Ateo, pero muy navideño

Esta entrada no va a ser como las anteriores… no contaré anécdotas lamentables en cenas ni cosas supuestamente divertidas. Escribo porque nado perdido en un mar de dudas y quizás entre los que se pasen por este casi neonato blog podrán darme alguna sugerencia.

La historia comienza así: nací en 1975 en una familia no prácticante pero católica. Ya me entendéis: no pisaban la iglesia más que en bodas, bautizos y comuniones, pero tampoco puedo decir que no fueran creyentes. Había que remontarse una generación atrás para encontrar un ateo en mi abuelo Nicolás, aunque teniendo en cuenta lo que le tocó vivir tras 1939, no era algo de lo que hiciera precisamente ostentación.

mamanatas: No es por ser aguafiestas… aparte de la BBC te ha faltado mencionar los funerales… ya sabes, “no somos nadie” y todas esas cosas.

En aquella época, no bautizarse era una auténtica rareza, por lo que siendo un tierno bebé fui bautizado y luego seguí el camino más trillado; catecismo a los 7 y primera comunión a los 8. Aquello debió de impactarme mucho porque tengo un recuerdo vívido de pensar en la camita que si me moría me gustaría que me enterrasen en Jerusalén junto a Jesús. Así era mi ego por aquella época. ¡Angelito!

mamanatas: Esto de hacer un blog bicéfalo me hace descubrir cosas nuevas sobre ti, yo que siempre digo que te conozco como si te hubiera parido…

Por si las moscas (ya sabe usted que yo soy la agnóstica de nuestra familia) le daré un consejo, Woody Allen mediante: “No creo en una vida más allá pero, por si acaso, me he cambiado de ropa interior”. Así que ya lo sabes, y no vale con darle la vuelta y lo marrón pa’trás!

Luego comencé a ir a un campamento de verano con una parroquia. Las únicas actividades católicas en los 15 días de verano consistían en dos misas de domingo de 30-40 minutos en las que cantábamos y representábamos algún pasaje bíblico. Estuve yendo allí desde los 8 hasta los 22 como acampado y monitor. Pasé muchos de los mejores veranos de mi vida e hice grandes amigos. Amigos con los que, para mantener el contacto durante el año, iba a post-comunión, preparación a la confirmación y confirmación. Incluso llegué a ser catequista 3 ó 4 años.

mamanatas: Qué me vas a contar a mí: colegio de monjas, comunión, campamentos de las Juventudes Marianas Vicencianas… y lo bien qué me lo pasaba (a pesar de que el mío sí que era más religioso). De todas formas nada de confirmación y de catequista duré dos telediarios porque ya veía yo que yo no… Abandoné antes que tú.

Reconozco con cierta vergüenza que en aquellos momentos de catequista y confirmación, ya era bastante escéptico con el asunto religioso, por lo que podría decir que esta fue una de las escasas ocasiones en que el pragmatismo pesó más que la coherencia en mi vida. Con el paso de los años, el escepticismo se volvió agnosticismo y, éste, en ateísmo. Finalmente, decidí apostatar (cosa milagrosamente posible en el arzobispado asturiano al menos hasta hace unos años) y ahora puedo decir que nada me une a la religión católica de manera formal.

mamanatas: El milenarismo va a llegaaarl!! (con tanto “ismo” no he podido evitarlo). Jajajaj, me parto yo sola!

¿Nada me une al catolicismo? No en creencias, pero las tradiciones católicas están fuertemente enraizadas en la sociedad y, francamente, la navidad me apasiona. En mi familia siempre hemos sido muy navideños. Es un drama si no conseguimos juntarnos en navidad, nos enviamos postales, nos encantan las luces, los villancicos y, sobre todo, somos fans enfermos de los reyes magos. Yo me enteré de la historia con 6 años, yendo a 1º de EGB, cuando me lo dijo un compañero de colegio un año mayor. ¡Qué puñalada en el corazón! Recuerdo con odio la cara de ese niño todavía, lo juro. Mi madre siempre me cuenta que llegué a casa y les dije:

– Mamá, papá, os voy a preguntar una cosa, pero no quiero que me mintáis. Por favor, decidme la verdad: ¿los reyes sois vosotros?

Mi madre encontró mi planteamiento tan maduro que hizo de tripas corazón y, al borde de la lágrima, confesó. Estaban tristes porque pensaban que era muy pequeño para perder la ilusión, pero no fue así. Mi hermana acababa de nacer y yo sentí la necesidad de colaborar con ello, así que empecé a ayudar a mis papis con la peque, seguí yendo a cabalgatas, empecé a poner yo reyes no monetarios y empezó una espiral que nos lleva a donde estamos ahora.

Los días previos a Reyes nos pinchamos unos a otros con el “qué te traerán los reyes?”, “te habrás portado bien?”, etc. Vamos a la cabalgata el 5 y la noche de reyes estamos todos en casa y nos peleamos por ver quién es el último que lleva sus regalos al salón. Solo el primero lo hace con luz; el resto, entramos a oscuras para no ver nada de lo que podemos tener nosotros. Nos vamos a la cama nerviosos y, cuando despierta el primero, va despertando a los demás para ver qué ha pasado durante la noche. A veces, ha sido a las 6 de la mañana!!! Imaginaos, dos apóstatas como mi hermana y yo viviendo esto como si tuviéramos 4 años.

mamanatas: Sí, y aunque yo vengo de una familia a la que también le gusta la navidad, me ha superado el tema y ya estoy abducida del todo por paparracho’s family.

Pues así de kafkianas son nuestras navidades y así de intensas e ilusionantes me gustaría que fueran para el guaje, tanto en su infancia como durante el resto de su vida. Sin embargo, las cosas son muy distintas para él y para mí. Los conceptos religiosos estaban presentes en mi infancia de una manera clara aún no siendo practicante mi familia, pero nosotros no tenemos ninguna intención de formar religiosamente al niño. ¿Cómo explicarle  quiénes son los reyes magos? ¿Y Jesús o la Virgen María? ¿Por qué se llama “portal de belén”? La iconografía está presente en la cabalgata, en la iluminación navideña… en todas partes. Tengo miedo de que si quito lo sobrenatural de esta historia pierda parte del interés que despierta lo mágico en los niños. El año pasado solo tenía 8 meses y este aún será pequeño para plantear dudas, pero este momento llegará y no sé muy bien cómo afrontarlo.

A ver si hay suerte y alguien nos da un buen consejín para aprender a convivir con nuestra incoherencia navideña. Mientras tanto, aprovecho para desearos que paséis unos días estupendos con vuestra familia y amigos, lo mejor para el 2012 y que os traigan mucho los reyes! Os dejo con una foto familiar para felicitar estas fiestas. Yo quería ponerla en el blog y mamanatas no me dejaba, así que he optado por una solución intermedia!

¡Feliz navidad a todos!
mamanatas:  Dios! (si se me permite), se puede dar la apariencia de ser más frikis que nosotros?! (de verdad, que luego  somos bastante normales, joer)
Anuncios

Etiquetas: , , , ,

About paparracho

paparrachoymamanatas.wordpress.com

50 responses to “Ateo, pero muy navideño”

  1. Cristy says :

    Me he quedado alucinada con lo de que habeis sido Catequistas!!!!
    Yo tengo que admitir que cuando era pequeña me imaginaba que los Reyes venían de Oriente y todas esa imaginación que se tiene cuando eres una guaja.
    Siendo como sois vosotros, seguro que al final le transmitireis el entusiasmo e ilusión que teneis en la familia por estas fechas, y no importará la creencia ni la historia de todo ello.
    Felices fiestas para los 3 y que sepais que ya me teneis enganchada!!!

    • paparracho says :

      Bueno, es que mi historial evolutivo religioso es amplísimo… y me he ahorrado multitud de detalles porque el post ya era demasiado tocho! jajaja

  2. Noe says :

    Joder, yo consejos no tengo, pero estaré atenta a los comentarios para cuando la piquiruila me pregunte a mí (ya que estamos familiares…). Lo que sí tengo son montones de lágrimas en los ojos :_)

    Vivan nuestras Navidades raras!

  3. Cristy says :

    De raras nada, son entrañables y eso se lo debeís a los peazo de padres que teneís, que estoy seguro que vosotros no bajareis el listón!!!!

  4. Paula says :

    En realidad es mucho más fácil de lo que parece. La parte “clásica” la tendrán igualmente porque aunque vosotros no se la transmitáis, muchos de sus compañeros de clase harán la comunión, algunos de vuestros primos se casarán y ellos preguntarán de qué va todo eso. Si quiere ampliar información siempre puedes llevarlo a misa para que vea el tostón que es (yo al mío le llevé a San Lorenzo una tarde lluviosa y oscura, puedes llevarlo a Covadonga a ver una misa cantada con la escolanía y tal pero corres el riesgo de que le guste…). Por otra parte, mis hijos se sienten privilegiados por ir a No-Reli, porque es la clase más divertida en que ellos y cuatro amigos (un, dos, tres y cuatro) hacen cosas diferentes con la profe o van a la biblioteca mientras los otros 21 “estudian”. Y la explicación de “es que hay gente que cree pero papá y yo no creemos, tú haz lo que quieras” te vendrá muuuy bien cuando llegue la pregunta de los Reyes, yo desde luego (la que grita más que nadie cuando pasa Melchor en la cabalgata) pienso negarlo todo a pies juntillas e insistiré en que eso es como lo de la Virgen, que hay gente que cree y gente que no y en nuestra casa CREEMOS.

    • paparracho says :

      O_O Me he quedado ojiplático, Paula, porque iba todo muy bien y muy claro, pero en el último tercio de comentario no me he enterado de nada… a ver si me queda claro. No sois religiosos, los neños no van a clase de religión y eres muy melchorista (yo debo ser, con mi madre, el único gasparista reconocido, todos sois de Melchor o Baltasar), pero a lo que le dices que hay gente que no cree y gente que sí y que vosotros sí, ¿te refieres a los reyes magos? o sea que, a los niños les dices que hay gente que cree en dios y gente que no y vosotros no, pero que en los reyes hay también de todo pero vosotros sí? Menudo lío… esto habrá que aclararlo con un par de botellines de sidra esta navidad!

      • Paula says :

        Jajaja, ya me dí yo cuenta de que me estaba liando yo misma conmigo misma… pero sí, básicamente es eso. Nosotros no creemos en Dios ni en la Virgen pero respetamos que hay gente que sí (y como es algo muy personal de cada uno, mi hijo puede elegir si quiere creer o no, y ha elegido que no). Y luego están los Reyes, el ratoncito Pérez, Mickey Mouse… en los que yo creo (y él ha elegido que sí, que él también). No tiene mucho misterio porque, con la excepción del ratoncito, a todos los demás los hemos visto, mientras que los demás no han visto nada y encima “dicen que Dios hizo el mundo!! ¿en base a qué?!!”. Ah, y al ratoncito no le hemos visto pero ahí que está siempre la monedota de chocolate cuando se cae un diente, y no sólo si se nos cae en casa, que en casa de la abuela también nos encuentra (y hasta nos ha dejado notas y billetes de diez euros, que las abuelas tienen enchufe :-). Jajaja, lo dicho, con una sidra te lo dejo ya todo claro eh.

  5. Rebe says :

    Buenoooooo, todo muy bonito (confieso que también tengo la lagrimilla en el ojo, el derecho para ser exactos), pero ya estoy yo aquí para sacar los trapos sucios! En toda fiesta hay un agua-fiestas 🙂 No contáis el pollo y las discusiones que montáis la noche previa al gran momento. Quién va primero a dejar paquetitos? Que apagues la luz!!! Por qué envuelves ese regalo aquí? Sí, sí… ya sé que dirás que es la tensión del momento, los nervios, la ilusión, etc. pero yo creo que lo que pesa aquí es el gen González-López! Sí, el mismo gen que hace que seais estupendos y que sea una pasada pasar las Fiestas Navideñas con vosotros 🙂
    Confío que si a mí, atea talludia y consciente de las mentiras de la Navidad, habéis conseguido contagiarme la ilusión y los nervios de estas Fiestas, seréis capaces de hacer que el guaje lo viva con la misma intensidad que vosotros, porque el fondo religioso que hay detrás de todo este berengenal es lo de menos. Lo importante es disfrutar y vosotros sabéis hacerlo muy bien! Doy fe!
    Ea, y pongo final a este discursillo con mis mejores deseos para mamanatas, paparracho, guaje, tía, tío, sobrina, abuelo, abuela y… como no, perrín!!!

    • paparracho says :

      Bueno, Rebe, ya sabes que nosotros somos muy de hablar a voces y parecemos enfadados, pero viene de serie! Lo de esa noche es por lor nervios, que están a flor de piel.

      Por cierto, ¿qué te traen los reyes este año en mi casa? Al perrín que le traigan unos andares armoniosos como los que tenía hasta el verano, el pobre, y un muñequín que haga ruido al morderlo… cómo le gustan!

      • Rebe says :

        Lo dicho, el gen, el gen-io y figura xD
        Lo que me dejen a mí sólo Sus Majestades lo saben… (ahora me vendría bien la imagen de un angelín aleteando cual niña buena que no rompe un plato) pero y a ti? Mira que he oído a Aliatar, ese gran desconocido más allá del Negrón (o más acá), que este año los Reyes vienen cargaditos de carbón! Has sido bueno? 😉 Uys, y has escrito la carta? Ay, ay, ay, que no van a saber lo que pides. A ver si te van a traer una figurita de Cristo de Lladró pensando que te hace muuuchíiiiisima ilusión.. :-p

  6. Manana. says :

    El güaje,sentirá tanta ilusión como vosotros.Asi que no creo que le haga falta ninguna explicación.
    La Navidad,es ilusión,es juntarse con la familia y los amigos.Eso es la Navidad.
    Estoy segura,que sabreis inculcarle al güaje estos valores.
    Bueno y después de esto,sólo me queda deciros,que tengo muchas ganas de veros,para celebrar eso que todos llamamos “NAVIDAD”.
    Besinos.

    • paparracho says :

      Oye, y la cabalgata esta año dónde la vemos? Que han cambiado el recorrido, cuñá!!!!

    • mamanatas says :

      Anda que no prestan las navidades en familia!! y con guajes pequeños más!!

      Así que como las tuyas ya están muy creciditas, ya sabes, a por la familia numerosa, jajajaajaj

  7. blogdemadre says :

    Poco consejo te voy a dar amigo, porque me hallo en la misma situación que tú. Soy de pandereta y villancico rápido pero aún me sale sarpullido y picor frenético recordando mis 12 años en colegio religioso.
    Intentando autojustificarme, he llegado a la conclusión de que la Navidad es como los tampax, o los kleenex… marcas que están tan metidas en nuestras vidas que un juez dio potestad en su día para utilizarlas como términos comunes. Así, mi navidad es laica…. Y que me quiten lo bailao.
    Las dudas más gordas se me enganchan a la redecilla al pensar qué haremos cuando Lasniñas tengan necesidad de entender. ¿Condiciono? ¿No condicino? ¿Juzgo? ¿No juzgo?
    Como Escarlata…. ya lo pensaré mañana…

    • paparracho says :

      Bueno, madre, como lamayor le saca dos años y medio al guaje, estaremos muy pendientes de tus avances navideños! Eres nuestra maestra jedi religiosa-festivalera!

  8. estoesparauna says :

    Mis queridos paparrachos y mamanatas, me congratula informaros de que como frikis, sois unos aficionados jeje
    para frikis, estos: http://www.damncoolpictures.com/2011/12/50-worst-christmas-pictures-ever.html
    Con nuestro monstruo estamos igual, yo nos definiría como “me quedo con lo que me da la gana y para qué vamos a etiquetarlo?” pos eso.. que vivan las luces, los villancicos empalagosos y los kilos extra sin remordimientos! ;o)

    • paparracho says :

      La madre que me parió! Pero ¡¡¡¡¿esas fotos?!!!! Me he quedado traumatizado con las familiares en que todos van en pijama y el padre desnudo! OMFG!!!!!

      Y la del mono? O el salmón de papá noel? Decididamente somos gente muy normal XD

      • mamanatas says :

        buf, algunas de esas familias (o lo que sean) me han dado bastante miedo…

        Me ha gustado lo de “me quedo con lo que me da la gana”… nueva filosofía de paparracho y mamanatas?

  9. Accidentalmente says :

    Pues a mí me pasa lo mismo… Llegué hasta donde llegué con la religión y ahora, con una criatura a mi cargo, y ninguna relación con la fe y sus cosas, también me cuestiono qué navidad darle, con qué motivo, con qué explicación…
    En fin, que el tema tiene su aquel, no te creas, y que me veo delante de los adornos navideños sin saber si coger un belén, un arbolillo o pasarme a la tradición judía y hacer oídos sordos a las fiestas…
    Ay, qué dudas más tetud… ah, no, que aquí no iba eso, perdón…
    Un abrazo seres!!

    • paparracho says :

      Pues menuda sorpresa que me estoy llevando, que resulta que aquí somos casi todos medio heréticos con pasado! Como la tuya también va con ventaja, estaremos pendientes de tus decisiones.

      Y lo de los judíos, cuidao, que ellos no hacen navidad pero sí hanukkah. Casualmente, como buena fiesta pagana en origen, cae en diciembre (las celebraciones de solsticio de invierno es lo que tienen) y también hacen de las suyas ellos. ¿Eres fan de “Friends”? Si es así, te acordarás del capítulo en el que unos celebraban la navidad y otros hannukah y Ross, para ir disfrazado solo encontró un disfraz de armadillo. “Soy el armadillo navideño!” decía él.

  10. estoesparauna says :

    por cierto, cómo hicisteis para vestir de papá noel al peque?? aún escupo pelos blancos del gorrito de papá noel que intenté ponerle la semana pasada a Jomio, me lo tragué…literal.

    • paparracho says :

      El nuestro es un bendito, amiga! Menos cuando está empeñado en hacer una cosa y no le sale, que da miedo acercarse a él en ese momento, se deja hacer de todo, y es que lo de disfrazarse le encanta!

      • estoesparauna says :

        pero ni se te ocurra disfrazarlo de regalo o abeto navideño!! espero que ahí por lo menos saque dientes y uñas jeje
        Tremendas las fotos, eh?? como frikis nos queda mucho por aprender (por suerte! :p)

  11. Manana. says :

    Lo de la familia numerosa,lo dejo para vosotros,y lo de la cabalgata,todabía no se el recorrido.Besinos de todos,dice la güaja pequeña:)

  12. Manana. says :

    quería decir TODAVÏA,madre,si me ven las monjas,hablando de todo un poco 🙂

  13. Nuria says :

    Es maravilloso saber que no soy la única con ese tipo de preocupaciones, porque la mágia de la Navidad es única, y no quiero que crezcan sin ella… pero ¿con dios? mmmmm que va!!!

    Saludos

    • paparracho says :

      Lo dicho, tendremos que montar un grupo de padres de fe marchita y hacer un fiestón navideño de los que marcan una época!

  14. Mousikh says :

    Me encanta esto de leer a dos bandas! Mi historia con la religión es tiene mucho en común con la vuestra. Lo confieso! Yo también fui catequista, je, je… y tengo un dilema parecido, aunque mi peque tiene 19meses y eso me da algo de margen.

    Quizá puedes hacerle partícipe de la historia, pero como un cuento, sin darle connotaciones religiosas. Jesús puede ser sólo un niño especial, que quiere hacer cosas buenas, no sé. A ver si luego nos contáis cómo lo habéis resuelto, me interesa conocer vuestra experiencia.
    Feliz Navidad!!!!

    • paparracho says :

      Quieta parada, que el nuestro tiene también 19!! De momento, mutis por el foro hasta que pregunte algo. Por ahora me inclino por el jesús libertario, que fue tan importante que luego su historia fue creciendo como una bola de nieve hasta que mucha gente creyó que era el hijo de dios, no sé si me explico.

      La ecuación encaja genial, lo malo es que los evangelios dicen que los reyes magos fueron a verle cuando nació, así que ya tenía que ser importante por aquel entonces… algo se nos ocurrirá! 🙂

      Feliz navidad, amiga!

      • mamanatas says :

        Jolín, pues sí que habemus pecatores entre los padres de hoy en día…

        Iba a decir que no lo veo tan complicado pero me lo he pensado mejor: al crecer dentro de un contexto religioso creo que llega un punto que te crees la historia y ya está, hasta que lo piensas bien y eso empieza a chirriar que da gusto… además que yo no he sido muy preguntona, la verdad.
        Mira, no sé, me hago un megamix con la rubia y BdM: me quedo con lo que me da la gana, ya lo pensaré mañana, que el guaje solo tiene 19 mesecitos, y dios dirá (ahí, ahí aparece el deje católico…) 😉

  15. loulouycia says :

    jaja,pues otra que se suma a la incongruencia navidegna, despues de agnos de misas me volvi atea perdida,y aqui me tienes con un loulou sin bautizar pero con los villancicos sonando a todo trapo y escribiendo la carta a los reyes,…
    besines y feliz navidad !!!!!!

    • paparracho says :

      Entre los amigos comentantes, somos más o menos unánimes. En facebook una vieja amiga del campamento no estaba tan de acuerdo. Hay sitio para todos! Feliz navidad!

  16. Jano says :

    Quitando tu fase de catequista jaja lis Reyes en mi casa siempre han sido así. Me encanta ese día y ahora con niño y sobrinos trato de que ellos lo vivan como nosotros lo hacíamos. En mi casa solo poníamos árbol ni mi mujer ni yo somos muy creyentes. Pero este año con el peque (no bautizado) ya pusimos un Belén.
    Eso si de Playmobil.
    😉

    • paparracho says :

      Joer, Jano. Un Belén de playmobil!!!! Ese no me importaría ponerlo en mi casa (si tuviera sitio, claro, que estamos manga por hombro)…

  17. papaLobo says :

    Bueno, como ateo que lleva a sus hijos a cole religioso para mi está “algo” claro. Lo que no tengo tan claro es cómo explicarlo.
    Para mi los “valores religiosos”, esos que tanto alardean algunos, no son sino valores inherentes al ser humano que nacieron mucho antes que los chamanes y demás digievoluciones. La Navidad no es sino la celebración del cambio de estación, una bienvenida al invierno en la que se reunía la familia, se hacían regalos y como no, se cantaban canciones. Pero lo que no voy a hacer es explicarle a mi hijo de 2 años todo esto. ¿por qué? Pues porque no tiene ningún motivo y ya tendré tiempo (o lo tendrá él) de creer en lo que quiera. De momento le cantamos al niño Jesús, a la virgen y a Jose (que en breve pasará a ser pepe) y esperaremos a los Reyes Magos y a Papá Noel, no vaya a ser que nos perdamos algún regalo (que eso no tiene perdón) e intentaremos reurnirnos con nuestros seres queridos, y si, habrá discusiones, pero de esa parte es de la que menos recuerdas cuando creces.
    Un saludo a la bicefalité.

    • paparracho says :

      Tienes más razón que un santo (valga la expresión). Ese debate sobre lo de los “valores cristianos” y que occidente es lo que es gracias a eso lo he tenido muchas veces con buenos amigos. ¿Creen que si no hubiera religión iríamos por ahí sembrando el caos y asesinando sin remordimientos a nuestros enemigos? Cuando además si leyeran su libro detenidamente encontrarían muchísimos malos ejemplos a seguir… el tema es que la mayoría apenas ha pasado de las bodas de canaan y el hijo pródigo.

      Saludos, amigo lobo!

  18. Ata Arróspide says :

    Paparracho, te comprendo perfectamente. A mí me pasaba algo parecido al ver que Bob Esponja y Patricio iban a una playa, ¡¡en el fondo del mar!!, ¿cómo puede haber una playa con mar, olas y orilla, en el propio fondo del mar?, ¿cómo se lo voy a explicar cuando me lo pregunte?

    Pero tranquilo, no lo preguntan. Los niños están expuestos a muchos mensajes surrealistas y el de la blanca paloma que burla al carpintero despistado es uno más. Una fábula, una ficción. Si nadie se lo pone sobre la mesa, nunca van a plantearse que el Belén y los Reyes tengan algo que ver con un grupo de señores que sólo se mezclan con señores, y que dicen que meneársela es malo.

    • paparracho says :

      Jajajaja… había intentado mantener un tono neutro en esta entrada para no herir ninguna sensibilidad, pero con esto has puesto el listón muy alto!

  19. Lorena says :

    Nachin…yo también soy muy navideña…y aunque voy de sacramento en sacramento sin mucha convicción. .. (creo que solo me falta uno de los que tengo pensado cumplir y espero que tarde tiempo) soy también agnóstica…tu sabes … y junto con mi PASION por la NAVIDAD tengo mi fervor por la SANTINA (aunque esto pa otro blog)…pero últimamente he logrado convencerme de que la NAVIDAD en verdad es una fiesta pagana…la fiesta del SOL en la epoca romana…no es que prefiera ser romana que católica … pero bueno…
    He decorado la casa como todos los años, escucho villancicos en el trabajo, lloro año tras año con el anuncio del almendro, le puse el Belén a Jose en Madrid, bolas, arbolitos, luces y demas enseres….pero….Y MI MADRE que es tremendamente ATEA!!!!….pone el kit completo…la casa de Llanes parece la cuna de la Navidad, yo creo que Papa Noel este año nos visita!!!! Y sabes que???? Que la Navidad al menos para mi es la mejor época del año, y cuando hay enanos en casa más, y que si yo tuviera un peque le inculcaría el gusto por la Navidad que he vivido en mi casa, ese decorar el día 8 de diciembre (porque es el 8 de diciembre y ahora cuando cambien las fiestas a lunes como decoro yo la casa el 8 de diciembre!!!), esos villancicos, ese ¿Qué ponemos de cena de Nochebuena? Y que siempre sea Cordero, … aún cuando de peque le abría la puerta a mi tío el marinero que venía en navidad, ay!!!…la vida son contradicciones…y si toda contradicción es ser felices…pues si hay que contar que si la virgen, el niño, los pastorcillos, etc…pues lo contamos…que ya vendrá el día 7 de enero a tocarnos las narices y el que dice siempre “ya tenía una gana de que se acabaran las fiestas”

    • paparracho says :

      Agnóstica, con fervor por la santina, navideña, madre atea, casa de llanes como el portal de belén, familia política religiosa… lo tuyo si que es un cacao, Lorena! Como la navidad es nuestra mejor época del año, a ver si nos vemos y tomamos una a la salud del Niemeyer! Feliz Navidad, Lore!

  20. Ana says :

    Recién descubierto vuestro blog y encantada con el descubrimiento, transcribo conversación con mi hijo de cinco años en la sala de espera del ambulatorio.
    Hijo: “Mamá, qué eso que le hicieron el otro día a la prima?”. Yo: “¿Que le hicieron de qué?”. Hijo: “Lo de echarle el agua por la cabeza y la fiesta en casa de los abuelos”. Yo: “Ah, la bautizaron”. Hijo: “¿Y eso qué es?” Yo (con la lección bien aprendida): “Pues es una fiesta que un grupo de gente que son los cristianos le hacen a los bebés para darles la bienvenida al grupo”. Hijo: “¿Y mi hermano y yo estamos bautizados?”. Yo: “No, porque papá y yo no somos de ese grupo”. Aquí una madre que esperaba con su niña dio un respingo y me miró con los ojos fuera de sus órbitas. Hijo: “¿Por qué?”. Yo: “Porque no creemos en Dios”. Luego siguió una retahíla de familiares y amigos que sí creen y otra de los que no creen. Hijo: “¿Entonces mi hermano y yo tampoco creemos en Dios?” Aquí la madre le tapó las orejas a la niña. Yo: “Nooo, eso no lo sabemos todavía. Eso es algo que se sabe cuando uno es mayor”. Hijo: “¿Pero cómo de mayor, de adulto?”. Yo: “Sí, de adulto, cuando tengas unos 18 años”. Hijo: “¿Entonces cuando pueda conducir ya sabré si creo o no creo en Dios?”. Aquí la madre convulsionaba. Yo: “Exacto”.
    Hijo se queda conforme con la explicación y yo me siento francamente orgullosa de haber salido tan airosa de semejante atolladero. Pero Hijo no se había quedado conforme. Hijo reflexionó y disparó: “Mamá, que he decidido que yo no creo en Dios”.
    Aquí, afortunadamente, la madre estaba con su hija dentro de la consulta del pediatra, que si llega a escuchar la conclusión final se lanza a mi niño para exorcizarlo.

    • paparracho says :

      Bienvenida a nuestro modestísimo blog, Ana. ¡Pasa y ponte cómoda! La verdad es que nos quedamos de piedra con la situación que cuentas… no quisiera ni pensar en lo que estaría pensando de ti la otra madre, pedazo de hereje! 🙂

      Y tu hijo… qué pedazo de 5 años que se gasta! Y nos quitamos el sombrero con tu habilidad con el capote. Muchas veces está claro que lo mejor es decir la verdad sin demasiado circunloquio. Y es que a los adultos nos cuesta nada admirar la capacidad de soñar e imaginar de los niños, pero creo que en general infravaloramos su racionalidad.

  21. carmela says :

    No penseis ni le deis vueltas la Navidad se vive con alegria cada cual con su creencias,mantener la ilusion por el dia de reyes y seguro que no haran ninguna pregunta. Los que me conoceis ya sabeis que soy abuela y mayor,pero el dia de reyes voy a la cabalgata y me emociono y grito pero lo que se dice critar el nonbre de los reyes,es cierto que procuro llevar algun crio para no llamar tanto la atencion. Mi hijo tenia 6 añitos cuando me pregunto quien eran los reyes,no me dejo que pudiera salir por peteneras,porque el siempre muy sensato no daba lugar a engaños,yo quise que el siguiera con esa ilusion,le dije la verdad pero seguimos todos los años yendo a la cabalgata ,poniendo la zapatilla en el salon y levantandonos todos juntos,no nos importa el valor del regalo sino estar todos juntos y saber que poco o mucho se compro con mucha ilusion,bueno perdonar el rollo pero nunca deis dinero ni vales salir a compra co mucha ilusion Besos para todos de una abuela

Trackbacks / Pingbacks

  1. ¡Viva la Semana Santa madrileña! « paparracho y mamanatas - 11 abril, 2012

Comenta lo que te apetezca!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: