, pero ni de lejos es algo generalizado.

        Gracias por vuestros mejores deseos.

  25. Eva says :

    Queridos paparracho y mamanatas, vaya por delante decir que os leo aunque no haya comentado nada hasta ahora. Pero en esta o casion y ante un tema tan polemico solo puedo expresar mi total acuerdo con vosotros. Como mama mi principal preocupacion en el parto era que todo saliera bien y el bebe estuviera sano y creo que a dia de hoy eso es dificil de garantizar en un parto en casa donde pueden surgir todo tipo de imprevistos y no tienes, ni de lejos los mismos recursos que en un hospital. Por supuestisimo que el parto en el hospital es mas que mejorable pero desde mi punto de vista mucho mas seguro. Yo tuve un parto normal y si hubo ventosa y episiotomia pero todo eso paso a un plano totalmente sec

  26. Eva says :

    Que me he quedado a medias porque Pablo le ha dao al boton…guajes y nuevas tecnologias… Queria decir que todo paso a ser secundario en cuanto me pusieron a Pablo sanote en brazos. Y ante otro parto que se avecina firmaba ahora mismo por pasar por lo mismo si me aseguran que voy a tener una nena tan sanota como Pablo (dolor de cabeza de la epidural incluida). Y es que todos queremos el parto ideal pero al final a mi lo que mas me importa es que bebe y mama salgamos de esto sanos y salvos. Es mi opinion personal

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Qué te podemos decir, Eva. Que entendemos tu postura porque para nosotros lo más relevante es lo que comienza después del parto y coincidimos en que lo demás pasa a un segundo plano.

      No es menos cierto que hay gente que ha sufrido malas experiencias personales en los partos en los hospitales y que hay mucho que avanzar en ese sentido, pero por poner algún otro dato de contexto, según el INE, la mortalidad neonatal ha bajado en España del 6,8 por mil al 2,4 desde 1986 a 2006.

      Eso sí, mala amiga 🙂 A ver si entras más veces a comentar!!!

      • Bei says :

        Otro dato de contexto:


        En este sentido, relacionar el tipo de parto hospitalario con la efectiva disminución de
        la mortalidad ha sido un “eficaz” argumento utilizado por sus defensores, en muchos
        lugares del mundo y a lo largo de la historia de la atención obstétrica. Sin embargo,
        algunos estudios muestran que en las épocas en que las mujeres acudieron en mayor
        medida al hospital para dar a luz, las tasas de mortalidad aumentaron; y cuando no
        aumentó la hospitalización del parto, disminuyeron las tasas de mortalidad materna y
        perinatal (Tew, 1998). Así, en 1965 la mortalidad perinatal en hospital se situaba en el
        32,1 por 1000 nacimientos, y en el 1972 ascendió a 63,3 (De Miguel, 1984:40)”

        http://tdx.cat/bitstream/handle/10803/8429/BLAZQUEZ.pdf?sequence=1

        tesis de Mª Blazquez

  27. Rebe says :

    Uys, qué sorpresa. Yo que venía con ganas de reírme y me encuentro un post serio. Me ha gustado el giro.
    Y ahora, después de este pequeño apunte, voy al grano. Yo soy partidaria de minimizar cualquier tipo de riesgo. Del mismo modo que voy al dentista y no me saco una muela con un hilo agarrado a un pomo de una puerta, no querría tener un hijo sin asistencia médica y sin los medios necesarios para que, de haber algún problema durante el parto, mami y bebé salgan sanos y sobre todo salvos. Pido perdón por esa comparación un tanto tosca.
    Todas las madres decís que desde el momento que os quedáis embarazadas las prioridades cambian y todo gira entorno al bebé. ¿Por qué descuidar esto en el momento del parto?. Queréis que vuestro bebé no sufra. ¿Por qué arriesgarse?
    Mirad, pongo un ejemplo, que nada tiene que ver con un parto, pero sí con una decisión médica. Yo tengo una bonita y nada discreta cicatriz vertical en la barriga. Esta cicatriz es vertical y no horizontal. La horizontal hubiese sido mucho más discretita, pero no lo es por comodidad para los cirujanos, y digo comodidad, no imposibilidad de hacerla horizontal. En ese momento mi vida está en manos del médico y cualquier cosas que facilite su trabajo tiene mi “amén”, como si hubiera querido hacerme un Picasso en medio de la barriga!
    En fin, que hablo desde la ignorancia porque nunca he estado embarazada ni he tenido que pensar ¿doy a luz en casa o en el hospital?. Pero creo que llegado el momento, ni me lo planteo! Un hospital con personal cualificado que al menos me quite el miedo. Y ni que decir tiene que me libraría de la que se tiene que liar en casa dando a luz en medio del salón 😉
    Buen post, chicos!

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Gracias, Rebe. Tú nunca fallas en nuestros posts! Aquí uno de los problemas es que durante los años 90 en España se derivó significativamente hacia protocolos de parto excesivamente defensivos. Las cifras de mortalidad bajaron pero las cifras de espisiotomías y cesáreas subieron por encima de lo estadísticamente normal.

      Ahora la tendencia se está invirtiendo y nuestras cifras de mortalidad neonatal se mantienen. Cada vez son más las mujeres que están viendo respetados sus deseos para el parto (dentro del criterio médico, por supuesto) y esto es muy positivo.

      • Rebe says :

        Siempre he querido decir lo de: “Hay un médico en la sala?”. Me encantaría saber qué piensa de esto y de lo que he leído en algún comentario anterior; cómo encaja su código deontológico donde jura que la salud del paciente está por encima de todo y el “a la mínima te destrozan”.
        Doy por hecho que los padres quieren lo mejor para el bebé y la parturienta (faltaría más!), pero sigo sin entender la razón para querer parir en casa. Por tranquilidad? Personalmente yo estaría más tranquila en un hospital, entendiendo tranquilidad como ausencia de miedos (tendría menos “y si pasa…?” en la cabeza).
        También doy por hecho que los médicos durante el parto están ahí por y para ti.
        Peco de naif?
        Obviamente, cada persona puede hacer son su vida un pandero y tan respetable es un pandero hecho en casa o en la Paz 😉

  28. Boom says :

    Solo un apunte de una idea recurrente, fruto deduzco del desconocimiento con que se opina de algunos temas.

    Si hablamos de partos planificados en casa, atendidos por un profesional cualificado, con un embarazo controlado con sus pruebas de turno hechas, etc etc, tenemos que hablar de padres absolutamente preocupados por la salud de su hijo, y que eligen darle el mejor nacimiento que este en sus manos.

    Por favor, que no se hable de “arriesgar la salud de tu hijo” porque sencillamente no es cierto. Que no todo el mundo lo haría así? Esta claro. Pero que el que lo hace esta poniendo por delante la salud de su hijo. ¿Que no todo el mundo lo entiende? Lo se. No todo el mundo se hace los “estudios de mercado” que suelen ser habituales en los padres que deciden parir en casa. Creo que no se espera que toooodo el mundo entienda una decisión así, pero si que no se hable de ello como si fuera conducir un camión cuesta abajo sin frenos… que es lo que se trasluce de muchos comentarios.

    Otra cosa: en ningún caso el debate sobre si el parto en casa debería estar contemplado como una opción (minoritaria) dentro del sistema, se contrapone a la mejora brutal que deben afrontar nuestras maternidades. Que algo se va haciendo, pero queda mucho aun.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Hola, Boom.

      Como dices, quizás el individuo medio que toma la decisión de parir en casa se corresponde con la descripción que haces de él en tu comentario y no dudamos en ningún momento que crean que están haciendo lo mejor para ellos y para sus hijos.

      En cualquier caso, seguimos pensando que se asumen riesgos perfectamente evitables aún suponiendo que quien lo asista sea un profesional como la copa de un pino. Por poner un ejemplo simple: nosotros vivimos en Madrid e imaginemos que hubiéramos tomado la decisión de parir en casa perfectamente asistidos y estuviéramos avanzando en el proceso de parto maravillosamente. Pero de repente, algo se complica y mucho (alguien apuntó por ahí complicaciones en el 10-15% de los casos) y lo aconsejable es ir a un hospital. Miro el reloj y veo que es un lunes laborable y son las 8:20 de la mañana… Directamente, NOS CAGAMOS.

      ¿La situación que comentamos es improbable? es plausible. Y nosotros creemos que es un riesgo que no merece la pena asumir teniendo la opción de parir dignamente en un hospital. Y cada vez son más hospitales y más profesionales los que aportan estas posibilidades.

      En que queda aún mucho por mejorar, no podemos estar más de acuerdo.

      • Boom says :

        Poniendonos en ese mismo ejemplo simple:

        – la probabilidad de una complicación de las de salir pitando es miiiiinima en un parto en casa. Las cifras que se manejan de indice de complicaciones son de partos hospitalarios. Y son, por definición, mucho mas altas.

        – pongamos entonces una complicación mas probable, o sea ese entorno del 10-15%, no es de repente, es algo que se va viendo venir, y se valora el traslado. Esto es: el parto no debe continuar en casa, y se traslada al hospital. Bien. En la logística previa ya se ha hablado sobre este aspecto. ¿A que hospital vas? ¿Por donde vas a ir? ¿Quien conduce? A mas de uno, y a mas de dos, esta coyuntura les pilla en plan “cariñooo que he roto aguas!” o “cariñooo que tengo x contracciones!” y se encuentran en eso mismo que tu decías pero peor, con susto en el cuerpo y sin haberlo previsto :). Ahora en serio, en un parto planificado en casa te aseguro que el indice de improvisación es mínimo. Si el profesional ve que se vislumbra un posible traslado, no apura hasta la hora punta.

        entiendo que resulta difícil de ver, para alguien que lo que ha vivido es un parto en hospital, y las historias de llevarse parturientas corriendo por los pasillos, o sacar bebes con instrumental porque las pulsaciones no les dan para mas, se preguntan ah dios mío! ¡Que habría sucedido de estar en casa!… De verdad que lo entiendo. Pero es que no es la misma atención. Lo trate de explicar en una intervención anterior, los tiempos se controlan de otra manera.

        Y si finalmente, durante los preparativos, se considera que el domicilio de turno no es un buen lugar porque por ejemplo a ciertas horas se bloquea el acceso/salida, o bien desechas parir en casa, o bien buscas otro sitio. A mi me sucedió exactamente eso con mi segundo bebe. Mi casa no era un lugar que nos diera confianza. Y el parto fue en casa de un familiar cercano, a tiro de piedra de un hospital.

        Si planificas tu parto en un hospital, lo suyo es tratar de minimizar los riesgos. Buscas uno menos intervencionista, tratas de evitar inducciones, oxitocina, inmovilización, posición impuesta en el expulsivo… porque sabes que todo eso es fuente de complicaciones, y son papeletas para necesitar un fórceps, una ventosa, una cesárea… Cuando preparas el parto en casa haces lo mismo, minimizar los riesgos. Hay quien prepara su parto consciente de las elecciones, sean en casa o en hospital. Y hay quien no.

  29. Miperrotrasgu says :

    Parece q vuestras palabras hayan salido de mi mente! Estoy de acuerdo del todo con vosotros: humanizar los partos e instrumentar lo justo. Quiero ademas añadir un dato que no tiene q ver solo con morbi- mortalidad: CONSECUENCIAS. Trabajo en una Unidad de Atencion Temprana, donde atendemos entre otros a niñ@s que han tenido problemas perinatales q han causado lesiones mas o menos graves…. Y voy a explicar el porque de algunas practicas:
    Enema y rasurado- la causa es la higiene, quien ha parido lo entiende lo q ocurre al empujar. No suele ser muy frecuente pero sepsis, infecciones oculares y otras lindezas se pueden evitar.
    Oxitocina: depende de las causas pero bolsa rota y no progresion de parto puede llevar a sufrimiento fetal y las consecuencias de este prefiero no contarlas (q no digo yo q no abusen, eh?)
    Episiotomia: el riesgo de un desgarro perineal no es demasiado alto pero, ¿y si te toca ati? No te imaginas lo jodido q es eso… Tambien es verdad q si has trabajado la elasticidad de la zona antes del parto es muy improbable, pero allá tú.
    Y cuando usan forcts, ventosas, practican cesáreas…yo creo q lo hacen estudiando los riesgos de no hacerlo e incluso a veces para curarse en salud, sobre todo hoy q hay tanta denuncia hospitalaria… Entiendo q no se quieren arriesgar. Y la verdad, yo tampoco querria que se arriesgaran si por evitar la instrumentacion se pusiera en riesgo mi vida o la de mi bebé.

      • Miperrotrasgu says :

        A ver, que yo estoy de acuerdo en un parto lo más natural posible, pero eso sí, en un hospital. Y simplemente quiero ponerme un poco del lado de los profesionales que a veces se ven “obligados” a milimetrar todas sus decisiones por miedo a las consecuencias legales. Todo está muy bien siempre que no se presenten complicaciones, y en esos casos luego todo son prisas. Cesáreas, las mínimas, pero sin pensárselo eternamente cuando de verdad son necesarias que luego pasa lo que pasa. Los ejemplos del enema y el rasurado la verdad es que tienes razón, son un poco tontos, pero tampoco me parecen tan agresivos, la verdad…

      • Boom says :

        Miperrotrasgu, pues de eso se trata, tu en un hospital, otros en casa… Mientras se den las coyunturas apropiadas, todos contentos… ¿Cual es el problema? Sobre el enema y el rasurado, el que no le vea el problema, que se lo haga ensu casa, que tampoco es para tanto 🙂

      • Bei says :

        Veras miperrotrasgu estoy de acuerdo contigo en que a este panorama hemos llegado por la medicina defensiva, pero por eso mismo los profesionales deben actuar conforme a la evidencia, porque si a una mama le hacen episotomia sin su consentimiento y les demanda y en la historia clinica no queda reflejado que existiera sufrimiento fetal (el unico motivo por el que debe hacerse una episotomia, para que el bebe salga rapido, lo de los desgarros ya se ha demostrado que es incierto), la mama ganara la demanda. Por eso hay que hacer las cosas bien, el problema es que los profesionales (algunos, hay otros maravillosos) no estan actualizados en la evidencia cientifica reciente.
        Y sobre las cesareas, no estoy de acuerdo, no hay minimos, ni maximos, cesareas, las que sean necesarias, las cesareas por conveniencia o a consecuencia de la cascada de intervenciones deberian desaparecer, pero cuando es para salvar la vida de una mama o de un bebe, bienvenidas seas.Partos vaginales a costa de horas y horas de oxitocina sintetica, episotomias de libro y forceps/ventosa, no gracias.

  30. carmela says :

    Menuda la que liasteis,es muy interesante,

    Partos los de antes,en hospital sin epidural,rasgada hasta el ano,15 o20 puntos,sin pareja ni nadie a tu lado,no te pudiendo quejar porque te llamaban quejica y se reian de ti.Pero bueno con eso y todo yo tuve 3,en el momento que lo tienes en brazos se te olvida todo.A se me olvidaba,el crio lo ves a la 4,o 5 horasy te cosian cuando ya habias enfriado,por supuesto sin anestesia,y no os estoy contando una peli de terror,ya quisiera yo tener un parto como el que tuvieron mis hijas ,antes la sanidad funcionaba asi,hace 36 y30 años.Un beso para todas

    <

  31. Estela says :

    He tenido dos hijos, uno en hospital y otro en casa. Lo importante es donde la mujer se sienta más segura, más confiada de sí misma, y en segundo lugar, es el ambiente externo. Si el hospital es capaz de proporcionar el verdadero ambiente de intimidad que necesita una mujer de parto, que no tiene que ser velas ni música, sino un lugar en el que la mujer pueda sentirse libre para conectar con su cuerpo, que pueda adoptar la postura que mejor la convenga, no es necesario nada extraordinario y también que se pueda desprender de cualquier pudor, por gritar o por la postura que su cuerpo le pida, tan distante de la postura tumbada e inmovilizada que nos muestran de los partos.
    En cuanto te sondan, te tumban, te monitorizan de forma permanente, están creando el peor ambiente para un parto, ya solo te queda pedir la epidural y dejar que te extraigan a tu hijo, sano y salvo, gracias a la gran eficacia de la medicina, que cortan por abajo o por arriba.
    El parto domiciliario es atendido por una matrona, y no necesitas una UVI en la puerta sino un vehículo que en caso de cualquier contratiempo te lleve al hospital más cercano.

    ***mi experiencia en hospital: tumbada e inmovilizada pedí la epidural, supuestamente tenía sensación en las piernas, pero quedé desensibilizada para parir, me llevaron a paritorio sin sentir sensación de pujo, me decían cuando tenía que empujar, se tuvieron que subir encima mía para hacer presión, me tuvieron que hacer una episotomía que luego tuvo 2 meses largos de curación, y mi hijo a pesar de nacer a los 15 minutos de entrar en paritorio, tuvo traquipnea transitoria que hizo que estuviera un día y medio en neonatos separado de su madre y padre.

    ***mi experiencia en casa: sin velas, ni música, me sentí a gusto, en el lugar más pequeñito de mi casa – ya de por sí pequeña, pasé de una postura a otra cuando así me lo pidió mi cuerpo, empecé a gritar sin sentir dolor, y a pasar de una respiración más agitada a otra sin darme cuenta, así como no tener sensación de empujar conscientemente. Mi matrona solo realizó un único monitoreo y un único tacto, adaptándose a mí, sin molestarme en mi trabajo. Mi hija llegó al mundo en calma y a su ritmo y no se separó de mí ni un solo segundo tras su nacimiento. Tuve un pequeño desgarro superficial en un labio inferior que se curó en una semana.

  32. Susana says :

    Hola:

    Ayer se me olvidó comentar una cosa. A pesar de las posturas tan diferentes (que creo que al final están todas más unidas de lo que parece, los padres quieren partos humanos y con todas las garantías sanitarias) es el primer debate de este tipo que veo donde se guarda la compostura.

    Felicidades!

  33. Paparracho y Mamanatas says :

    Nos han quedado varios comentarios por contestar ayer y esperamos que este sirva como respuesta general: coincidimos con Susana en que se han guardado bastante bien las formas aunque en algunos momentos la tensión se cortaba con cuchillo. En el fondo, esto se trata de un estofado con racionalidad, temores, sentido común, miedos, confianza… y en función de la cantidad de cada ingrediente que eche cada persona, así es nuestro posicionamiento.

    Gracias a todos los que habéis participado hasta ahora y os animamos a que continuéis aportando lo que os apetezca en esta o en otras entradas de este blog… ¡que no tienen nada que ver con esta! 🙂

  34. mamareciente says :

    Encantadísima de leeros! A veces cuesta encontrar en la red este punto de “sentido común”.

  35. Elena says :

    Bei no estoy de acuerdo, no se puede frivolizar con los procedimientos judiciales, y aseverar tan a la ligera si la mama “ganará la demanda”. Para empezar porque lo más probable es que se iniciara a través de denuncia por lesiones no consentidas y dentro de ello la acción civil en el proceso penal (esto es, pedir indemnización por daños y perjuicios), lo cual en este tipo de casos es realmente complicado rebatir un argumento médico. Iniciarlo por demanda – vía civil- tendrás que acreditar el daño (porque supongo que con esto lo que quieres decir es que lo único importante es el resarcimiento económico, no? porque otra cosa no vas a conseguir,o exactamente qué pedirías??)
    E igualmente es indudable que existen diferencias de posiciones y opiniones entre los propios médicos, por lo que dependerías del juez que te tocara (que por cierto es un señor/a humano y que por definición no es infalible y se equivoca).
    Lo que es indudable es que con esto – salvo casos flagrantes eh? que no se me malinterprete – de esta manera no dejas que la mamá continúe, ni la familia, ni lo “supere” si es que tiene algo que superar, porque cualquier procedimiento tiene un coste muy alto, en tiempo, en dinero y en desgaste sobre todo emocional. Y lo que es peor, que nadie te puede garantizar nunca el éxito, nunca! Y créeme, en esto sí sé de lo que hablo y con conocimiento.
    Lo que también es cierto y pasa con muchas profesiones, es que se ha llegado a un punto en que ahora ya no se mira qué será lo mejor para el paciente, sino qué hago con mucho cuidadín para que encima no me demanden/denuncien, y eso me parece que va en detrimento de nosotros mismos y de nuestra atención, cosa que por otro lado me parece normal….
    No digo que no haya que controlar los excesos que hacen algunos profesionales, pero sí digo que no se puede ser más papista que el papa y creernos que los médicos no saben nada y que nosotros sabemos más que ellos (alguien más arriba ha comparado con un taller y un mecánico y me parece genial la comparación)
    Aquí se ha generado un debate muy interesante, contemplando diferentes puntos de vista, todos ellos muy respetables y muy legítimos, y creo que, ni los “jefes” del blog ni ninguno de los que aquí comentan pretenden convencer a nadie de que su postura es la mejor ni mucho menos, sino que cada uno ha expuesto sus razones, motivos y argumentos. Y en mi caso, a diferencia de otros que sí han sustentado su opinión en base a cifras, porcentajes y estudios de renombre, he sustentado mi opinión en la irracionalidad – en el sentido de lo que a MI y solo a mí me hace sentir segura – y en mi propia experiencia, y es tan válido como lo que más. O no?

    • Bei says :

      Claro, claro el parto en casa no es para todo el mundo, es solo para quien quiera parir en casa.
      Sobre el procedimiento legal, no soy experta, en segundo de Derecho me quede embarazada y no he seguido, pero para quien tenga dudas, esta abogada es maravillosa
      http://www.franciscafernandezguillen.com/

      • Elena says :

        Bueno siento que en segundo tuvieras que dejarlo, y más por el embarazo.
        Gracias por la web, no conozco a la compañera. Y sí, soy abogada y mi marido es abogado, para nuestra “desgracia”, que ya me hubiera gustado otra profesión más agradable pero es lo que hay. Disculpa que no sea tan optimista en lo que a procedimientos judiciales se refiere, porque la experiencia me dice que jamás puedo decir a nadie que tiene algo ganado.
        Todos los compañeros somos “maravillosos” porque nos dejamos la piel por lo que defendemos (salvo honrosas excepciones, como en todo, médicos incluidos). Y no es más maravilloso alguien porque te diga lo que tú quieres oir. Igual que son maravillosos todos los médicos, gines, comadronas y demás, que velan como mejor saben por nuestro embarazo y parto.
        Y en cuanto al sistema, salvo que me haya perdido algo, creo que todo el mundo tiene claro que aquí el sistema sanitario no es perfecto para según qué cosas, entre ellas el parto domiciliario. Que si es factible? por supuesto! pero si en esta vida todo es factible mientras va bien (es como el papel, que lo aguanta todo…) si el problema viene cuando algo va mal…

      • Boom says :

        Pues claro! ¡Y para eso esta el hospital, afortunadamente para todos! Pero es factible porque las cifras DICEN que ES factible, no porque yo piense que me gustaría parir en casa, o porque tu opines que no te gustaría… ¿Me explico?

        ¿No esta empezando a ser circular esta conversación? :))

      • Bei says :

        Bueno, no lo sientas, era mi tercera carrera, la hacia por hobby y lo deje porque como dormia tanto no sacaba tiempo para estudiar despues del trabajo. Algun dia volvere, ahora mismo me estoy formando en otras cosas que tambien son muy interesantes. Que pena que pienses que tu profesion no es agradable, supongo que desde fuera se ve todo de otra manera 🙂
        Discrepo en que todos los gines son maravillosos. Yo visite hasta 5 profesionales… y al final me fui a parir a un hospital publico. No se trata de decirme lo que queria oir, se trata de hacer las cosas bien.
        Quizas peque de optimista con lo de “ganara la demanda” tienes razon, es por esta noticia que me ha levantado el animo hoy:
        http://derecho.publicacionmedica.com/noticia/condena-por-privar-de-la-capacidad-de-probar-el-sufrimiento-fetal-al-no-facilitar-documentos-de-la-hc

    • Boom says :

      Claro que es valido Elena, igual de valido… para las elecciones personales. Pero un sistema no puede basarse en el me gusta/no me gusta si no en el es factible/no es factible.

      Yo dije en mi primer mensaje, si el debate es “yo pariría en mi casa si o no” no hace falta mayor argumento que el me gusta. Si el debate es (como se había planteado) si nuestro sistema sanitario puede asumir que un porcentaje muy pequeño (porque es minoritario) de padres decidan parir en su casa, la respuesta a tenor de las cifras debe ser si. Y no es ninguna obligación, faltaría mas.

  36. jezabel says :

    Llego la última!!!!!

    Me encanta que hayáis abordado este tema….suele ser algo tabú, sobre todo, si no se está “a favor”.

    A mí me parece respetable tanto un parto en casa como un parto en hospital, siempre y cuando, las personas estén totalmente informadas de todo cuanto proceda.
    Yo dí a luz en el hospital y aunque me practicaron la episiotomía, salí muy contenta con el trato recibido. Me dieron todo tipo de comodidades. Mi chico estuvo conmigo desde el minuto cero. Me dejaron comer. Estaba monotorizada, sí, pero podía levantarme y dar paseos. La epidural la pedí yo, eso no había dios que lo aguantara 😛
    Nunca pensé, que si me rajaron fue porque a la matrona le apeteció, dí por sentado, que era necesario, después de 18 horas de parto, y casi 2 horas empujando.

    Lo que a veces suele pasar, es que para defender una postura se critica la otra, como si los que parimos en hospitales fuésemos unos desalmados…eso es lo que no me parece respetable.

    Vosotros habéis abordado el tema de una forma perfecta para generar controversia pero sin herir a nadie!!

    Un besote

  37. Boom says :

    Respecto a lo que comentas sobre procedimientos judiciales, no soy abogado pero desde mi punto de vista lego, coincido totalmente contigo.

  38. pmanrique27 says :

    Fantástica entrada! Comparto con vosotros todo lo que decís. Pienso que gracias a Dios, disponemos hoy día de hospitales y medios adecuados para que los partos se produzcan de manera más segura tanto para los bebés como para las madres.

    Evidentemente, las técnicas siempre pueden ser mejoradas, y por supuesto, hay que aumentar más la consideración y el respeto por los protagonistas (mamás y bebés). Pero para mí, es imprescindible que el momento transcurra en un hospital donde ante un momento de emergencia existen los medios e instrumentos necesarios para un resultado satisfactorio. El resto pasa a un segundo plano ante la posibilidad de muerte de cualquiera de ellos.

    En mi familia, en una época anterior en la que los partos se producían en casa con ayuda de una matrona, se vivió el caso de que la mamá desgraciadamente murió durante el tanscurso del mismo. Y sí, la hija vivió (mi madre) pero crecer sin madre en un primer momento no es nada fácil. Es cierto que la época era muy diferente al día de hoy.

    Yo no comparto para nada la idea de los partos en casa (aunque respeto lo que así lo hagan). Yo ya he vivido dos partos en hospital (tengo dos hijos preciosísimos ;-)) y mis experiencias, por suerte, han sido muy satisfactorias en el hospital. He tenido la suerte de encontrarme con personal muy amable, considerado y preparado que me han ayudado. También entiendo, que, como en todos sitios, es cuestión de suerte y que puedes encontrarte de todo. Y sobre todo, dependiendo de como te vaya el parto. De si tienes más o menos complicaciones.

    Yo voto por un parto en hospital, siempre. Como decían nuestros abuelos “en un parto, la muerte pasa por debajo de la cama”. Que no se nos olvide que, aunque el parto es un proceso natural, implica una serie de riesgos que por suerte, hoy día podemos minimizar. Por muy natural, espiritual, y bonito que a alguien le pueda resultar parir en casa, los riesgos aumentan. Y yo nunca podría perdonarme, que, por no llegar a tiempo al hospital, mi hijo hubiese podido morir. Prefiero mil veces una episotomía hecha sin necesidad que la posibilidad de un riesgo mayor. Tampoco todo está justificado, no me confundáis. Todo es mejorable siempre.

    Pero por supuesto, respeto otras opiniones. Esta la mía basada en mis experiencias personales.

    Respecto al debate de que podemos decidir como educar a nuestros hijos, eso es otro melón por abrir. De momento, la decisión de a qué colegio llevar a nuestros hijos, no está en nuestras manos, sino en el resultado de un proceso de adjudicación en el que la suerte juega un importante papel.

    Enhorabuena por la entrada. Me encanta.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Gracias por comentar por primera vez en nuestro blog, Pili! Nos encanta verte por aquí. Tu sensibilidad hacia este tema es muy similar a la nuestra. Eso sí, nos has dado un poquitín de dolor de cabeza con lo de la educación… el año que viene hay que empezar a buscar un cole para el guaje en Madrid y solo de pensar en ese proceso de adjudicación… uf! 🙂

      • pmanrique27 says :

        Siento el dolor de cabeza, je, je…nosotros es que estamos muy sensibles con eso porque el año pasado empezaba el cole nuestro hijo mayor y no conseguimos plaza en el cole que deseábamos (en realidad, no nos dieron plaza en ninguna de las 5 opciones de coles que pusimos, que ya es mala suerte). Y la sensación de impotencia es muy grande. Pero seguro que a vosotros os va mejor, ya verás. Es un proceso complicado, pero verás como tenéis suerte!!!! Ya me contarás. Felicidades por el blog. Me gusta un montón. ;-))))))

  39. Elena says :

    Susana te agradezco el comentario, e insisto: yo no comparé el parto a una enfermedad, te lo vuelvo a repetir, utilicé un mero ejemplo, sólo eso, un ejemplo (hay un comentario anterior que habla de un taller y un mecánico, y supongo que eso como no es médico sí lo has entendido como tal)
    E insisto, que yo también soy madre, que por cierto me sorprende que digas que no entras a valorar si soy buena o mala madre porque es obvio, no puedes, no me conoces (pero si, lo soy, como todas las madres, imperfectamente perfecta! jajaja 🙂 ). Sin embargo aquí si se opinaba sobre parir en casa o en hospital (no lo que es mejor o peor porque esto ya ha quedado claro, es algo muy subjetivo, y vuelvo a repetir, todas las opciones son respetables)

    Lo que me sorprende es que me digas que si me ofendo y que según tú digas que tengo que tener más respeto a madres e hijos, como si yo no fuera madre y tuviera hija, y como que si todos los que no opinamos igual que tu fuéramos unos irrespetuosos.

    Lamento que no lo hayas interpretado o que yo no haya sabido transmitir correctamente.
    Supongo que mucha gente podría interpretar también lo mismo que yo he interpretado de tu comentario, por lo que agradezco tu sugerencia de la que tomaré buena cuenta y del mismo modo, te sugiero a ti que te la apliques, porque lamentablemente cuando escribimos no se nos entiende en qué tono escribimos y, en efecto, puede dar lugar a “desencuentros”.
    Como sabrás, los comentarios son moderados previo a su publicación, por lo que, salvo que los autores consideren que debo cambiar mi forma de expresarme porque para eso como bien ellos dicen es su casa – que he repasado y no considero que ofenda a nadie, es más, hay otros comentarios que son más agresivos – he procurado ser respetuosa con todos mis comentarios y más con los “dueños” del blog que me encantan.

    De todas formas insisto, los debates desde el respeto siempre son enriquecedores, es más, prefiero ver los puntos de vista distintos al mío, bien para reafirmarlo, bien para cambiarlo.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Ejem, ejem… por alusiones. 🙂

      Los comentarios no son moderados salvo la primera vez que alguien escribe en el blog. Ayer durante un par de horas por la noche los moderamos porque por un momento parecía que iban a saltar chispas pero no llegó la sangre al río.

      Al respecto de vuestra pequeña disputa, he de aclarar que, yo paparracho, conozco a Susana desde hace años y la puedo llamar amiga y que a ti no te conozco (creo) pero que eso es lo de menos. Creo que en todo momento habéis mantenido un tono exquisito en los comentarios cada una desde vuestro punto de vista y que os habéis enredado un poquitín con este detalle en el cual yo también confieso que en todo momento interpreté como ejemplo lo de la enfermedad que decía Elena. Creo que nada más lejos de su intención que equiparar ambas cosas.

      Gracias por ese tono tan elegante que mantenéis aunque se note algo de tensión detrás de esa flema británica que os gastáis ambas 😉

      • Elena says :

        Jajaja qué va!!! por lo menos tensión por mi parte no!! jajaja 🙂 Es que es cierto que escribiendo no se sabe el tono en el que se dice (y yo debe ser que escribo muy seria…será deformación profesional ups!)
        Es que emplear un lenguaje muy coloquial en algo tan peliagudo como esto, y con gente que no te conoce, es complicado, por eso al utilizar una forma de escribir más seria para ser eso, más respetuosa e hilar fino para no herir a nadie, ni más faltaba! pues parece que suena más “solemne” de lo que realmente es. Uy!!! además, es que es cierto todo lo que digo, me encanta conocer toooodas las opciones no ya para opinar (que eso bueno, como dice mi abuela, las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno!), sino para mi propio bagaje. Ahora pienso así por mis circunstancias, pero el día de mañana mis circunstancias cambian y yo cambio con ellas 🙂 (ay!! quien me iba a decir a mi… madrileña hasta la médula y voy y me caso con un vasco y doy a luz en Barcelona!!! y yo que no quería casarme y no me gustan los niños!!! y mira ahora…. con la mía se me cae la baba…)

  40. Susana says :

    Elena, no voy a pedir disculpas puesto que considero que no he faltado el respeto a nadie, sólo te pedí que no equipararas (como bien dice Nacho, puede tomarse como un ejemplo… o no) un embarazo con una enfermedad por respeto a los que han vivido eso.. Con respecto a mi sugerencia, eres libre de aceptarla o no, yo te lo digo de buenas, si te lo quieres tomar a mal, es cosa tuya. No fui la única que aludí a que se podía entender que equiparabas ambas cosas, por tanto, no creo que vaya tan desencaminada.

    Gracias Nacho por tu comentario, creo que es bastante importante por el bien del debate que las cosas se mantengan en una línea, como bien se ha dicho, de respeto, yo no vengo aquí a juzgar u ofender a nadie, sólo a expresar mi opinión.

    Por cierto, Elena, me gustaría que reflexionaras sobre esta frase “yo no comparé el parto a una enfermedad, te lo vuelvo a repetir, utilicé un mero ejemplo, sólo eso, un ejemplo”. Sí, es un ejemplo que compara un embarazo con una enfermedad. A buen entendedor pocas palabras bastan (y no van a malas mis tiros, si alguien quiere tomárselo así, es, repito, porque quiere, no vengo a atacar a nadie).

    • Paparracho y Mamanatas says :

      La madre que te parió, Susana, no me revoluciones el gallinero!

      La equiparación del ejemplo no es por la enfermedad sino por la necesidad de asistencia médica. Y en eso hemos visto que estamos todos de acuerdo.

      Es una de las cosas que mamanatas y yo hemos aprendido en este debate: que la asociación El Parto Es Nuestro rechaza cualquier tipo de parto domiciliario en la que no haya asistencia médica profesional y un protocolo de emergencia bien definido. Y eso nos gusta (aunque a nosotros, como a Elena, nos sigue pareciendo insuficiente).

      Puesto que en ambos casos se necesita una asistencia médica, el ejemplo cabe y si no nos ponemos quisquillosos, no hay ningún tipo de falta de respeto. Al menos yo no lo veo así y Elena ya ha lamentado que no lo hayas entendido así, o mejor aún, que ella no haya sabido transmitirlo.

      No le des más vueltas, bicho! 😛

    • Elena says :

      Susana creo que aquí debe terminar este “debate”.
      Ok a lo que dices y de nuevo te agradezco tus sugerencias.
      Lamento si puede inducir a error, aunque de verdad de verdad que no lo veo por ningún lado, especialmente porque he parido y no me he sentido una enferma.

  41. Yaneth says :

    Este post si que no me lo esperaba pero los felicito. En mi opinión ha estado muy acertado. Al menos yo comparto enteramente su opinión. Desde el respeto y los datos documentados han conseguido exponer paso a paso una cuestión bastante “peliaguda” por estos días. Lo dicho, los felicito. Un abrazo a los tres! 😉

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Hola, Yaneth. Por una vez nos quitamos un poco la careta de payasos y menudo embolado. De todas formas, creemos que está mereciendo mucho la pena aunque no nos prodigaremos demasiado a menudo con entradas serias.

      Por cierto, creo que ya sé por qué interpreté que eras argentina. No solo el nombre, sino el uso canario de la tercera persona del plural y el ustedes. 🙂

  42. Madre de un bebote says :

    Amigos míos, cómo está el tema no?….os cuento uno de chiquito, para aflojar….

    • Paparracho y Mamanatas says :

      paparracho es muy de Chiquito y el guaje apunta maneras, así que seguro que te lo agradeceremos!

      Pero bueno, la sangre no ha llegado ni mucho menos al río. Ha habido muchos debates sobre esto en la red en estos días y el de este blog ha sido de guante blanco! 🙂

  43. Albertina says :

    Un apunte: una doula NO asiste médicamente un parto, su figura es cmpletamente diferente a la de la matrona, la doula da apoyo emocional a la familia, no solo durante el parto si no también durante la preconcepción, embarazo y postparto. Una doula puede estar presente en un parto en casa y también en un parto hospitalario, dando apoyo EMOCIONAL a la madre, en ningún caso se trata de personal sanitario. Por eso mismo en un parto en casa tiene que haber médico o comadrona, la funcion de la doula no es esa, y precisamente por eso NO tiene formación sanitaria, aunque sí formación especializada en la labor que hace, que es la de acompañar.

  44. mama novata says :

    Hola. Me ha gustado vuestro post. Suelo leer blogs con otras ideas y viene bien refrescar la mente y escuchar otras opiniones, sobre todo cuando están tan bien argumentadas. Fijaos que soy médico y no tengo yo muy clara mi opinión sobre los partos en casa…para mí, prefiero parir en un hospital, con respeto a mi autonomía en la toma de decisiones y un trato humano. Como cualquier paciente que acude a un centro sanitario, digo yo. Pero no me atrevo a criticar a las que eligen dar a luz en su casa si están bien informadas, son atendidas por profesionales y tienen un hospital cerca. No creo que sea penable cuando en otros países europeos es una opción frecuente para dar a luz, cubierta además por el sistema público de salud.

    Por cierto, en lo de la episiotomía, pues si la madre te dice que no quiere episiotomía, sí que es ético no hacérsela, siempre que no peligre la vida del bebé. Como médico informas y aconsejas de lo que crees que es mejor, pero, salvo excepciones, siempre es el paciente el que tiene la última palabra.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Gracias por tu participación, mamá novata! Siempre es un placer recibir a profesionales del medio como tú para que aporten una perspectiva diferente a la de los padres, aunque a ti te toca de cerca por ambos sitios.

      La verdad es que nosotros hemos aprendido mucho con los comentarios de este post, porque hemos visto que los grupos de apoyo al parto en casa, en general, rechazan las opciones no medicalizadas y por tanto es mucho más razonable de lo que pensábamos en un momento. Seguimos pensando lo mismo que tú, en cualquier caso: que lo mejor es un parto en un hospital pero en el que se respeten los deseos de la madre sobre el proceso.

  45. Lyra says :

    En el momento que las cosas sean como recomienda la OMS, dejará de existir este debate. Mientras tanto, no es el periné lo que hay que respetar (que también) sino la voluntad de la mujer. Toda intervención que se vaya a realizar sobre la madre y el bebé debe estar autorizada por ella, igual que debería ocurrir fuera del ámbito del parto para cualquier persona. Eso sí, para eso debe existir información completa y no sesgada sobre TODAS las consecuencias (buenas y malas) que supone cada intervención y de TODAS las alternativas posibles.

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Estamos bastante de acuerdo, aunque creemos que es difícil de conseguir esa información no sesgada, ya que la información siempre tiende a estar sesgada de acuerdo muchos factores, principalmente a nuestra ética. Al menos tenemos la suerte de vivir en esta época donde uno puede encontrar información de todo tipo y todo sesgo y sacar sus propias conclusiones. Gracias por pasarte por aquí, Lyra.

  46. Marta says :

    Me he leído todo el post y comentarios, aunque veo que algo tarde.
    aunque ya nadie lo leerá, sólo decir que una de las razones por las que una madre decide dar a luz en casa suele ser el queen el hospital, a base de hacer y de hacer, se complican mucho los partos, y después hay que arreglarlos, y terminar salvando a nuestros bebés y a nosotras de algo que se ha provocado artificialmente, es decir, en casa no hubiera ocurrido: posición tumbada boca arriba sin movimiento, chute de oxitocina, tactos varios, epidural+oxitocina=sufrimientofetal en muchos casos, inducción=no progresión=cesárea en muchos casos, etc.

    Respecto lo que se ha dicho de que luego te dan al bebé y se olvida todo, me gustaría decir que no es cierto, que muchas mujeres nos quedamos con un poso de rabia, de soledad, de tristeza y de incomprensión durante mucho mucho tiempo, con los efectos en la relación de pareja y un larguísimo etc, que ese dolor no es tenido en cuenta por los profesionales, no existe, y se genera aun más aislamiento.
    Por eso han tenido tanto “exito” asociaciones como El Parto es Nuestro, porque las mujeres que se quedan “tocadas” tras un parto al uso, se encuentran, se reconocen, se dan cuenta de que todo eso ha sido innecesario, y se unen para luchar por sus bebés.

    Los padres que apuestan por un parto en casa, precisamente lo que están poniendo por delante es la seguridad de sus hijos, que saben de la importancia en la salud futura el modo en que nacemos.

    Ahora, a leerme otros post, de los de reirse, que me han dado ganas despues de tantos comentarios.

    (Por cierto, da que pensar que de la muerte que nos enteramos, de un parto en casa, sea una en Australia: bastante seguro parece el parto en casa, si el caso de muerte ha ocurrido allí, no creéis?)

    • Paparracho y Mamanatas says :

      Pues sí que llega un poquito tarde, sí. Menos mal que esto es inteligente y nos avisa, que si no…

      Entiendo muchos de tus argumentos, aunque también creo que tomas la parte por el todo. Parece que das a entender (quizás no es así), que lo más normal o frecuente es que los partos en hospitales se compliquen y que a los bebés haya que salvarlos. Además, asocias la epidural con el sufrimiento fetal, algo de lo que no existe evidencia científica alguna (aunque sí argumentos personales escritos con la mejor intención pero que no pueden ser tomados más que como percepciones o sensaciones individuales), al menos que yo conozca y me informé sobre el tema bastante en el momento de escribir esta entrada.

      También hablas de que muchas mujeres se quedan con ese poso de rabia y malestar durante mucho tiempo, pero ¿cómo cuantificamos ese “muchas”? Yo tengo muchísimos amigas que han tenido hijos, algunas con partos sencillísimos y otros bastante duros, pero en ninguno de los casos ha habido ese sentimiento que describes. Por supuesto que mi muestra no es indicativa de nada por pequeña, pero solo trato de poner en relieve que muy probablemente ese número de insatisfacciones es alto en términos absolutos, pero no tanto en porcentuales. En cualquier caso, esto no se trata de una guerra de cifras, sino de optar por una forma de parir u otra. Afortunadamente, tenéis la opción de parir en casa quienes lo deseéis y existe la forma de hacerlo con más seguridad cumpliéndose una serie de protocolos sobre la distancia a un centro médico por si hay una emergencia o la existencia obligatoria de personal sanitario (esto es algo que aprendí con los comentarios y que matizó mi forma de pensar sobre el tema).

      Yo sigo considerando que hay un riesgo en esos partos en el hogar, quizás principalmente latente y muy probablemente magnificado de forma subjetiva por mí, pero que en cualquier caso, hacen que yo no esté dispuesto a asumirlo.

      Lo de que el caso que se conozca sea el de Australia no es por casualidad, sino porque la afectada era una conocida defensora del derecho a parir en el hogar. Y precisamente demuestra que no es seguro, porque ocurre hasta en países tan avanzados como Australia y a personas con preparación específica como ella. Allí, como aquí, son casos reducidos. En los países de África o Asia, donde lo normal es parir en casa, las cifras de mortalidad neonatal son sencillamente inaceptables para la condición humana.

      Gracias por pasarte por aquí y expresarte como lo has hecho. Esperamos que te guste el resto del blog. Un abrazo.

Trackbacks / Pingbacks

  1. Decálogo para escribir un blog no ñoño | entremadres - 27 febrero, 2012

Comenta lo que te apetezca!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: